Iglesias y Errejón: la otra batalla del 4-M que definirá el curso de la izquierda alternativa
  1. España
ADELANTO ELECTORAL EN MADRID

Iglesias y Errejón: la otra batalla del 4-M que definirá el curso de la izquierda alternativa

Podemos se juega su supervivencia institucional y Más Madrid arriesga su proceso de articulación territorial. La división achica el espacio a la izquierda del PSOE

placeholder Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el diputado de Más País, Íñigo Errejón. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el diputado de Más País, Íñigo Errejón. (EFE)

En las elecciones a la Comunidad de Madrid, a falta de que sean ratificadas por los tribunales, se enfrentarán dos bloques, progresista y conservador, pero también lo harán los partidos y líderes dentro de cada uno de estos espacios. Entre ellos Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, que volverán a medir fuerzas por tercera vez tras las autonómicas de mayo de 2019 y las generales de noviembre del mismo año. La Comunidad de Madrid se presupone un terreno de competición electoral más favorable para Errejón, el origen de su escisión y donde ha replegado su proyecto político tras fracasar en el pulso estatal por hacerse con la hegemonía del espacio a la izquierda del PSOE. Con todo, mantiene la hegemonía de este espacio en Madrid, a nivel autonómico y municipal como primera fuerza de la oposición en el ayuntamiento.

Unidas Podemos se juega tener o no representación en la Asamblea, después de perder su presencia institucional en el ayuntamiento de la capital y volver a defenderse de la envolvente de su ex número dos. Por su parte, el partido liderado por el ahora diputado de Más País arriesga el futuro de su proceso de articulación territorial. Un gatillazo en su campamento base le restaría capacidad para seguir escalando territorialmente y reduciría su protagonismo para liderar alternativas, tanto de cara a seducir a los sectores de la izquierda desencantados con Unidas Podemos como a los proyectos políticos periféricos, regionalistas y ecologistas, a los que busca aglutinar bajo el paraguas común de Más País. En las generales registraron coalición con Equo, Compromís y Chunta Aragonesista, y se exploró con otras organizaciones como En Marea (Galicia) o Caballas (Ceuta). De cara al futuro se busca hacer lo propio con Adelante Andalucía, la escisión de Podemos liderada por Teresa Rodríguez.

Foto: Pablo Iglesias, Isabel Serra y Jesús Santos. (EFE)

Los resultados de ambas fuerzas en Madrid, epicentro político de los partidos de ámbito estatal, también serán determinantes no para calibrar sus respectivos estados de salud sino para dilucidar el efecto de la fragmentación en la izquierda de cara a plantear las candidaturas en las próximas municipales en la capital. Voces de distinto signo, como la del grupo de concejales afines a Manuela Carmena o la del fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, han coincidido durante los últimos meses en remarcar que para "recuperar" el ayuntamiento de la capital no se pueden repetir las fórmulas fragmentarias que habrían llevado a la alcaldía al popular José Luis Martínez-Almeida.

Desde las últimas elecciones autonómicas en las que Más Madrid casi triplicó en votos a Unidas Podemos, el escenario ha cambiado radicalmente para ambas formaciones. Los morados se presentan formando parte del Gobierno de coalición, con las heridas curadas tras las escisiones y el fratricida conflicto interno previo a aquellas elecciones, con recambio en la candidatura a la presidencia pero sin acabar de despegar en las encuestas y una tendencia electoral decreciente que, si bien lograron frenar en las elecciones catalanas, fue patente en las gallegas y vascas.

Más Madrid, por su parte, lo hará sin el empuje de la exalcaldesa Manuela Carmena, que en los anteriores comicios concurrió como 'ticket' electoral de Errejón. La candidatura de Carmena en las elecciones municipales rozó el 31% de los votos, mientras que la de Errejón se quedó en el 14,65% de los apoyos. En números absolutos, la exalcaldesa obtuvo 471.538 sufragios en la ciudad y Errejón 503.990 en toda la comunidad autónoma. El efecto arrastre de la exalcaldesa, con la que hizo tándem, fue por tanto crucial en aquellos comicios.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante su anuncio de convocatoria electoral. (EFE)

A su favor, y mientras los morados todavía buscan candidato, Más Madrid se presenta con una cabeza de cartel que ha ganado enteros como oposición 'de facto' a Isabel Díaz Ayuso ante el perfil bajo de Ángel Gabilondo, la médica y actual portavoz del grupo parlamentario Mónica García. Nuevos rostros, nuevas posiciones de partida y viejas rivalidades por ocupar un espacio electoral en el que difícilmente caben dos. Los resultados de las elecciones generales así lo atestiguaron, dejando a Más País con tan solo dos escaños, mientras que las últimas encuestas pronostican lo mismo en el ámbito autonómico, pero en este caso dejando a Unidas Podemos al borde del precipicio.

La encuesta de Metroscopia para El Confidencial, realizada tras el anuncio de la convocatoria electoral, vuelve a situar a los morados por debajo de la barrera del 5% necesaria para obtener representación, en línea con los pasados comicios en los que partían con una intención de voto similar (4,9%) y finalmente lograron impulsarse en la campaña electoral para lograr entrar en la Asamblea de Madrid con el 5,6%. En esta ocasión, desde la vicepresidencia del Gobierno, Iglesias podrá vender en campaña medidas programáticas que sacará adelante la coalición, como la regulación de los alquileres, la paralización de los desahucios sin alternativa habitacional, las leyes de igualdad o el paquete de ayudas directas a las empresas, que tras las presiones de los morados se han elevado a los 7.000 millones de euros frente a los 2.000 incialmente previstos.

La plataforma de Errejón experimentaría un acusado desgaste, quedándose en el 11% de intención de voto y 16 escaños, frente al 15% y 20 escaños actuales. La polarización solo beneficiaría a los partidos clásicos, con Ciudadanos también fuera de juego según la mencionada encuesta. Sondeos que por otra parte no recogen el efecto que generará la oficialización de los distintos candidatos. Si bien en Más Madrid la decisión está tomada, Unidas Podemos todavía debe resolver la ecuación. La formación liderada por Pablo Iglesias está en pleno proceso de debate interno para buscar el relevo de Isabel Serra.

Foto: Sondeo elaborado por Metroscopia.

Desde el entorno de Serra dan por hecho que no repetirá como candidata a la Comunidad de Madrid debido a que está a la espera de un recurso de casación al Tribunal Supremo, tras su condena por unos altercados ocurridos con la policía durante la paralización de un desahucio en 2014, que derivaría en su inhabilitación para el ejercicio de cargo público. Un factor desencadenante por el que han decido buscar alternativas. Fuentes de la dirección explican que todos los escenarios están abiertos y que se está planteando una reflexión en el seno de la dirección madrileña del partido, junto a Pablo Iglesias, de cara a consensuar los pasos a dar.

Si la diferencia entre ambos proyectos se podría limitar en los anteriores comicios a las reticencias de los morados a establecer pactos con los socialistas, ahora podrían circunscribirse únicamente al hecho de que Más Madrid no cierra la puerta a negociar con Ciudadanos y PSOE, como ya venía haciendo durante los últimos meses para forzar una moción de censura, mientras que los morados rechazan este tipo de escenario. Su objetivo es empujar a los socialistas a la izquierda, no a la derecha, suelen zanjar este debate desde el partido liderado por Pablo Iglesias. El 4-M determinará en buena medida el curso de los proyectos políticos a la izquierda del PSOE en el corto y medio plazos.

En las elecciones a la Comunidad de Madrid, a falta de que sean ratificadas por los tribunales, se enfrentarán dos bloques, progresista y conservador, pero también lo harán los partidos y líderes dentro de cada uno de estos espacios. Entre ellos Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, que volverán a medir fuerzas por tercera vez tras las autonómicas de mayo de 2019 y las generales de noviembre del mismo año. La Comunidad de Madrid se presupone un terreno de competición electoral más favorable para Errejón, el origen de su escisión y donde ha replegado su proyecto político tras fracasar en el pulso estatal por hacerse con la hegemonía del espacio a la izquierda del PSOE. Con todo, mantiene la hegemonía de este espacio en Madrid, a nivel autonómico y municipal como primera fuerza de la oposición en el ayuntamiento.

Madrid Unidas Podemos Más Madrid Pablo Iglesias Íñigo Errejón PSOE Manuela Carmena Isabel Díaz Ayuso Ángel Gabilondo Teresa Rodríguez Más País
El redactor recomienda