Detenido un 'hacker' menor de edad por poner en peligro la seguridad nacional
  1. España
TAMBIÉN FALSIFICÓ TARJETAS DE CRÉDITO

Detenido un 'hacker' menor de edad por poner en peligro la seguridad nacional

El chico, de 17 años, accedió a bases de datos policiales y a organizaciones empresariales. Los investigadores tratan de averiguar qué hizo con los datos que obtuvo

placeholder Foto: Foto de archivo de una convención de 'hackers' en Las Vegas. (Reuters)
Foto de archivo de una convención de 'hackers' en Las Vegas. (Reuters)

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil detuvieron la semana pasada a un 'hacker' de 27 años que pudo poner en riesgo la seguridad nacional. El menor había accedido a bases de datos policiales, con lo que pudo haber obtenido información extremadamente sensible. La operación, que llevan a cabo conjuntamente los especialistas en ciberseguridad de ambos cuerpos, sigue abierta. Los investigadores tratan de averiguar si hay más personas implicadas, hacia dónde fueron derivados los datos sustraídos y si estos han podido caer en manos peligrosas.

Los responsables de las pesquisas, que están judicializadas, tratan de discernir también qué hacía el 'hacker' con toda la información que obtenía, no solo de las mencionadas bases policiales, sino también de los accesos ilegales que hizo a grandes compañías, entre las que se encuentra el grupo Mediaset, propietario de las cadenas de televisión Telecinco y Cuatro. El detenido responde a las iniciales P. C. R. Según fuentes policiales, Alcalaboso, como se hacía llamar en el mundo ciberdelincuente el detenido, también consiguió crear tarjetas de crédito asociadas a diferentes cuentas corrientes de entidades bancarias diversas.

Foto: El hacker logró colarse en la cuenta de Trump en Twitter (EFE EPA/Doug Mills)

Por medio de estas tarjetas, el ahora investigado logró hacer diferentes pagos con dinero de estos bancos, lo que presumiblemente derivará en ilícitos relacionados con el atraco y el robo, que se sumarán a los relacionados con el acceso a procesos informáticos ajenos o la sustracción de datos personales y sensibles. La detención ha sido realizada por la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, especializada en la investigación de delitos cometidos a través de medios telemáticos, en colaboración con el departamento de delitos telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. La investigación está siendo tratada con especial interés por parte de ambos cuerpos, pues podría afectar a la seguridad del Estado.

El pasado abril, la Policía Nacional detuvo a otro 'hacker' diferente, esta vez de apenas 16 años, que acumulaba igualmente un largo historial delincuencial. El chaval había pirateado una aplicación sanitaria destinada a prescribir recetas y había sustraído datos personales de sus usuarios, información considerada protegida, tanto en el primer 'software' como en otras aplicaciones educativas y de organizaciones privadas a las que también accedió. Todo ello lo hizo el chico durante las primeras semanas del estado de alarma que el Gobierno decretó para combatir la primera ola de la pandemia.

Era muy activo. De hecho, en el momento en que los agentes responsables de la investigación le arrestaron, también abortaron el ataque que el pirata informático estaba a punto de ejecutar contra una empresa de mensajería. Al igual que había hecho en sus anteriores golpes, el joven sustraía todos los datos personales que podía de estos accesos ilegales a las organizaciones que atacaba. Pero ni siquiera la detención paralizó su actividad delictiva. Tras ser puesto en libertad, meses después, la Policía volvió a detenerle por organizar una estafa informática valorada en más de 1.600 euros.

Foto: Foto: Reuters

Este último 'hacker', a diferencia del ahora detenido, hacía gala en redes sociales de sus 'logros', una actitud que facilitó su localización. La investigación que acabó con sus ciberfechorías comenzó tras la denuncia de una de las entidades atacadas, una plataforma de vídeo bajo demanda que puso en conocimiento de la Policía que en apenas tres días había recibido 141.000 altas de cuentas fraudulentas que pretendían contratar su servicio durante dos semanas. Todas estas cuentas estaban respaldadas por números de tarjetas bancarias falsas. La mercantil denunció haber perdido 450.000 euros por este ataque. Una tienda de bicicletas, una consultora y un montón de empresas más también sufrieron el 'hackeo' del menor.

El 'hacker' ahora arrestado por llevar a cabo una actividad similar ya ha pasado a disposición judicial. La Policía registró el lugar desde donde el joven ha presuntamente cometido los diferentes ataques. Se trata de su propia casa, situada en un conocido barrio de Madrid, donde los agentes se incautaron de diferentes dispositivos que ahora estudian minuciosamente. Los agentes analizan ya estas pruebas de la actuación delictiva con el fin de determinar la cantidad de dinero que ha defraudado y los datos a los que ha podido acceder tanto de la Dirección General de la Policía como de las organizaciones empresariales atacadas.

¡Suscríbete a El Confidencial!

¿Quieres leer El Confidencial sin límites? Suscríbete ya y no te pierdas las grandes exclusivas, las noticias más relevantes y las opiniones de nuestros expertos influyentes.

Únete a los más de 20.000 suscriptores que impulsan la independencia de El Confidencial.

Hackers Guardia Civil Policía Nacional Mediaset Cuatro Telecinco Tarjetas de crédito
El redactor recomienda