García Egea 'sufre' la marcha de Iglesias: busca rival para confrontar en el Congreso
  1. España
VACÍO EN EL DUELO PARLAMENTARIO

García Egea 'sufre' la marcha de Iglesias: busca rival para confrontar en el Congreso

A pesar del enfrentamiento entre ambos, el duelo Egea-Iglesias se había convertido en un clásico de cada miércoles que ahora deja un vacío importante para el dirigente popular

placeholder Foto: El secretario general del PP, Teodoro García Egea. (EFE)
El secretario general del PP, Teodoro García Egea. (EFE)

“Ha sido un placer debatir con usted, pero tanta paz lleve como descanso deja”. Teodoro García Egea se despedía así de Pablo Iglesias en la última sesión de control al Gobierno, antes de que el vicepresidente de Unidas Podemos dejara el acta para dedicarse a la campaña de Madrid. A pesar de los rifirrafes continuos entre ambos, que en algunos momentos llegaron a la descalificación, el duelo entre el número dos de Pablo Casado y el líder morado se había convertido en un clásico de cada miércoles que ahora deja un vacío importante para el dirigente popular.

De hecho, en el grupo parlamentario del PP debaten con quién se medirá Egea a partir de ahora. El reparto de papeles estaba perfectamente estudiado. Cada jornada comenzaba con el choque entre Pedro Sánchez y Casado, seguido del envite entre la vicepresidenta Carmen Calvo y la portavoz parlamentaria popular, Cuca Gamarra, y con el colofón Egea-Iglesias. Este último combate aseguraba un protagonismo para ambos indiscutible y siempre dejaba titulares. Ahora, el número dos de Casado debe buscar un nuevo compañero de baile con el que confrontar en las sesiones de control.

En el PP reconocen que Iglesias era el rival perfecto, precisamente por ser el líder de Podemos

Y no lo tiene fácil. En el PP reconocen que Iglesias era el rival perfecto, precisamente por ser el líder de Podemos. Egea, casi en cada intervención, aprovechaba para preguntar al dirigente morado por su papel como vicepresidente de Derechos Sociales durante la pandemia, especialmente en lo que se refería a asuntos delicados como la gestión de las residencias de ancianos (responsabilidad de su cartera) o las ayudas a la población vulnerable. Pero la pregunta semanal también servía para arrinconar a Iglesias por los casos de presunta financiación irregular que afectaban a Podemos y otras crisis del partido morado. “Mataba dos pájaros de un tiro”, explican desde la bancada popular.

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante la primera sesión de control al Ejecutivo. (EFE)

Ahora la clave está en quién cubrirá ese hueco. Con la marcha de Iglesias, la vicepresidencia segunda recae en Nadia Calviño. En el grupo parlamentario ponen en duda que sea la contrincante más adecuada. Primero, porque siendo otra dirigente socialista supondría que la plana mayor del partido no confrontaría con Podemos directamente. Además, Calviño representa la cuota más técnica y ortodoxa del Gobierno de coalición, por lo que en el PP no ven claro que tenga mucho sentido rivalizar con ella. Los duelos Iglesias-Egea se centraban exclusivamente en enfrentamientos políticos, y el secretario general de los populares tampoco es un especialista en el área económica.

Yolanda Díaz ejercerá como vicepresidenta tercera, pero está destinada a sustituir a Iglesias en el liderazgo dentro del Gobierno

Yolanda Díaz ejercerá como vicepresidenta tercera, pero, en el fondo, está destinada a sustituir a Iglesias en el liderazgo dentro del Gobierno. Sin embargo, su área, la de Trabajo, tampoco es la idónea para Egea. Y mucho menos su perfil político, muy alejado en las formas del de Iglesias. Los populares consideran que no obtendrían buenos resultados de una confrontación continua con Díaz, que atesora un grado de popularidad importante y que mantiene buenas relaciones con casi todo el arco parlamentario.

Foto: La ministra de Trabajo y nueva Vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz (c); la ministra de Economía y nueva vicepresidenta segunda Nadia Calviño (i) y la nueva ministra de Derechos Sociales Ione Belarra (d) . (EFE)

Ione Belarra, la nueva ministra de Derechos Sociales que se quedará con las competencias de Iglesias, sí promete un perfil más duro heredando la presión que ejercía el líder morado sobre el ala socialista del Ejecutivo. Pero no constituye, al menos por ahora, un peso pesado dentro del Consejo de Ministros.

En realidad, el sector de Unidas Podemos no ofrece muchas posibilidades para el combate que buscan los populares. Otra opción sería interpelar a uno de los ministros más políticos del PSOE, como por ejemplo José Luis Ábalos. Con todas estas dudas el grupo parlamentario popular ultima los ajustes tras la remodelación del Gobierno de Sánchez y en plena precampaña del 4 de mayo, que también ha tenido sus consecuencias en el Congreso.

Foto: Pablo Casado y Fernando López Miras tras abortar la moción de censura. (EFE)

Egea, reforzado en el mes de marzo

Los acontecimientos políticos de las últimas semanas han provocado que García Egea, que llevaba un tiempo cuestionado, como el resto del núcleo duro de Pablo Casado, haya conseguido reforzarse interna y externamente. La fallida moción de censura en Murcia (que solo salió adelante en el ayuntamiento, mientras que el PP logró salvar la presidencia autonómica) lleva su firma. Fue el número dos de Casado, en coordinación con Fernando López Miras, quien pilotó negociaciones ‘in extremis’ para poder mantener el bastión popular, que además es su tierra.

El acuerdo alcanzado con tres tránsfugas de Ciudadanos, incluida la vicepresidenta del Gobierno regional, consiguió amarrar el Gobierno popular y evitar un pacto entre naranjas y socialistas. Egea también cerró el fichaje del exsecretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, en el marco de la operación para reunificar el centroderecha en torno a las siglas del PP. Igual que la incorporación de Toni Cantó, exlíder de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, a las listas de Isabel Díaz Ayuso para el 4 de mayo.

Foto: Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (David Mudarra)

Incluso fue una victoria para Génova en detrimento del equipo de la presidenta regional la posición que logró para Cantó como número cinco en la candidatura después de que Ayuso asegurara que los ocho primeros puestos estarían destinados a sus consejeros. Egea fue el artífice del acuerdo con Cantó y también peleó por una posición relevante que diera visibilidad al primer peso pesado de Ciudadanos que se une a las filas populares.

Teodoro García Egea Partido Popular (PP) Pablo Iglesias Elecciones Madrid Pablo Casado
El redactor recomienda