Enrique López: el gurú jurídico del PP
  1. España
HOMBRE CLAVE PARA CASADO

Enrique López: el gurú jurídico del PP

Da la sensación de que lleva toda la vida en el partido porque con su llegada se convirtió en un hombre fuerte de Casado y de Ayuso en Madrid. Casi todo pasa por sus manos

Foto: El consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López. (EFE)
El consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López. (EFE)

No hace tanto que Enrique López (Cacabelos, León, 1963) llegó al Partido Popular, pero la sensación es que llevara toda la vida. Se convirtió en el cerebro jurídico de la formación en cuanto asumió la cartera de Interior, Justicia y Víctimas del Terrorismo en el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso el verano de 2019. Pocos meses después Pablo Casado, en enero de 2020, lo incluía en su núcleo duro como responsable de Justicia del partido. Y, a partir de ese momento, casi todo pasa por sus manos.

Ha actuado como interlocutor con el ministro de Justicia en las conversaciones sobre la renovación del CGPJ, fija las posiciones del partido en el ámbito jurídico, ejerce como puente entre Génova y la Comunidad madrileña, y es el ideólogo del plan B (una ley orgánica de pandemias) que el PP lleva tiempo reclamando como alternativa al estado de alarma cuasipermanente implantado a raíz de la crisis sanitaria.

Esta semana, su nombre ha acaparado todos los titulares. Cuando el extesorero del PP, Luis Bárcenas, aseguró en el diario ‘El Mundo’ que su entorno había mantenido una negociación con personas de la órbita del PP para "enterrar el hacha de guerra", las alarmas se encendieron. De los dos contactos, al menos uno pertenecía a la Junta Directiva del PP, el máximo órgano entre congresos y que cuenta con cerca de 400 personas. Como publicó este diario, la primera de las personas era el abogado que representa al partido en el caso, el ex teniente fiscal en la Audiencia Nacional, Jesús Santos. El segundo era López, que cumplía con el requisito de pertenecer a la Junta Directiva y "tener presencia pública" en el PP de Casado.

Foto: El abogado contratado por el PP, Jesús Santos, en un momento del juicio.

López, eso sí, mantiene en todo momento que él simplemente presentó al abogado Santos y a un amigo íntimo de Bárcenas, Agustín de Diego, negando cualquier interlocución desde que aterrizó en el partido. Cuando las informaciones saltaron, el líder del PP le pidió explicaciones que le convencieron. "Se le acercan en su entorno de trabajo y le preguntan. Él le dio el contacto dejando claro que no tenía nada que ver porque no estaba aún en el partido", explicó Casado.

El ahora consejero madrileño ha ido ganando peso político con los meses y también acumula poder e influencia, hasta el punto de despertar algunos celos por su protagonismo mediático. En el partido lo consideran una referencia; y también Ayuso, erigida como oposición al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, lo ha ido consolidando como uno de sus hombres fuertes.

Está en todas las reuniones importantes, las decisiones se consultan con él y fue el encargado de poner en marcha el dispositivo de seguridad y emergencias para hacer frente a los episodios más complejos del covid-19 en Madrid, como el plan de choque en residencias de ancianos o los depósitos provisionales de cadáveres ante la presión del sistema funerario en la primera ola.

Foto: Rueda de prensa de Teodoro García Egea y Enrique López en la sede del PP. (PP)

Cuenta con el beneplácito de los principales dirigentes, más allá de Casado. En pocas palabras: nadie habla mal de López, más bien al contrario. "Si algo ha demostrado además es que siempre da la cara. No se esconde", insisten desde la cúpula popular señalando algunos episodios de su pasado. Además de juez de la Audiencia Nacional, fue vocal del CGPJ y magistrado del Tribunal Constitucional a propuesta del PP. Este último puesto lo ostentó solo durante un año, de 2013 a 2014, cuando dimitió por ir en moto sin casco, cuadruplicando la tasa de alcoholemia permitida y saltándose un semáforo en rojo en el centro de Madrid.

La noticia tuvo escaso recorrido porque al día siguiente, era 2 de junio de 2014, el rey Juan Carlos abdicó desplazando cualquier otra noticia a todos los niveles. Aun así y de manera casi inmediata, López presentó su renuncia ante Francisco Pérez de los Cobos, entonces presidente del órgano, y volvió a la Audiencia Nacional.

Es cierto que algunos de sus compañeros tuvieron dudas sobre si aguantaría mucho tiempo tras su vuelta, reconociéndole ambición por encontrar un destino más atractivo, que podía ir desde el Ministerio de Justicia hasta un despacho de abogados. Había sido vocal del CGPJ durante siete años y le había costado llegar al TC para que durara tan poco. Se equivocaron, porque se mantuvo en la Audiencia cinco años más hasta agosto de 2019, cuando se confirmó su incorporación al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

placeholder Pablo Casado junto a Teodoro García Egea (izquierda) y Enrique López (derecha). (EFE)
Pablo Casado junto a Teodoro García Egea (izquierda) y Enrique López (derecha). (EFE)

Y en ese periodo, en concreto en 2015, fue apartado por la Audiencia de los casos Gürtel (y más tarde) de la presunta caja B del PP. Los magistrados en la Sala de lo Penal decidieron recusarle alegando que no cumplía con la imagen de imparcialidad por su cercanía con esa formación, teniendo en cuenta que en el banquillo se sentaban varios excargos del partido. Como publica este diario, López se opuso a esa recusación con la perseverancia que le caracteriza llegando a asegurar que una condena al PP le era "indiferente", y puso de relieve que jamás había ostentado un cargo dentro de la formación. No mucho después las cosas cambiarían.

Entre los grandes hitos que señalan de él dentro del partido está el recurso con el que la Comunidad de Madrid dobló el brazo al Gobierno central el pasado otoño. La justicia tumbó el confinamiento impuesto desde el Ministerio de Sanidad con un auto en el que advertía a Salvador Illa que su orden no tenía consistencia suficiente para restringir derechos fundamentales como era la movilidad. El TSJM daba así la razón al Ejecutivo de Ayuso y dejaba en vigor las restricciones por zonas básicas de salud, la estrategia madrileña impulsada meses atrás y avalada por "los Enriques", como dicen en Génova, refiriéndose a López y Escudero, el consejero del ramo sanitario. Los dos son figuras claves en la hoja de ruta de la presidenta.

Enrique López Pablo Casado Isabel Díaz Ayuso Audiencia Nacional
El redactor recomienda