El Gobierno cifra en 30.000 los muertos en residencias desde el inicio de la pandemia
  1. España
datos un año después

El Gobierno cifra en 30.000 los muertos en residencias desde el inicio de la pandemia

Los casos de covid-19 descienden al mínimo en los centros sociosanitarios debido a la campaña de vacunación

placeholder Foto: Vacunación de una persona mayor dependiente en Valencia. (EFE)
Vacunación de una persona mayor dependiente en Valencia. (EFE)

Un año después del comienzo de la pandemia, el Gobierno ha publicado por primera vez datos del impacto del covid-19 en las residencias. Y el balance, según el análisis de la información facilitada por las comunidades autónomas, es de 29.782 fallecidos a causa del virus en esos centros. La buena noticia es que la campaña de vacunación ha hecho descender los casos al mínimo y también ha acelerado la bajada de los fallecimientos.

Esos casi 30.000 muertos se dividen de la siguiente manera: 19.858 han sido fallecimientos con diagnóstico confirmados, mientras que 9.914 lo son con covid-19 compatible. Dos terceras partes, 20.000 residentes, fallecieron entre el 14 de marzo y el 22 de junio. Ese número no está muy alejado del que España comunicó al Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) en una reunión del 8 de mayo. Hasta entonces, contabilizaba 17.231 muertes, según informó El Confidencial.

Foto: Familiares de residentes fallecidos en la residencia Adolfo Suárez de Madrid les rinden un homenaje. (EFE)

Aunque el número de muertes ha caído, sigue siendo muy alto. Desde el 1 de enero al 21 de febrero, día del cierre del informe elaborado por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), han fallecido 3.350 residentes. En ese mismo tiempo ha habido 19.056 casos confirmados, por lo que la letalidad se sitúa en el 17,6%. Durante 2020 fue del 22,4%.

Todos esos datos incluyen información de "centros residenciales para personas mayores (R1), centros residenciales para personas con discapacidad (R2) y otros alojamientos permanentes de servicios sociales dirigidos a los colectivos anteriores", explica el informe. La peor parte se la han llevado los primeros: 29.408 muertes desde el inicio de la pandemia (9.859 con covid-19 compatible), 3.268 en lo que va de año.

En la actualidad 281.216 personas en residencias de mayores (cifra actualizada a 21 de febrero). Si se asume que no ha habido entradas que hayan reemplazado a los fallecidos, en el último año ha muerto casi un 10% del total de los residentes.

La comparativa entre las distintas regiones debe hacerse con cautela, ya que el documento publicado refleja los problemas tras la recopilación de estos datos. Existen algunas diferencias entre la información presentada por cada comunidad autónoma, pero, con la información disponible, Madrid se ubica como la región más afectada, donde el 14% de la población que vivía en una residencia al inicio de la pandemia ha fallecido por coronavirus confirmado o sospechoso. Por encima de la media nacional, están también Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Navarra y La Rioja. En Canarias, Ceuta o Melilla, el porcentaje ronda el 1%.

El impacto del virus en las residencias ha sido mayor en cualquier otro ámbito, sobre todo durante la primera ola. Por eso, durante la pasada primavera, el entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue preguntado en cada rueda de prensa por los datos de fallecidos en esos centros. "Cuando tengamos la información analizada la daremos a conocer", dijo a comienzos de mayo, una respuesta similar a la que daba una y otra vez desde entonces. Han tenido que pasar diez meses para que el Gobierno facilite, al fin, información detallada de lo que pasó entonces en las residencias.

Los casos se reducen por la vacuna

Desde esta semana, el Imserso publicará cada viernes una actualización de los datos de residencias, lo que permitirá observar la evolución de la pandemia en esos centros. En las últimas semanas, la mejoría es evidente. En la semana del 18 al 24 de enero, el pico de la tercera ola, el 10,2% de los centros de todo el país tuvo al menos un positivo. En la última semana con datos (del 15 al 21 de febrero), ese porcentaje bajó hasta el 1,5%: en toda España hubo 243 positivos de residentes.

Las muertes también están cayendo: de las 739 de la última semana de enero a las 158 en la semana previa al cierre del informe. Ese descenso es más rápido que el observado a nivel nacional, lo que apunta a un efecto de la vacunación. Los residentes y trabajadores de centros sociosanitarios fueron el primer grupo en recibir la vacuna contra el covid-19.

Coronavirus Vacunación
El redactor recomienda