La fiscalía pide 8 años de encierro para el menor que mató a su padrastro en Godelleta
  1. España
Viajó a Barcelona para encubrirse

La fiscalía pide 8 años de encierro para el menor que mató a su padrastro en Godelleta

El grupo de homicidios de Valencia detuvo al menor y a su madre acusados de asesinar a un expolicía minusvalido que estaba en una silla de ruedas por una enfermedad degenerativa

Foto:  Foto de los dos detenidos. (Cedida)
Foto de los dos detenidos. (Cedida)

Este lunes un presunto asesino quedará en libertad sin juicio y eso que confesó cada detalle del crimen. Un relato cruel y doloroso que ya publicó El Confidencial. Semejante despropósito traslada a la familia de la víctima una sensación de enorme desprotección e injusticia. ¿Cómo puede ser que después de participar en el asesinato de un hombre minusválido, el joven pueda caminar en libertad sin pagar por su delito?

La razón de tamaño desatino se debe a que el acusado es menor y su edad impide que pase encerrado más de nueve meses de forma preventiva sin que se celebre la vista oral. El lunes se cumple ese plazo y todavía quedan semanas para que se siente en el banquillo. El retraso de debe a que a finales de febrero se entregaron informes pendientes y con tan poco tiempo ha sido imposible programar una vista oral.

Foto: Foto: Policía Nacional

El fiscal lo tiene claro y le acusa de asesinato. De hecho, en su escrito de calificación, al que ha tenido acceso en primicia El Confidencial, el representante del Ministerio Público solicita para el joven 8 años de internamiento y otros cinco de libertad vigilada. El menor confesó dos veces todos los detalles del brutal crimen, una en sede policial y otra en sede judicial. El relato es brutal: su madre, esposa de Isaac, y él, su hijastro, le dieron un somnífero engañándole, le llevaron en un coche a una finca apartada cerca de Godelleta, le encerraron en el coche con una bombona de butano abierta para que muriera intoxicado con el gas, como en las películas, pero al comprobar al cabo de una hora que no se moría, el menor se quitó un cordón de la zapatilla, se lo dio a su madre que lo uso para estrangular a Isaac. La autopsia le da la razón salvo en un detalle importante. Había varios traumatismos severos en la cabeza que no explicó.

placeholder Foto de las cámaras de seguridad del metro. (Cedida)
Foto de las cámaras de seguridad del metro. (Cedida)

Tras el crimen, a ninguno de los dos le pesó la conciencia. A pesar del sufrimiento de los dos hijos biológicos de Isaac no se arrepintieron, todo lo contrario. Para encubrir el asesinato viajaron varias veces a Barcelona con el móvil de la víctima. Allí lo encendieron y mandaron mensajes a su familia y amigos haciéndose pasar por él para tratar de engañar a los investigadores y a la propia familia de Isaac. Este medio también ha tenido acceso a las imágenes de las cámaras de seguridad que logró recuperar el enorme trabajo del grupo de homicidios de Policía Nacional.

Para el juicio de la madre habrá que esperar todavía. En cualquier caso, ya tiene su esperpéntica estrategia preparada: Isaac quería la eutanasia y ella le ayudó a morir.

Barcelona Cataluña Delincuencia
El redactor recomienda