El TC mantiene la suspensión de las manifestaciones del 8-M en Madrid
  1. España
Comisión 8-M de Madrid desconvoca actos

El TC mantiene la suspensión de las manifestaciones del 8-M en Madrid

Decide por unanimidad mantener la prohibición y realizará un estudio meditado de la medida solicitada en dos recursos

placeholder Foto: Vista aérea de la manifestación del 8-M de Madrid a su paso por la Cibeles. (EFE)
Vista aérea de la manifestación del 8-M de Madrid a su paso por la Cibeles. (EFE)

El Pleno del Tribunal Constitucional ha decidido este lunes mantener suspendidas las manifestaciones previstas para este 8 de marzo en Madrid. Los magistrados del tribunal de garantías han decidido por unanimidad admitir a trámite los dos recursos de amparo interpuestos, para analizar en una sentencia de fondo las cuestiones de constitucionalidad planteadas, que se consideran de especial trascendencia.

No obstante, deniegan la medida cautelarísima solicitada de suspensión inmediata de la prohibición gubernativa, dado que el asunto presenta elementos sustantivos específicos que abogan por un estudio meditado y contradictorio de la medida solicitada. En definitiva se mantiene la prohibición de la concentración prevista para las 11 de la mañana en la plaza de Cibeles, apuntan fuentes jurídicas a El Confidencial. No se aprecia "urgencia excepcional" para levantar la medidas sin oír a la parte contraria, considera el TC pero, sin embargo, se abre una pieza ordinaria de suspensión, dando traslado de la solicitud al fiscal y a la parte recurrente para que formulen las alegaciones que consideren convenientes.

Las manifestaciones fueron prohibidas por la Delegación del Gobierno en Madrid y, posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia mantuvo la decisión. Los sindicatos UGT y CCOO recurrieron al TC, que se reunió de urgencia esta mañana para decidir. Las cinco resoluciones del TSJM daban preferencia al riesgo para la salud pública de las concentraciones por encima del derecho constitucional de manifestación.

Foto: Imagen: Laura Martín.
Patrón macho: así se ha diseñado el mundo sin tener en cuenta a las mujeres
María Zuil Michael Mcloughlin Diseño: Laura Martín

La Sección décima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidió a última hora del sábado mantener la prohibición al considerar que las medidas de seguridad previstas no pueden garantizar la distancia social o el correcto uso de mascarillas. Indicaba la Sala que el derecho fundamental de manifestación no es de carácter absoluto. "Parece obvio que la prohibición de celebrar la manifestación guarda una relación lógica y de necesidad evidente con la finalidad perseguida por esa misma interdicción: evitar la propagación de una enfermedad grave, cuyo contagio masivo puede llevar al colapso de los servicios públicos de asistencia sanitaria", decía.

Foto: Manifestación del 8 de marzo de 2018. (EFE)

El delegado Franco había justificado la prohibición por motivos similares. Aunque comenzó permitiendo concentraciones restringidas a las 500 personas, tras estudiar las peticiones cambió de criterio. Adujo que la suma de cada protesta prevista elevaba la previsión a un número de más de 60.000 personas moviéndose por las diferentes calles de Madrid. El departamento tuvo en cuenta la incidencia acumulada en la región (de 261 personas por cada 100.000 habitantes) y el nivel cuatro de riesgo extremo para decidirse por restringirlas.

En tan solo tres días, en la Comunidad de Madrid fueron convocadas un total de 104 manifestaciones con distintos objetos, distintas ubicaciones y número de participantes (desde 25 personas en las más pequeñas hasta 10.000 en la más grande). Los informes policiales señalaban la dificultad de establecer dispositivos con capacidad operativa para hacer cumplir las normas sanitarias, como son la separación entre asistentes o el porte de mascarillas obligatorias e incluso el uso de mascarillas homologadas que sean eficaces en estas situaciones.

La Comisión 8-M desconvoca todos los actos

La Comisión 8-M de Madrid ha confirmado que desconvoca todos los actos organizados y ha anunciado que, como los sindicatos, acudirá al Tribunal Constitucional para defender sus derechos fundamentales.

En declaraciones a los medios en una céntrica plaza madrileña, varias voceras de la Comisión han mostrado su indignación por unas prohibiciones que, han denunciado, tratan de "criminalizar", "infantilizar" y "acallar" al movimiento feminista.

"Vamos a salir más fuertes", ha asegurado Victoria García, llamando a visibilizar en ventanas y balcones y en las plazas de otras ciudades del país la lucha feminista que no se verá hoy en las calles de Madrid. "El delegado del Gobierno en Madrid (José Manuel Franco) debe dimitir", ha subrayado su compañera Ana Viseros, tras recordar que los colectivos feministas trabajaron con todo cuidado y detalle cada una de las marchas y concentraciones organizadas para respetar las restricciones sanitarias.

placeholder Concentración convocada por el Sindicato de Estudiantes y la asociación Libres y Combativas en la Puerta del Sol de Madrid. (EFE)
Concentración convocada por el Sindicato de Estudiantes y la asociación Libres y Combativas en la Puerta del Sol de Madrid. (EFE)

Salvo cuatro concentraciones en sendas plazas del centro de Madrid de 499 personas cada una, la inmensa mayoría eran actos de pocas decenas de mujeres, pero la prohibición ha sido general, "desproporcionada" y "poco fundamentada", han criticado.

Recurrieron ante la justicia solo cinco actos que consideraban estratégicos -las cuatro concentraciones del centro, dos de cincuentas personas y otras dos de cien personas en distintos distritos- pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid avaló la prohibición general.

"La justicia nos ha denegado nuestro derecho a la manifestación sin seguir criterios proporcionales", ha subrayado Marta Carramiñana, quien ha recordado otras manifestaciones autorizadas en la capital o la concentración ayer en los alrededores del estadio Wanda Metropolitano ante el derbi Atlético de Madrid-Real Madrid.

Las portavoces de la Comisión 8-M, que han denunciado el acoso a mujeres solo por llevar este día prensa moradas o la vandalización del mural feminista de Ciudad Lienal, han aprovechado para recordar que ha sido las mujeres, mayoría en muchos sectores esenciales y en los cuidados, quienes han impedido desde trabajos precarios que la crisis provocada por la pandemia fuera aún más grave.

"Ante la emergencia social, el feminismo es esencial" es el título de su manifiesto este año, una llamada a "repensar el mundo", valorar los trabajos de cuidados y luchar para reforzar los derechos de empleos invisibles, feminizados y precarios.

8 de marzo Manifestación Tribunal Constitucional Jueces