¿Se está detectando la cuarta ola de coronavirus en las aguas residuales?
  1. España
Alerta temprana contra el virus

¿Se está detectando la cuarta ola de coronavirus en las aguas residuales?

Hay pocos puntos de muestreo a nivel nacional y los sistemas son más precisos cuanto mayor es el incremento de la presencia del virus

placeholder Foto: Operario del Canal de Isabel II recoge muestras de aguas residuales. (EFE)
Operario del Canal de Isabel II recoge muestras de aguas residuales. (EFE)

Antes de que haya síntomas y un test determine el contagio de coronavirus, el agua que cae cuando un recién infectado tira de la cadena contiene la información necesaria para detectar el caso. Aunque no ha servido para frenar la segunda ni la tercera olas, desde mediados de 2020 se conoce que el análisis de la presencia de SARS-CoV-2 en las aguas residuales sirve como sistema de alerta temprana que anticipa varios días antes la expansión de un brote.

Tanto es así que la Comisión Europea recomendó el 17 de marzo el establecimiento de un enfoque común para establecer una vigilancia sistemática del coronavirus y sus variantes en las aguas residuales de la Unión Europea. El organismo indicaba que se trata de una fuente de información rentable, rápida y fiable sobre la propagación del virus y que debe considerarse como un "enfoque complementario e independiente de las estrategias de vigilancia y detección del covid-19". Y proponía una fecha, el 1 de octubre de 2021, como meta: "Se anima encarecidamente a los Estados miembros a establecer lo antes posible, y a más tardar el 1 de octubre de 2021, un sistema nacional de vigilancia de las aguas residuales destinado a la recogida de datos sobre el SARS-CoV-2 y sus variantes en las aguas residuales".

Foto: Empresa valenciana que produce mochilas para la nebulizaciónon. (EFE)

"Madrid vuelve a mostrar su liderazgo internacional", alardeó la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso. El sistema desarrollado por el Canal de Isabel II, Vigía, "trabaja desde hace 9 meses", escribió la presidenta en su cuenta de Twitter. El sistema madrileño es a nivel nacional el que cuenta con más puntos de medición, 289, solo para la Comunidad de Madrid. Los informes semanales que publica el Canal desde febrero muestran gráficos donde se ve que el sistema predijo bien la segunda y la tercera olas. ¿Ha detectado ya una cuarta?

La interpretación de estos datos no es sencilla. La incidencia acumulada lleva al alza más de una semana, pero ya a principios de marzo el Sistema Vigía apuntaba una ligera subida de coronavirus en las aguas residuales de Madrid. Esa curva bajó la semana siguiente y ha vuelto a subir según los últimos informes. Antonio Lastra, técnico del proyecto madrileño, llama "dientes de sierra" a esa "tendencia nerviosa" que refleja subidas y bajadas poco pronunciadas. "Sí se puede decir que ha dejado de bajar", advierte. "El sistema es muy fiable cuando está subiendo o bajando", explica Lastra aludiendo a momentos en que la tendencia es más evidente. Pero para determinar si la presencia del virus en las aguas está subiendo ahora de forma generalizada, cuenta, habrá que esperar más.

Foto: Imagen: El Confidencial.

La subida de la incidencia que se ve estos días está siendo, a nivel general, menos fuerte que en enero. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, especificó que no descarta una cuarta ola, pero que "si conseguimos mantener el valle durante unas semanas más, con el nivel de vacunación que estamos teniendo podríamos tener una onda epidémica más suave que en otros momentos; podría ser que la cuarta ola se convierta en una 'olita'". Si no fuera así, advertía el pasado lunes, la situación podría volver a cotas muy preocupantes.

La situación de "valle" afecta a la capacidad de detección del virus en las aguas. "Nos adelantamos más y vemos a toda la población, pero con menos precisión" resume Lastra. Su sistema monitoriza a toda la población y, aunque sirve de forma preventiva, la calidad de los datos es inferior a la que aporta una prueba diagnóstica.

Aunque el sistema puede anticiparse a la propagación, los datos que aporta el Canal no se tienen en cuenta para aplicar restricciones

El incremento sí puede ser más evidente a nivel local. Además de los informes de tendencias, el Canal de Isabel II pone a disposición de la ciudadanía un mapa que se actualiza dos veces a la semana (los martes y los viernes) y en el que se puede consultar el nivel de coronavirus detectado y la tendencia para cada municipio e incluso cada distrito en el caso de la capital. "El color indica la gravedad", cuenta Lastra. Un color más oscuro significa que hay más virus y que el crecimiento de este es mayor respecto al histórico de datos, que recopilan desde el mes de julio.

Aunque el sistema puede anticiparse a la propagación del virus, los datos que aporta el Canal no se tienen en cuenta a la hora de aplicar restricciones en Madrid. La Comunidad de Madrid utiliza estos resultados como "un indicador más en la evaluación de situación epidemiológica de la pandemia, pero no es uno de los criterios que se tienen en cuenta cada semana para la determinación de las restricciones de movilidad", indican desde la Consejería de Sanidad. Los baremos actuales, que "se van adaptando a cada momento", tienen en cuenta la elevada incidencia (más de 350 casos por cada 100.000 habitantes), la tendencia mantenida en el tiempo y que la transmisión sea comunitaria.

placeholder Una técnica trabaja en extraer muestras de covid de aguas residuales. (EFE)
Una técnica trabaja en extraer muestras de covid de aguas residuales. (EFE)

El Sistema Vigía no es el único que existe en España. A nivel nacional, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico desarrolla VATar Covid, que cuenta con puntos de detección en 38 estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) repartidas por todo el territorio y otros 10 sitios en zonas de baño. La red se ha ido ampliando desde su creación a mediados del año pasado, aunque el número de estaciones queda lejos del establecido por el Canal de Isabel II en Madrid. La última semana con información disponible apunta a un crecimiento "muy significativo" de la presencia del virus en la depuradora de La Gavia. Este incremento cuadra con los datos de Vigía, que detecta en Villa de Vallecas un "ascenso fuerte" y un nivel de covid superior al del 90% de las muestras analizadas desde julio, aunque en la región otras zonas presentan datos peores.

También la Consejería de Salud y la Agencia Catalana del Augua monitorizan información de 56 EDARs para vigilar la expansión del covid. A corto plazo se prevé mantener el mismo número de puntos, aunque no se descarta que en un futuro se puedan incorporar nuevas EDAR para incrementar el porcentaje de población representada, según advierte la página web del instrumento catalán. El mapa CovidPoops19 recopila estas y otras experiencias españolas de medición de coronavirus en aguas residuales, además de otras iniciativas similares en el resto de mundo, siempre que los proyectos hayan considerado unirse.

Calidad de la información

Aunque la Comisión Europea hable de la rentabilidad de estos sistemas, el trabajo que requieren para que la calidad de los datos sea aceptable es considerable. Para el sistema madrileño, por ejemplo, Lastra cuenta que las muestras de un mismo punto tienen que recopilarse siempre a la misma hora. "La hora a la cual tomemos [la muestra] es vital. La cantidad de datos depende de cuánta gente está en el baño en ese momento. Tenemos que cogerlo a horas en las cuales hay más gente", que es por la mañana, cuenta Lastra.

Y la hora no es la única variable a tener en cuenta. El caudal o la distancia entre el punto de recogida y el lugar donde se produce el vertido alteran también la muestra. Los datos de VATar Covid, el sistema del ministerio, especifican, por ejemplo, si la muestra se ha recopilado en un día de lluvia. Con más caudal, la detección es menor, lo cual dificulta la observación de tendencias entre semanas.

Por ello, explica Lastra, las unidades genómicas por litro recavadas en un punto no son comparables con el resto, sino solo con ese mismo punto y siempre siguiendo un método preciso para recopilar la muestra en la misma franja horaria que la vez anterior.

Coronavirus
El redactor recomienda