El libro sobre la Justicia que se convirtió en "un pequeño fenómeno editorial"
  1. España
De la magistrada Natalia Velilla

El libro sobre la Justicia que se convirtió en "un pequeño fenómeno editorial"

Los 3.000 ejemplares de la tirada original se agotaron en poco más de una semana y la editorial tuvo que hacer una reimpresión de 1.200 ejemplares el primer día

placeholder Foto: La jueza Natalia Velilla con su libro.
La jueza Natalia Velilla con su libro.

Cuando el pasado verano la jueza Natalia Velilla (Madrid, 1973) recibió la propuesta de escribir un libro sobre el funcionamiento de la Justicia en España no imaginaba la repercusión que iba a lograr. Lo escribió del tirón, con la facilidad de las cosas que salen solas porque se llevan madurando mucho tiempo en silencio. De aquella inspiración nació 'Así funciona la Justicia' (Arpa). La primera edición vio la luz en marzo de este año y, solo tres semanas después, la editorial encargada de la publicación ha tenido que encargar una segunda, que ya está en la imprenta.

Los 3.000 ejemplares de la tirada original se agotaron en poco más de una semana y la editorial tuvo que hacer una reimpresión de 1.200 ejemplares el primer día. El formato 'ebook' funciona también muy bien y el libro tiene cinco estrellas en una de las plataformas en las que se vende (Amazon), explica Álvaro Palau, cofundador de Arpa. "Es un pequeño fenómeno editorial. ¡Estamos encantados!", añade.

placeholder Cubierta de 'Así funciona la Justicia'. (Arpa)
Cubierta de 'Así funciona la Justicia'. (Arpa)

El misterio sigue siendo cómo un libro dedicado a un sector tan concreto, tan árido en ocasiones, ha desbordado todas las previsiones. Con el subtítulo 'Verdades y mentiras en la Justicia española', la obra de Velilla hace un repaso por los inicios y el desarrollo de la actividad de los jueces en España, desde el nacimiento del juez hasta el ideal a alcanzar por los magistrados, y lo hace en un tono que huye de tecnicismos y latinajos, cuajado de anécdotas personales y con un ritmo casi novelístico. No se trata de un libro de jueces escrito para jueces. Está destinado a quienes quieran echar un vistazo a un mundo que no comprenden para comenzar a entender algunas cosas.

Con ese propósito se escribió. "Contesto a todas las preguntas que se hace la ciudadanía y arrojo una visión humanística del juez", indica Natalia Velilla, que explica que ha tratado de huir del corporativismo y hacer autocrítica mientras volcaba a lo largo de sus trece capítulos una serie de vivencias personales, autobiográficas, que pueden ser la clave de esa excelente acogida que destaca el editor.

La clave, sin embargo, puede estar en el acierto de haber encontrado un nicho de mercado aún no explotado. Está escrito para legos y a la gente, por muy extraño que parezca, le interesa la Justicia y quiere saber qué pasa con ella. La Justicia sigue siendo una gran desconocida para la opinión pública y levanta desconfianza y miedo. En uno de los últimos barómetros en los que el Centro de Investigaciones Sociológicas ahondó sobre la materia, en el año 2019, el CIS constató que el 48 por ciento de los consultados, casi la mitad, consideraban el funcionamiento de la Justicia como 'malo' o 'muy malo'. El 50,8 por ciento consideraba que el grado de independencia de los jueces es 'bastante bajo' o 'muy bajo'.

Tiempos revueltos

"En estos tiempos revueltos, donde se ha hecho tan habitual que los telediarios y las portadas de los periódicos abran con noticias de tribunales y juicios mediáticos, la confianza en la Justicia no atraviesa su mejor momento", reconoce el libro de la magistrada Velilla desde la contraportada. En el interior, no elude las principales críticas, entre ellas la politización o la sensación generalizada –alimentada en ocasiones desde otros poderes– de que no todos somos iguales ante la ley. En sus páginas tienen espacio asuntos como las relaciones "horizontales y verticales" entre la justicia y el poder o la ideología de los jueces. También se aborda una de las permanentes acusaciones que tiene que afrontar la judicatura, la supuesta existencia de una justicia patriarcal, y la a veces difícil relación con los medios de comunicación.

"Lo que me ha impulsado a escribirlo es la necesidad de que alguien llene el vacío de la falta de conocimiento del mundo de la justicia"

"Nunca imaginé tener tan inesperado éxito con este libro. Lo único que me ha impulsado a escribirlo ha sido la necesidad de que alguien llene el vacío informativo que la falta de conocimiento del mundo de la justicia genera. Quienes nos dedicamos a esto asistimos impotentes a la propagación de prejuicios infundados, mantras injustos y reticencias innecesarias. La gente debe entender que el poder judicial, con sus defectos y su necesaria mejora en algunos aspectos, no es su enemigo, sino quien puede proteger sus derechos en última instancia frente al poder. Si con el libro consigo mínimamente cambiar alguna mentalidad y generar mayor confianza en el sistema puedo darme por satisfecha", lo resume la autora.

Justicia Jueces
El redactor recomienda