El Gobierno vasco monta un curso de euskera para policías y se apunta el 10% de la plantilla
  1. España
PRIMER SEMINARIO PARA AGENTES DEL ESTADO

El Gobierno vasco monta un curso de euskera para policías y se apunta el 10% de la plantilla

Medio centenar de policías nacionales de una plantilla que históricamente ha estado "de paso" en el País Vasco aprenderán el idioma con el Instituto de Alfabetización y Reeuskaldunización

placeholder Foto: El ministro Grande-Marlaska junto al vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka. (EFE)
El ministro Grande-Marlaska junto al vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka. (EFE)

El Gobierno vasco organizó el pasado año el primer curso de euskera dirigido a policías nacionales que monta en su historia. El seminario pretende formar en el idioma a agentes que están destinados en cualquiera de las comisarías de Guipúzcoa, tanto en la de San Sebastián como en la de Irún. La llegada de la pandemia, sin embargo, obligó a suspender la iniciativa tal y como estaba concebida, pues no había instalaciones suficientes que cumplieran con las nuevas medidas de seguridad que exigían las autoridades sanitarias.

Una vez que los organizadores lograron arreglar el problema de espacio, tanto el Gobierno vasco como la comisaría provincial decidieron retomar el curso, que se celebrará finalmente durante el presente mes por primera vez desde que el instituto armado está implantado en la comunidad autónoma. La idea tuvo una sorprendente acogida inicial, pues medio centenar de funcionarios se apuntaron para recibir clases de vascuence, lo que supone un poco más del 10% de la plantilla total que está desplegada por las diferentes instalaciones policiales de Guipúzcoa.

Foto: Foto: Instituto Elcano.

Se trata de una cantidad muy respetable de agentes, según valoran fuentes policiales ubicadas en San Sebastián, que explican que habitualmente los efectivos destinados en la provincia están allí "de paso". Muchos de ellos, añaden, doblan turnos para permanecer allí los días imprescindibles y luego viajar a sus respectivos domicilios. Esta tradición de que Guipúzcoa no sea una plaza deseada por los funcionarios del cuerpo viene de lejos, de cuando la banda terrorista ETA suponía una amenaza continua para policías y guardias civiles.

En los años 80 y 90, sobre todo, pertenecer a uno de estos dos cuerpos y residir en cualquiera de las provincias vascas conllevaba un riesgo real. No en vano, los funcionarios de ambos institutos armados desplazados a la zona han cobrado un plus por peligrosidad vinculado precisamente a esta indeseable situación que colocaba a los miembros de las fuerzas de seguridad en la diana de ETA. Pocos eran, por lo tanto, los que se decidían a trasladarse a la zona, y, más aún, con su familia. Muchos optaban por subir desde Madrid puntualmente a realizar tareas concretas. Así ha sido durante años, agregan las mencionadas fuentes, perfectas conocedoras de aquella ya lejana tensión laboral y visiblemente sorprendidas de la aceptación que ha tenido el seminario de idiomas, que tendrá un formato semipresencial para esquivar las restricciones establecidas con motivo del coronavirus. "No estamos ya en aquellos tiempos", reconocen las mismas fuentes.

Entre los que se han apuntado hay policías de todas las categorías. Desde la escala básica hasta la ejecutiva, desde policías de base hasta comisarios principales pasando por inspectores, subinspectores, inspectores jefe y hasta personal de administración. "El euskera ahora les interesa a todos", aseguran las mismas fuentes, que admiten que hace años algunos policías se apuntaban a clases particulares para aprender la lengua por su cuenta, que nunca había habido este tipo de cursos por iniciativa del Gobierno vasco y dirigidos exclusivamente para miembros del instituto armado.

Foto: La candidata de EH Bildu a lendakari, la experiodista de EiTB Maddalen Iriarte. (EFE)

En este segundo intento de retomar la iniciativa, sin embargo, no ha habido nuevas incorporaciones más allá de las que se apuntaron al principio. A pesar de que los responsables de formación del cuerpo remitieron en enero una carta a todos los miembros de la plantilla de Guipúzcoa para ofrecerles la oportunidad de sumarse. "Debido a la enorme aceptación que ha tenido la difusión del curso de lengua euskera, a impartir por el Gobierno vasco a través del Instituto para la Alfabetización y Reeuskaldunización de Adultos (HABE), se amplía el plazo de admisión de solicitudes", planteó la Delegación de Formación en una nota interna a la que ha tenido acceso El Confidencial.

El curso constará de 75 horas lectivas, 65 de las cuales serán desarrolladas 'online' y el resto de forma presencial. Esta alternativa de enseñanza telemática es la que permite resolver el problema de la falta de espacio que surgió tras la llegada de la pandemia. Las sesiones presenciales tendrán lugar en las instalaciones de la Policía Nacional de San Sebastián. Aunque la Delegación de Formación planteó el curso principalmente para los policías que desarrollan su trabajo de cara al público, con el fin de que estos pudieran atender a quienes hablaban únicamente euskera, finalmente, recibirán clases muchos otros funcionarios destinados en otro tipo de tareas.

San Sebastián Pandemia Policía Nacional Guipúzcoa
El redactor recomienda