Buscador: consulta el patrimonio de los altos cargos del Estado
  1. España
Transparencia muy limitada

Buscador: consulta el patrimonio de los altos cargos del Estado

Los documentos publicados son un resumen de la información que recibe la Oficina de Conflictos de Intereses, pero no son el mejor ejemplo de transparencia

placeholder Foto: Pleno en el congreso de los dipuados
Pleno en el congreso de los dipuados

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha publicado este viernes en el Boletín Oficial del Estado el resumen de las declaraciones de bienes de los altos cargos de la Administración General del Estado nombrados o cesados durante el año pasado. El documento permite consultar el desglose de los bienes por tipo: inmuebles, depósitos en cuentas corrientes, acciones y dinero dedicado a seguros y planes de pensiones, además de las deudas, según lo declarado en 2020.

El documento cuenta con información de 620 nombramientos o ceses de un total de 514 altos cargos que fueron nombrados o cesados durante ese periodo. En el siguiente gráfico interactivo puede consultar el patrimonio de todos los cargos nombrados este útlimo año. Puede utilizar el buscador para localizar una persona o cargo concreto así como pulsar sobre las cabeceras para ordenar de mayor a menor las cantidades de cada variable.

La persona con más patrimonio entre los niveles más altos de la administración es Cani Fernández Vicién, presidenta de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia desde junio de 2020. Esta abogada nacida en Cartagena fue la segunda socia en incorporarse al bufete Cuatrecasas. En 2020 formó parte brevemente del equipo de Iván Redondo, para pasar luego a liderar el organismo regulador en junio del pasado año.

Fernández posee más de dos millones de euros en inmuebles y tiene en sus cuentas 630.000 euros en depósito, además de 4.358.000 millones en acciones, seguros y otros bienes. Sus deudas superan los 800.000 euros.

Después de ella, el más rico es Fidel Sendagorta Gómez del Campillo, actual director general de Política Exterior y Seguridad. Además, ha sido embajador en Egipto entre 2010 y 2014, y director general para América del Norte, Asia y Pacífico entre 2015 y 2018, entre otros puestos diplomáticos. Posee 1.179.000 euros en inmuebles y 4.615.000 en acciones, seguros y otros activos. No tiene deudas y en sus cuentas bancarias tiene un saldo de 450.000 euros.

El podio de los más pudientes lo cierra Pablo de Ramón-Laca Clausen, director general del Tesoro y Política Financiera desde el confinamiento, que tiene la gran parte de su patrimonio en acciones, seguros y otros bienes, hasta 4.357.000. Además tiene deudas de 117.000 euros y una liquidez de algo más de 87.000.

Entre los más menesterosos está Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales nombrado por Unidas Podemos. Además es regente de un bar vegano en el barrio de La Latina. Según lo declarado, tiene en su cuenta 964 euros, unas deudas de 26.840 y 13.000 euros en acciones, seguros y otros bienes.
Después de él sólo está Juan José Herrera, el director general de Costes de Personal, que tiene un depósito de 8.000 euros y 3.170 en acciones, seguros y otros bienes.

El documento publicado en el BOE contiene algunos errores que han sido detectados por El Confidencial, como el empleo incorrecto del separador decimal y de miles que puede alterar los cálculos. Se han corregido los fallos detectados, pero dado el formato de publicación es posible que exista alguno más.

Entre los 20 altos cargos con más patrimonio inmobiliario, cerca de la mitad son diplomáticos. La embajadora en el Sultanato de Omán, María Luisa Huidobro, y el embajador en Kuwait, Miguel José Moro, son en este sentido los más afortunados.

Si se atiende al dinero en depósitos, la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, María Carme Artigas, es el alto cargo que más cantidad declaró: 1.028.133,41 euros. En acciones, seguros y otros bienes, de nuevo los nombres de Fidel Sendagorta y Cani Fernández aparecen los primeros de la lista.

El pasivo más amplio es el de Manuel Castells. Sin embargo, hasta 23 altos cargos suman mayor cantidad de pasivos que de activos. Destaca el caso de José Manuel Albares, cesado como secretario general de Asuntos Internaciones, Unión Europea, G20 y Seguridad Global para ser nombrado embajador en Francia. Sus activos suman algo más de 400.000 euros mientras que su pasivo supera los 800.000.

Límites a la transparencia

Estos datos se publican con este formato gracias a la Ley de Alto Cargo en 2015. La información se extrae de los formularios que los miembros del Gobierno, secretarios de Estado y otros puestos de máximo nivel de la Administración General del Estado presentan ante la Oficina de Conflictos de Intereses. De las casi 10 páginas que deben rellenar pormenorizadamente, solo se hacen públicas estas cantidades por cuestiones de privacidad.

El documento publicado por el BOE es solo un resúmen agregado de algunos de los bloques que deben rellenar. Por ejemplo, los altos cargos deben detallar sus acciones y participaciones, o lo que es lo mismo, en qué empresas invierten. Pero esta información queda reservada para la Oficina de Conflictos de Intereses, que custodia los documentos.

Algunos de estos detalles sí aparecen en otras declaraciones de bienes, como las del Congreso o el Senado, aunque en estos casos los parlamentarios no están obligados a indicar el nombre de la sociedad en la que invierten si esta opera en bolsa. Con la información que llega al ciudadano no es posible conocer si alguno de los altos cargos puede tener algún conflicto de interés, como advirtió Civio en 2018.

En 2018 se publicó esta información con más desglose de lo habitual cumplimiento a la Ley del Alto Cargo aprobada en 2015 pero el registro de bienes y derechos patrimoniales de altos cargos es "reservado", según el reglamento aprobado por los socialistas.

Foto: Foto de familia del Gobierno. (EFE)

El patrimonio de los altos cargos se conoce desde 2009, si bien entonces el detalle era menor y solo aplicaba a miembros de Gobierno y Secreterios de Estado. En 2014, bajo el mandato de Mariano Rajoy, se incluyó por primera vez la información de todos los altos cargos, incluyendo diplomáticos, directores generales, entre otros. En 2015 el Gobierno aprobó la nueva Ley del Alto cargo y, desde entonces, la información no volvió a publicarse a falta del desarrollo de un reglamento específico, que es el que permite ahora conocer algo más de detalle sobre el patrimonio de los altos cargos, aunque el estándar de transparencia está por debajo del de otros organismos.

Castells, el ministro con más patrimonio

En cuanto a los ministros, Manuel Castells es el que más bienes atesora, con 3.943.220 euros, de los cuales la mayoría son inmuebles (2.191.456 euros) y seguros de vida y planes de pensiones (1.405.604 euros). El ministro de Universidades es además, entre todos los altos cargos nombrados el año pasado, el que más patrimonio acumula en bienes inmuebles.

Le sigue José Luis Escrivá, cuyo patrimonio asciende a 1.870.972 euros, sobre todo en acciones y participaciones en capital social (1.167.694 euros).

En el otro extremo está Yolanda Díaz. La sustituta de Pablo Iglesias en la Vicepresidencia cifra su patrimonio en 50.552 euros, con un pasivo de 25.324. El desglose es el siguiente: 39.837 euros corresponden a vivienda, 7.340 a sus cuentas bancarias y 3.374 a otros bienes y derechos de contenido económico. Sus deudas ascienden a 25.324 euros.

Administraciones Públicas
El redactor recomienda