La Policía investiga una cuenta de Podemos tras reabrirse el caso de su supuesta caja B
  1. España
POR LOS PAGOS A #404 Comunicación Popular

La Policía investiga una cuenta de Podemos tras reabrirse el caso de su supuesta caja B

En octubre, el juez del caso Neurona, Juan José Escalonilla, archivó esta línea de investigación, pero la Audiencia Provincial de Madrid ordenó su reapertura en febrero

placeholder Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

La Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) investiga una nueva cuenta de Podemos en el banco Triodos. Las diligencias se enmarcan en el caso Neurona y ponen el foco en un posible delito de administración desleal con la llamada caja de solidaridad del partido, el depósito en el que se recogían las donaciones de miembros de la formación para destinarlas a proyectos sociales. La sospecha pasa por que pudieron utilizar estos ingresos para "operar al margen de la actividad inspectora del Tribunal de Cuentas, en beneficio de algunos, con perjuicio del resto de los miembros de Podemos y de los fines sociales a los que debieran dedicarse".

En octubre, el juez del caso Neurona, Juan José Escalonilla, archivó esta línea de investigación al considerar que no existían indicios suficientes en torno a la bautizada como caja B de Podemos. Pese a ello, tras los recursos interpuestos por Vox y la Asociación de Juristas Europeos Pro Lege, la Audiencia Provincial de Madrid ordenó su reapertura en febrero: "Lo cierto es que, una vez practicadas las gestiones acordadas, su resultado, lejos de desvanecer el 'fumus boni iuris' [apariencia de buen derecho], ha venido a confirmar la existencia de indicios de la posible comisión de delito", argumenta en el correspondiente auto, contradiciendo así al juez y a la Fiscalía.

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias. (EFE)

Esta línea de investigación parte de una denuncia presentada por el que fuera abogado de la formación, José Manuel Calvente, que entre otros aspectos apuntaba al desvío de 50.000 euros de la caja de solidaridad del partido a la Asociación #404 Comunicación Popular, organización que vinculaba a su vez con el diputado y secretario de Relación con la Sociedad Civil del partido, Rafa Mayoral. Por el momento, las diligencias han permitido confirmar que Podemos transfirió 30.000 euros a esta sociedad entre el 5 de septiembre de 2019 y el 15 de junio de 2020, por lo que el juez ordena ahora indagar en la cuenta del partido desde la que salió este dinero.

El interés por este depósito se refleja en un oficio de la Brigada Central de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción del 7 de abril al que ha tenido acceso El Confidencial. En él se refleja la orden del juez de investigar tanto las transferencias realizadas por Podemos a la Asociación #404 Comunicación Popular como "la cuenta o las cuentas ordenantes desde las que se recibieron dichas transferencias". Una vez confirmado que los 30.000 euros procedieron de un único depósito de Triodos en el que Podemos figura como titular, los agentes piden a Escalonilla que remita un mandamiento judicial a la entidad para recabar más información sobre el mismo.

Foto: Pablo Iglesias. (EFE)

La Policía reclama "facilitar a los funcionarios policiales (...) toda la información existente sobre la cuenta bancaria, depósitos de valores, títulos, acciones, deuda pública, contenido de las cajas de seguridad u otros activos financieros, y sobre cualquier otra que hubieran tenido, aunque en la actualidad se encuentren canceladas, de cuyos contratos figuren como titulares y/o autorizados,", explica el oficio. La UDEF busca así aclarar quiénes se encuentran tras esta cuenta de Podemos, así como "la identidad de las personas que efectúan los ingresos en efectivo" y "los datos de origen/destino de las transferencias/traspasos" de la misma entre enero de 2019 y julio de 2020.

También pide al magistrado que autorice el acceso a toda la información sobre posibles "órdenes de pago internacionales" y, "en el caso de que el origen/destino sea una cuenta de esa misma entidad, identificación completa de la misma (intervinientes, documentos, domicilios y teléfonos aportados por los intervinientes)". El oficio finaliza con que se pidan a la entidad "préstamos hipotecarios", "cheques bancarios", "cheques o pagarés abonados o cargados en sus productos" y "expedientes de riesgo de los clientes" en relación con esta cuenta.

Foto: La Policía Nacional, a las puertas de la factoría Alu Ibérica en A Coruña. (EFE)

Este mismo jueves, Escalonilla respondió al oficio de la UDEF mediante una providencia. Atiende la petición de requerir información a Triodos, pero solo en parte: solicita los "datos de los titulares y autorizados" de la cuenta de Podemos, así como de "las personas que realizaron las tres órdenes de transferencias" que ascendieron a 30.000 euros. Por el momento, "no ha lugar a solicitar la información sobre el resto de extremos contenidos en el oficio", concluye.

En febrero, tras ordenar la reapertura de esta línea de investigación, la Audiencia destacaba que el partido no había facilitado información sobre si concedió o no 50.000 euros a #404 Comunicación Popular, por lo que "es razonable pensar que concurre una vinculación subjetiva encubierta entre esa asociación y Podemos". Con esa tesis como telón de fondo, consideraba que aún son varios los aspectos que quedan por aclarar: "Resta por conocer el destino de esas cantidades, así como, en su caso, las personas que autorizaron la disposición del dinero y los beneficiarios finales, cuestiones necesarias para la determinación de la eventual existencia del delito".

La Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) investiga una nueva cuenta de Podemos en el banco Triodos. Las diligencias se enmarcan en el caso Neurona y ponen el foco en un posible delito de administración desleal con la llamada caja de solidaridad del partido, el depósito en el que se recogían las donaciones de miembros de la formación para destinarlas a proyectos sociales. La sospecha pasa por que pudieron utilizar estos ingresos para "operar al margen de la actividad inspectora del Tribunal de Cuentas, en beneficio de algunos, con perjuicio del resto de los miembros de Podemos y de los fines sociales a los que debieran dedicarse".

Unidas Podemos
El redactor recomienda