Así se nota el efecto de las vacunas en las residencias de Asturias
  1. España
Coronavirus: datos de la semana

Así se nota el efecto de las vacunas en las residencias de Asturias

España ha vacunado ya con dos dosis al 2,4% de la población. Castilla y León y Asturias lideran la carrera de la vacunación y caen los fallecimientos en las residencias

placeholder Foto: Imagen: El Confidencial.
Imagen: El Confidencial.

España ha vacunado ya con dos dosis al 2,4% de la población: 1.144.556 personas han realizado ya la pauta completa de la vacuna de Pfizer, Moderna o AstraZeneca. Siguiendo la estrategia de vacunación, los primeros fueron los residentes y personal en centros de mayores, el personal sanitario y sociosanitario y los grandes dependientes. Y mientras que todas esas personas van recibiendo sus dosis, el turno va llegando asimismo para los mayores de 80 años y trabajadores esenciales.

España recibirá ocho millones de vacunas entre febrero y marzo

Un mes después de que se comenzaran a administrar las segundas dosis, ¿se nota ya el efecto de las vacunas? El lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, afirmaba que la incidencia entre los mayores de 65 años que residen en centros sociosanitarios está cayendo más rápido que entre aquellos de la misma edad que no residen en estos centros, lo que podría ser por el efecto de la vacunación, aunque podría haber otros factores asociados, como la mayor prevención.

Foto: El director del CCAES, Fernando Simón, antes de una rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad. (EFE)


Para el coordinador del Observatorio de Salud del Principado de Asturias, Mario Margolles, el efecto de la vacuna en la región ya es evidente. Durante la primera y la segunda ola, explica, se veía un incremento de mortalidad casi paralelo al de los casos, algunas semanas después. "En la tercera ola, la mortalidad fue en paralelo durante dos semanas y a partir de ahí se truncó totalmente".

Desde el organismo asturiano, han ido más allá para determinar dónde se había producido este frenazo a la mortalidad. El desglose según el lugar de domicilio muestra cómo los fallecimientos comenzaron a caer la tercera semana de enero entre quienes viven en residencias, mientras que la tendencia continuó en ascenso para los que no viven en residencias y por tanto no habían recibido todavía la vacuna. "No tengo ninguna duda de que es debido a la vacuna. Pusimos ese gráfico para que se vea el comportamiento tan dispar que se produce".

Margolles lleva desde marzo gestionando la dura situación que han vivido las residencias. "Hicimos lo que pudimos en cada momento". Y ahora, por fin, comienza a ver la luz. "Seguimos teniendo algunos casos, pero son mayoritariamente de trabajadores que se negaron a vacunarse y por fallos vacunales". Desde el observatorio, confirman que en un 5% de las ocasiones la vacuna no está generando respuesta inmunitaria.

En total, Margolles calcula que, una vez que el proceso de vacunación en estos centros prácticamente ha concluido en Asturias, cerca de un 11% de la población de las residencias es vulnerable al virus, contando un 5% de trabajadores sin vacunar, un 5% de personas que no generen respuesta inmunitaria y quizás algo más por aquellos que no se han querido vacunar. "Pero hace un mes y medio era el 100%", recuerda. "Podemos esperar que los casos se reduzcan en un 90% y esperemos que también los fallecidos".

Hasta la fecha, Castilla y León y Asturias destacan por ser las regiones con mayor número de personas que ya han recibido las dos dosis: el 3,4%. Les siguen Extremadura, Cantabria y Aragón. A la cola en la carrera por la vacunación se sitúan Ceuta, Melilla, Baleares, Comunidad Valenciana y País Vasco, donde todavía no se ha llegado al 2% de personas con pauta completa.

Continúa la vacunación masiva a profesionales esenciales

Cada punto del gráfico muestra el porcentaje de población que ha recibido ya las dos dosis, cada día, desde que se comenzaron a poner, hace ya un mes. Cuando la distancia entre los puntos es más reducida, significa que el ritmo de vacunación ha descendido. En los últimos días, se observa una ralentización generalizada salvo en Cantabria, Extremadura, Aragón y Castilla-La Mancha, que han visto incrementos mayores de su porcentaje de vacunados entre un día y otro.

A nivel nacional, el ritmo de vacunación no ha presentado grandes variaciones durante el último mes. Aunque a mediados de enero el número de nuevas dosis diarias fue en descenso, en los últimos días se ha recuperado un ritmo superior a las 65.000 dosis administradas, según el promedio de los siete días previos a partir de las cifras diarias que publica Sanidad.

Coronavirus Vacunación Vacuna
El redactor recomienda