Una fiesta ilegal, dos tiros al aire y un DJ muerto: nueva conmoción en Marbella
  1. España
LA POLICÍA INVESTIGA EL SUCESO

Una fiesta ilegal, dos tiros al aire y un DJ muerto: nueva conmoción en Marbella

Durante la celebración clandestina, alguien realizó al menos dos disparos y uno de los proyectiles alcanzó al 'disc jockey'; cuando la Policía llegó, no quedaba nadie el lugar

placeholder Foto: Comisaría de Policía Nacional en Marbella (Málaga). (CNP)
Comisaría de Policía Nacional en Marbella (Málaga). (CNP)

Hay una programa de televisión que se emite durante las madrugadas titulado '1.000 maneras de morir' en el que, episodio a episodio, se documentan diferentes casos reales con el mismo desenlace: alguien pierde la vida de forma singular. Es posible aventurar que el suceso ocurrido la madrugada de este lunes en Marbella seduzca a los guionistas del programa, pues contiene un componente de infortunio tan grande que, cuando menos, llama la atención.

El individuo que en esta ocasión encontró la muerte fue un DJ que actuaba en una presunta fiesta ilegal que se celebraba en un lujoso chalé y que supuestamente de forma accidental recibió un balazo en el cuello. Un balazo que previamente atravesó completamente una pared, recorrió la sala e impactó en la víctima, según pudo saber El Confidencial de fuentes cercanas al caso.

La incógnita: por qué los disparos

Los hechos se produjeron en un inmueble de la urbanización Guadalmina, donde los investigadores de la Policía Nacional hallaron al menos dos vainas en una habitación anexa que lleva a pensar que fue el punto en el que se apretó el gatillo del arma.

Uno de los proyectiles atravesó la pared, con tan mala suerte que impactó en el cuello del DJ

La principal línea de investigación es que uno de los proyectiles atravesó la pared, con tan mala suerte que impactó en el cuello del 'disc jockey'. La inspección ocular refuerza esta posibilidad cuando se traza el vuelo presuntamente realizado por el proyectil y que surge de 'dibujar' la trayectoria entre el agujero dejado en el tabique y el punto en el que se encontraba la cabina del DJ.

"Ha dejado un orificio limpio", describieron las citadas fuentes, que apuntaron que la fragilidad de la pared —no era de ladrillos, como los habituales— facilitó la penetrabilidad del proyectil.

Al mediodía de este martes, la Policía Nacional ha informado de que ha detenido a dos varones —el "presunto autor material" de los disparos y su encubridor—, quienes trataban de huir de España. De momento, no han trascendido más datos.

Foto: Crimen en Marbella.

El porqué de los disparos es ahora la principal incógnita que deberán resolver los agentes. Antes de la detención doble, las fuentes consultadas ofrecían una única versión, pero con dos posibles orígenes. Los disparos supuestamente se realizaron como un gesto chulesco, de fortaleza, intimidatorio, aunque las dudas surgen en si estuvieron motivados por un enfrentamiento previo o fue un ademán de una estúpida diversión.

Localizar a los asistentes

Cuando los agentes llegaron al lugar de la fiesta ilegal tras una llamada de aviso, allí no quedaba nadie. “Ni un testigo”, solo el cadáver de la víctima con una herida de arma de fuego en el cuello, por lo que se trata de localizar al organizador del evento y a los asistentes.

Foto: Comisaría de Policía Nacional en Marbella (Málaga) - CNP

“No estamos contando con mucha colaboración”, apuntó a este periódico una fuente que afirmó que todo apunta a que la mayoría de los asistentes era “gente normal” entre la que se habían colado algunos elementos “peligrosos”.

Para localizar a posibles testigos presenciales, en parte, se recurrirá a las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona para comprobar si captaron los modelos y matrículas de los vehículos de las personas que estuvieron en la celebración clandestina y que huyeron cuando se produjo la muerte violenta. Las pesquisas en torno al inmueble han revelado que fue alquilado expresamente para realizar la fiesta.

La víctima, de unos 40 años de edad, es un gallego afincado en el sur que actuaba en provincias como Málaga, Cádiz, Sevilla y Granada y en cuyos perfiles de redes sociales se acumulaban este lunes decenas mensajes de despedida. Conocido como Chema, alguno definía lo sucedido como “una auténtica desgracia”.

No ha sido un ajuste de cuentas, que fue el motivo del último tiroteo que se produjo en una fiesta ilegal en la zona

Ahora, otra de las cuestiones a esclarecer es determinar si el autor de los disparos se enfrentaría a un homicidio imprudente —con una pena de uno a cuatro años— o a un cargo más grave. Además, se debe tener en cuenta si el arma era legal —en caso negativo se podría sumar el delito de tenencia ilícita— y la información que se pueda extraer de los vestigios que hayan podido encontrar los especialistas de la Policía Científica.

No es un ajuste de cuentas

Lo que siempre han tenido claro los investigadores es que no están ante un ajuste de cuentas, que fue el motivo del último tiroteo que se produjo en una fiesta ilegal en la zona. Fue en los primeros días de enero en el colindante municipio de Benahavís y trascendió a las autoridades cuando una persona herida por arma de fuego fue atendida en la Clínica Quirón de Marbella.

Foto: Discoteca Linekers.

Las pesquisas realizadas en el momento, no obstante, situaron la agresión en un inmueble de la urbanización Los Flamingos de Benahavís, donde las declaraciones recabadas afirmaron que se había celebrado una fiesta clandestina.

El herido, un marroquí de 37 años, presentaba dos heridas de bala de bajo calibre en la zona lumbar, aunque no se temía por su vida. Como era de esperar, se mostró poco colaborador.

Marbella Málaga Pandemia Policía Nacional
El redactor recomienda