¿Realmente han muerto 590 personas por covid en España durante las últimas 24 horas?
  1. España
LAS CIFRAS DEL CORONAVIRUS

¿Realmente han muerto 590 personas por covid en España durante las últimas 24 horas?

El desfase entre la fecha de defunción y la fecha de notificación explica unos datos que no reflejan la situación epidemiológica actual

placeholder Foto: La ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante una rueda de prensa. (EFE)
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante una rueda de prensa. (EFE)

La realidad y la comunicación de la realidad no siempre coinciden. En las últimas semanas, España ha vivido su mejor situación epidemiológica desde, al menos, el final de la segunda ola, con una ocupación de las UCI por debajo del 20% y unos contagios diarios que han llegado a marcar su mínimo desde agosto. Sin embargo, este viernes se han notificado 590 muertes, las mismas que las que se registraban, por ejemplo, a mediados de abril de 2020, durante lo peor de la pandemia. ¿Realmente han muerto 590 personas por covid en España durante las últimas 24 horas?

Los tiempos de la vida y de la muerte no son los mismos que los de las consejerías y el Ministerio de Sanidad. Las instituciones tienen su propia burocracia, y a veces se dan paradojas incomprensibles a ojos de los ciudadanos: el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha llegado a dar en rueda de prensa una cifra de muertes semanales inferior al dato diario que unos minutos antes acaba de comunicar el Ministerio. ¿A qué se debe este desfase?

Gran parte de las muertes que se notifican ahora se han producido hace unas semanas, durante el pico de la tercera ola

Actualmente, existen dos formas distintas de contabilizar las defunciones, más allá de los criterios usados en cada momento para identificar a un muerto por covid, que ya han cambiado en varias ocasiones. Por un lado, los datos que ofrece Sanidad y reproducen los medios se refieren a los casos notificados por las comunidades autónomas en las últimas 24 horas, es decir, los que las consejerías comunican diariamente al Ministerio, independientemente de cuándo se hayan producido los decesos.

Sin embargo, los propios informes ministeriales recogen una segunda forma de contabilización que acapara muchos menos titulares: las muertes por fecha de defunción, según consta en las fichas que adjuntan las comunidades autónomas. Independientemente de los líos burocráticos, estas últimas son las que indican el número de fallecimientos en un día determinado de los que se tiene constancia en un momento concreto. La cifra va aumentando con el paso del tiempo a medida que se notifican nuevas defunciones con fechas anteriores, hasta mostrar una imagen representativa de la realidad.

Los datos de este viernes son un buen ejemplo del desfase entre la fecha de defunción y la fecha de notificación. Las comunidades autónomas han notificado al Ministerio un total de 590 muertos, pero Sanidad solo tiene constancia de 17 fallecidos el día anterior, es decir, este jueves 25 de marzo.

Foto: Una enfermera realiza un test de covid. (Reuters)

¿Significa esto que solo mueren 17 personas al día en España ahora mismo? Ni mucho menos. A medida que pasan las jornadas, los datos por fecha de defunción que recoge Sanidad no paran de crecer, a medida que los decesos van siendo notificados por las comunidades. Un ejemplo: en el informe del 18 de marzo, solo se recogían 14 fallecimientos con fecha del día anterior, mientras que en el documento del 25 de marzo, una semana después, la cifra había subido a 72. La realidad, sin duda, se acerca mucho más a este último dato.

Para evitar parte del sesgo de las notificaciones tardías, una buena aproximación es la cifra de fallecidos con fecha de defunción en los últimos siete días. Al ampliar el foco de 24 horas a una semana, muchos de los casos que aún no se habían incorporarado al día siguiente sí son contabilizados. En el informe de este viernes, por ejemplo, se recogen 265 (38 de media al día), por lo que la infraestimación ya no es tan notable.

Los retrasos y fallos de notificación de algunas comunidades autónomas, especialmente en el caso de Cataluña, explican gran parte del desfase entre la fecha de defunción y la fecha de notificación. Este mismo viernes, el Ministerio de Sanidad acompañaba su informe con una aclaración: "Cataluña ha actualizado la información de fallecidos en 2021, aumentando el número de nuevos notificados respecto a anteriores días. De todos ellos, solo 12 han fallecido en las últimas dos semanas".

Foto: Imagen: El Confidencial.

Sin duda son más, pero no tantos como para sumar 590 en toda España solo en las últimas 24 horas. De hecho, si comparásemos el dato notificado este viernes con el de muertes por fecha de defunción, estaríamos ante el peor día desde abril. Todos los demás indicadores apuntan lo contrario. Entonces, ¿de dónde sale ese supuesto exceso de fallecidos?

Una gran parte de las muertes que se notifican ahora se produjeron hace unas semanas, durante el pico de la tercera ola, o incluso antes. Así se deduce de la curva por fecha de defunción, que ha ido bajando de forma prácticamente ininterrumpida desde el 27 de enero, cuando se contabilizaron 558 decesos. El 9 de marzo fue el último día que se superaron los 100 muertos.

En otras palabras: las CCAA están notificando numerosos casos antiguos que alteran la percepción de la realidad, pues, aunque se comuniquen ahora, acabarán engrosando el recuento por fecha de defunción de enero o febrero. De ahí que los datos de las últimas semanas estén inflados en relación a la situación epidemiológica real, mucho más favorable.

En los titulares aparecerá otro número engañoso que nos impedirá conocer la dimensión real de la pandemia

Como las demás autonomías, Cataluña notificará algunos de los muertos que se han producido este jueves durante los próximos días o semanas. Y así sucesivamente, en una espiral que ha minado la veracidad de los datos y la confianza de la ciudadanía en las instituciones sanitarias.

De los 590 muertos que vemos en los titulares de este viernes, ¿cuántos habrán fenecido en las últimas 24 horas? Es imposible de saber, al menos hasta dentro de unos días, cuando se tendrá una aproximación más realista de los fallecidos con fecha de este jueves.

Entonces, nadie reparará en esa cifra, y en los titulares aparecerá otro número engañoso que nos impedirá conocer la dimensión real de la pandemia. Quizá esa vez sea al revés y, en plena cuarta ola, los datos nos digan que estamos mejor de lo que la realidad imponga.

Ministerio de Sanidad Pandemia Burocracia Coronavirus Sanidad
El redactor recomienda