En libertad con cargos el tentador de 'La isla' acusado de abusar en grupo de una joven
  1. España
EN UN VIAJE A CANARIAS

En libertad con cargos el tentador de 'La isla' acusado de abusar en grupo de una joven

Una francesa que acudió a una fiesta ilegal lo acusa de haberla forzado sexualmente en grupo aprovechándose de que estaba bebida y drogada

placeholder Foto: Captura de pantalla de la edición actual de 'La isla de las tentaciones'. (Telecinco)
Captura de pantalla de la edición actual de 'La isla de las tentaciones'. (Telecinco)

Hace tan solo unas horas, agentes de la Guardia Civil de Canarias han detenido a Carlos Algora, un joven sevillano que saltó a la fama por ser uno de los tentadores de esta última edición del programa 'La isla de las tentaciones'. Su arresto se ha producido durante un viaje de ocio al archipiélago en el que iba acompañado de otros tentadores y que compartía casi en directo a través de las historias de su cuenta en Instagram.

El juzgado de guardia de Las Palmas (instrucción número 7, del que es titular el magistrado Javier García Sotoca) ha ordenado su libertad provisional con cargos por presunto abuso sexual con acceso carnal, le he retirado el pasaporte y le ha impuesto la obligación de comparecer todos los lunes ante el juzgado que lleva el caso en la Comunidad de Madrid.

Mientras a Algora ponían las esposas, en una operación milimétrica, el EMUME de la Guardia Civil de Tres Cantos, Madrid, ha detenido en Sevilla a dos amigos del tentador, dos hombres con pareja y uno de ellos con hijos menores. Ambos también han quedado en libertad con cargos.

Foto: Fiesta ilegal en Madrid. (EFE)

A los tres hombres se les investiga por haber abusado sexualmente y en grupo de una joven francesa el pasado 13 de febrero durante una fiesta ilegal en Colmenarejo. Lo cierto es que, aunque el formato 'La isla de las tentaciones' se esté emitiendo ahora mismo, Carlos concluyó la grabación y su participación hace meses y ni la productora ni la cadena, Telecinco, mantienen actualmente ninguna relación con él. Se trata de una conducta presuntamente delictiva en su ámbito privado.

El delito que se les imputa es abuso sexual y no agresión sexual, porque los tres detenidos no habrían ejercido ni violencia ni intimidación contra la víctima, sino que se habrían aprovechado de su estado casi inconsciente para mantener relaciones con ella. La denunciante ha explicado a su entorno más íntimo que cree que pudo ser drogada con burundanga, ya que solo tiene breves 'flashes', pero no una secuencia nítida, de cómo varios hombres se aprovechaban sexualmente de ella al mismo tiempo y sin su consentimiento. A sus íntimos les explicó que se negó en dos ocasiones y que, a pesar de ello, los varones siguieron abusando de ella. El problema es que la burundanga desaparece muy rápido del cuerpo y, como tardó unas horas en acudir a denunciar, de haberla ingerido, no queda prueba alguna.

Algora, uno de los tentadores del programa, ha sido detenido al igual que dos amigos

La pesadilla de esta joven francesa comenzó el sábado 13 de febrero. Ella y su compañera de piso, una española amiga de Carlos, fueron invitadas a una fiesta multitudinaria. Primero pasaron por la discoteca Tiffanys de la calle Doctor Arce. Allí conocieron a un nutrido grupo de sevillanos que se habían organizado para venir de marcha a Madrid. El coordinador de todo el sarao era Carlos, el tentador.

Al acercarse la hora del toque de queda se corrió la voz de que la marcha seguía en un chalet de Colmenarejo, una localidad a 37 kilómetros de Madrid. No fue una invitación espontánea, sino que todo estaba planeado. El chalet lo había alquilado Carlos y también había contratado a chicas de imagen que trabajan en discotecas, había alcohol por doquier, luces y hasta un pinchadiscos. Algunas de las asistentes confiesan que se ofrecía droga gratis en la celebración, y entre las sustancias que se podía consumir sin pagar, por ejemplo, había popper, una droga que produce estimulación y vasodilatación de manera muy rápida al ser inhalado, así como una sensación de euforia y deseo sexual.

Foto:  Alumnos, exalumnos y profesionales de las artes escénicas se han manifestado contra el acoso y los abusos de poder denunciados en el Institut del Teatre de Barcelona. (EFE)

En mitad de la noche de juerga y fiesta, tres varones, incluido Carlos, subieron a una habitación de la planta de arriba acompañados de dos chicas. Una de ellas, la amiga del tentador, ha reconocido a su entorno que accedió voluntariamente a mantener relaciones sexuales con los tres a la vez, sin embargo, la otra, la francesa asegura que jamás consintió y que los tres varones sevillanos abusaron sexualmente de ella. Salió del chalet cuando la Guardia Civil recibió el aviso del dueño de la casa, que observaba a través de cámaras de seguridad la gran presencia de gente en su propiedad y que parecían estar en una enorme fiesta. Varios coches de agentes acudieron inmediatamente al lugar a disolver la fiesta ilegal. Si la joven francesa no denunció en ese momento fue porque sufría un vacío mental que no le permitía recordar nada aunque su cuerpo le estaba dando señales de que había ocurrido algo malo. Algo en contra de su voluntad. Tardó unas pocas horas en poder pensar con claridad y, en cuanto recordó la esencia de lo sucedido, inmediatamente acudió a denunciar.

Agresión sexual Canarias Guardia Civil Telecinco
El redactor recomienda