Moncloa impulsa una “lista de Gobierno” para Madrid mirando a 2023
  1. España
elecciones en la comunidad

Moncloa impulsa una “lista de Gobierno” para Madrid mirando a 2023

“Una olla de garbanzos a presión”. Se dice que Felipe González utilizó esa expresión en los años 80 para definir lo que entonces era la FSM

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), choca el puño con el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), choca el puño con el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)

“Una olla de garbanzos a presión”. Se dice que Felipe González utilizó esa expresión en los años 80 para definir lo que entonces era la FSM (Federación Socialista Madrileña) y hoy es el PSOE de Madrid. El que fuera todopoderoso presidente del Gobierno nunca pudo controlar su partido en Madrid y llegó a tener hasta seis corrientes distintas compitiendo permanentemente en la comunidad: guerristas, renovadores, renovadores de la base, acostistas, clan de Chamartín, Izquierda Socialista… Ahora el PSOE de Madrid es dirigido desde Moncloa y el jefe de Gabinete del presidente del Gobierno, Iván Redondo, pilota la campaña electoral para las autonómicas del 4 de mayo.

En enero se instaló en Barcelona para dirigir la de Salvador Illa para las autonómicas catalanas y ahora Redondo se encarga desde la Moncloa de dirigir la campaña de Ángel Gabilondo, bajo la atenta mirada del presidente del Gobierno.

Foto: El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)

Fuentes socialistas aseguran que ese control del partido es anticipo de lo que ocurrirá en el Congreso Federal del PSOE que se celebrará desde el 15 de octubre. De hecho, Sánchez ha encargado al secretario general de Presidencia, Félix Bolaños, una ponencia que llevará por título "PSOE 2030, un partido de futuro”, en la que se supone que se trazarán las líneas estratégicas para los próximos años.

Bolaños ya redactó los últimos estatutos del PSOE, se convirtió en imprescindible para Sánchez y ahora todo queda en Moncloa. Se da por hecho que el objetivo del Congreso Federal será reforzar la estructura del Gobierno central, dejando en pura nostalgia los tiempos de debate interno y tensiones en ese tipo de cónclaves socialistas.

La precampaña en Madrid va cogiendo ritmo con fichajes para las listas del PSOE y del PP

Todo ello ha provocado malestar entre los socialistas de Madrid, pero sin que sus lamentos traspasen ya las conversaciones privadas. Hace tiempo que Sánchez impuso al exseleccionador de baloncesto Pepu Hernández como candidato en Madrid, en un gesto que aún mantiene con la boca abierta a veteranos dirigentes socialistas y a muchos militantes. Y el secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, alterna durante el día el cargo en el partido con el de delegado del Gobierno, en el que, obviamente, está supeditado a la estructura del Ejecutivo.

Fuentes socialistas explican que la estrategia de Moncloa para el 4 de mayo se refleja claramente en cada uno de los pasos dados hasta ahora y los que vendrán: la designación de Gabilondo, su primer video electoral, sus primeros mensajes y la lista que le han diseñado.

Foto: La secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul. (EFE) Opinión

El objetivo, según aseguran, es hacer una candidatura de gestión, reflejada en el candidato y su tono moderado. Y también en quienes le acompañan y que definen como una “candidatura de Gobierno”. Salvador Illa se presentó en Cataluña con esa idea de gestión y ahora Gabilondo va a la campaña con esa misma etiqueta de equipo de gestión. "Gobernar en serio" es su expresivo lema de campaña y el objetivo son los casi 500.000 votos que en 2019 fueron para Ciudadanos y ahora, según las encuestas, podrían ir a otros partidos.

Al tiempo, desde el Gobierno y el PSOE se trasmite ya un “relato alternativo” para rebajar las expectativas y que sirve también para mitigar los efectos de un mal resultado: “Estas solo son unas elecciones para una legislatura de dos años, casi de transición, y lo que realmente nos interesa es pensar en las elecciones de 2023”. Ese relato se sustenta en las enormes dificultades para sacar del Gobierno de Madrid a Isabel Díaz Ayuso. Pero incluso si lograra gobernar, necesita preparar el terreno para esas futuras elecciones, aunque lo haga desde el Gobierno de la comunidad con ese equipo sólido.

Foto: Acto electoral de Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Sánchez había pactado ya con el PP que Gabilondo fuera defensor del pueblo, para poder hacer oposición y abordar la renovación tranquila del partido en Madrid. Contaba con tiempo para hacerlo hasta 2023, pero la ruptura de las negociaciones con el PP para la renovación de las instituciones y la convocatoria de las elecciones en Madrid han alterado esos planes. Gabilondo será candidato ahora, pero hasta el PP sabe que Sánchez quería sacarle de la confrontación política en la Comunidad de Madrid.

Pensaban en buscar cabeza de lista nuevo, pero con experiencia de gestión y con tiempo para darle a conocer. Nadie sabe en quién pensaba, menos aún se sospechaba en el PSOE de Madrid, pero estos días se reúnen algunas pistas como la designación de Hana Jalloul, secretaria de Estado de Migraciones, como número dos de la lista de Madrid y el hecho de que se le haya encargado la coordinación de la Ponencia marco del Congreso Federal de octubre.

placeholder El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)
El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)

Es decir, como mínimo, Sánchez y su equipo quieren dar a Jalloul visibilidad para el futuro. Y si Gabilondo no gobierna en Madrid desde el 4 de mayo, lo probable es que Moncloa quiera que quien le pueda sustituir en 2023 sea parlamentaria autonómica de Madrid con experiencia de gestión y cierto grado de conocimiento entre los votantes. Jalloul ya fue parlamentaria autonómica antes de ser nombrada secretaria de Estado. Si gobierna eso, obviamente, cambiaría, por lo que la lista contiene el relato del "Gobierno serio" y el de la "inversión de futuro", según explican en el PSOE.

En la lista estará también Irene Lozano, secretaria de Estado para el Deporte, y persona de la estricta confianza de Sánchez, aunque no sea precisamente del agrado de los socialistas de Madrid. Antes fue secretaria de Estado de España Global. Ella y Jalloul serán relevadas en el Consejo de Ministros del martes, por lo que las elecciones de Madrid desmantelan (al menos) dos secretarías de Estado para poder hacer esa lista de Gobierno o de gestión.

La idea es acaparar el voto útil de la izquierda frente a Más Madrid y Unidas Podemos vendiendo moderación y gestión

En la lista estará también la presidenta del Senado, Pilar Llop. En su caso, la candidatura es obligada porque es senadora por designación autonomica y solo puede conservar el cargo si es reelegida para la Asamblea de Madrid.

Respecto a los mensajes, la idea es acaparar el voto útil de la izquierda frente a Más Madrid y Unidas Podemos y que frente a ellos puede vender moderación y gestión. La idea de diferenciarse de Pablo Iglesias y no aparecer vinculado al todavía vicepresidente segundo es del equipo de Moncloa, pero interpretada a su manera por Gabilondo, según transmitió el propio Sánchez a un miembro de su Gobierno en los últimos días. De hecho, llegarán días de preparación ('coaching') para los principales candidatos socialistas pensando en la campaña electoral y, sobre todo, en los futuros debates.

En ese mensaje se incluye también el compromiso de no subir los impuestos en los próximos años. También se trata de apuntarse a la moderación y, sobre todo, al “relato alternativo” del proyecto para 2023, fecha a la que mira la candidatura diseñada para Gabilondo.

Foto: El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE) Opinión

Esa promesa, por cierto, contradice el acuerdo que permitió aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2021. El pasado mes de noviembre, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, compareció en el Congreso para anunciar que había pactado con el Gobierno obligar a la Comunidad de Madrid a suprimir las bajadas de impuestos. El Gobierno, que había hablado reiteradamente del 'dumping' fiscal de Madrid, ratificó ese acuerdo que ahora no es conveniente para la candidatura de Gabilondo y por eso es aparcado. Aquella rueda de prensa de Rufián, por cierto, provocó también evidente malestar de los socialistas madrileños, que veían en esa comparecencia el video electoral de Ayuso. En el caso de que Gabilondo pudiera gobernar, no subiría impuestos, precisamente, pensando en las elecciones de 2023.

El pasado mes de septiembre, Redondo y Miguel Ángel Rodríguez se jactaban de estar disputando una partida de ajedrez. Entonces acabó en la foto de las banderas que convirtió la reunión de Sánchez y Ayuso casi en un encuentro de Estado. Ahora los dos vuelven a estar a ambos lados del tablero.

“Una olla de garbanzos a presión”. Se dice que Felipe González utilizó esa expresión en los años 80 para definir lo que entonces era la FSM (Federación Socialista Madrileña) y hoy es el PSOE de Madrid. El que fuera todopoderoso presidente del Gobierno nunca pudo controlar su partido en Madrid y llegó a tener hasta seis corrientes distintas compitiendo permanentemente en la comunidad: guerristas, renovadores, renovadores de la base, acostistas, clan de Chamartín, Izquierda Socialista… Ahora el PSOE de Madrid es dirigido desde Moncloa y el jefe de Gabinete del presidente del Gobierno, Iván Redondo, pilota la campaña electoral para las autonómicas del 4 de mayo.

Más Madrid Moncloa Ángel Gabilondo PSOE Campañas electorales Salvador Illa Madrid Felipe González Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP) Pablo Iglesias
El redactor recomienda