Irene Montero cree que la suspensión de las marchas del 8-M "criminaliza" el feminismo
  1. España
tras prohibirlas delegación de gobierno

Irene Montero cree que la suspensión de las marchas del 8-M "criminaliza" el feminismo

La Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido "por motivos de salud pública" todas las convocatorias de manifestaciones o de concentraciones del 7 y del 8 de marzo

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero, hoy. (EFE)
La ministra de Igualdad, Irene Montero, hoy. (EFE)

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que como miembro del Gobierno está obligada a cumplir las recomendaciones sanitarias y la prohibición de las manifestaciones del 8 de marzo, pero ha denunciado un "señalamiento" y "criminalización" del movimiento feminista.

La ministra de Igualdad ha participado este jueves en un acto organizado por el sindicato CCOO con motivo del próximo Día de la Mujer y ha lamentado que hay quienes quieren "negar" la calle a las mujeres, "el derecho a la calle que tanto nos costó conseguir, la calle para estudiar, la calle para trabajar, la calle para reivindicar y conquistar derechos".

Foto: Un momento de la manifestación en la Asamblea Madrid 8 de Marzo en 2017. (EFE)

La Delegación del Gobierno en Madrid ha anunciado hoy la prohibición "por motivos de salud pública" de todas las convocatorias de manifestaciones o de concentraciones que habían sido comunicadas para los días 7 y 8 de marzo en la Comunidad.

"Como miembro del Gobierno lógicamente estoy obligada a cumplir escrupulosamente con las indicaciones de las autoridades sanitarias y así lo hemos dicho estos días insistentemente. Debemos hacer caso a las recomendaciones sanitarias", ha subrayado la titular de Igualdad.

Sin embargo, ha advertido que ese cumplimiento con las recomendaciones sanitarias no significa que no sepamos el "señalamiento" a la lucha feminista "por parte de quienes tienen una agenda reaccionaria convenientemente engrasada".

"A mí, a nosotras, no nos van a encontrar en esa criminalización del movimiento feminista", ha asegurado la ministra. En el Ministerio de Igualdad —ha dicho— "van a encontrar una oposición firme a esa España gris, machista, que nos quiere de vuelta a nuestras casa por parte de la extrema derecha".

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha utilizado Twitter para señalar la contradicción de que la Delegación de Gobierno permita una "manifestación antisemita de la Falange", pero no las marchas por el feminismo.

El portavoz parlamentario de Esquerra Republicana (ERC), Gabriel Rufián, ha criticado que en Madrid "haya toros", se celebren mítines o se "contemple la posibilidad" de que la gente vaya al fútbol, pero las manifestaciones del 8-M generen "tanta polémica".

Rufián ha denunciado que "en los últimos años" se está produciendo un "ataque" al feminismo "de manera más encarnizada". En su opinión, "lo dramático" es que esto suceda mientras "los 52 de Vox niegan que se asesine a mujeres por decenas cada año" en España.

Según Rufián, las manifestaciones del Día de la Mujer deben de "seguir", aunque con "autorización sanitaria". En este sentido, ha explicado que su formación acudirá a "todas" las iniciativas "autorizadas por las autoridades sanitarias" que se celebren el 8-M.

"No acudiríamos, pero nos parece bien que la gente se manifieste"

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha explicado que tampoco comparte la decisión de la Delegación del Gobierno en Madrid, ya que su partido apoya el derecho de todos los ciudadanos a manifestarse "por cualquier motivo". En rueda de prensa en el Congreso, Espinosa de los Monteros ha manifestado su deseo de que los políticos "dejaran de trasladar a los españoles la resolución de los problemas" y fueran capaces de atajar el avance de la epidemia, para permitir con ello las manifestaciones "de uno u otro signo".

"No acudiríamos, pero nos parece bien que la gente se manifieste", ha insistido no sin apuntar que "no es de las cosas" que más preocupan a Vox en la actualidad, pero subrayando su respeto al derecho de manifestación de los ciudadanos.

Las organizaciones feministas rechazan la prohibición

Las organizaciones feministas han rechazado la decisión tomada por la Delegación de Gobierno de Madrid de prohibir "por motivos de salud pública" las convocatorias previstas para el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, y aseguran que seguirán luchando para poder reivindicarse en la calle. En concreto, La Comisión 8M Madrid está estudiando posibles acciones legales contra la prohibición, e indican haberse enterado de la decisión "por la prensa antes que por las notificaciones ordinarias". Además, indican estar considerando alternativas para "visibilizar" el color morado en las ventanas y los balcones, entre otras acciones para ser "escuchadas" en las calles de la capital.

Por su parte, el Movimiento Feminista de Madrid, con un aforo de 250 personas, recurrirá la decisión del Ejecutivo en la Comunidad de Madrid, una autonomía en la que, según ha señalado la portavoz de la organización, Ana Sánchez de la Coba, se celebran "continuamente y todas las semanas manifestaciones".

Además, ha indicado, en la capital los transportes públicos van "atestados", se realizan "fiestas ilegales" o las terrazas están "llenas". Desde la organización lo consideran un "ataque directo a las mujeres".

Irene Montero Machismo Ministerio de Sanidad Igualdad de género Igualdad
El redactor recomienda