Iglesias abre otro cisma en el Gobierno al decir que "no hay normalidad democrática"
  1. España
AFIRMACIÓN SIMILAR A LA DEL GOBIERNO RUSO

Iglesias abre otro cisma en el Gobierno al decir que "no hay normalidad democrática"

El líder de Unidas Podemos ha indicado que "en una situación de normalidad democrática, los conflictos políticos se gestionan democráticamente"

placeholder Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

"No hay una situación de plena normalidad política y democrática en España cuando los líderes políticos de los dos partidos que gobiernan Cataluña están uno en la cárcel y el otro en Bruselas". Estas palabras, que parecen de alguno de los candidatos o candidatas independentistas durante la presente campaña electoral, no lo son. Son de Pablo Iglesias y se dieron a conocer ayer con motivo de la entrevista que concedió al diario 'Ara'. El comienzo del textual señalado antes va encabezado así: "Lo tengo que reconocer como vicepresidente del Gobierno español".

Las declaraciones del líder de Unidas Podemos hubieran producido, por sí solas, un choque frontal con el ala del PSOE en el Ejecutivo de coalición porque cuestionan la esencia del sistema que ha hecho que él mismo sea hoy vicepresidente. Sin embargo, la controversia se ha acentuado porque la afirmación ha trascendido tres días después de una alusión del ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, al respecto. En una comparecencia ante los medios junto al responsable de la política exterior europea, Josep Borrell, comparó la situación de Navalni con la de los presos del 'procés'.

Foto: Josep Borrell y Sergei Lavrov. (EFE)

La afirmación provocó una reacción contundente de la jefa de la diplomacia española, Arancha González Laya, quien esgrimió el índice de calidad democrática de la publicación 'The Economist' para destacar que España es una democracia consolidada, a diferencia de Rusia. Que la máxima representante de la política exterior saliera rápidamente a defender la posición del país escenificaba la importancia que para el Gobierno de Pedro Sánchez tiene esta posición, y más en plena campaña electoral catalana.

Sin embargo, para Iglesias, esa no es la posición. La suya es otra. Y es ni más ni menos que el cuestionamiento de la democracia española. Al igual que el ministro ruso, el vicepresidente del Gobierno considera que la presencia del líder de ERC, Oriol Junqueras, en prisión, aunque ahora con permisos puntuales para que pueda participar en la campaña del 14-F, y la de Carles Puigdemont en el municipio belga de Waterloo no son muestra de calidad democrática plena.

En la entrevista, según recoge la Agencia EFE, Iglesias indica que "en una situación de normalidad democrática, los conflictos políticos se gestionan democráticamente". "Cuando tienen que intervenir la autoridad judicial o las fuerzas y cuerpos de seguridad", ha habido "un fracaso de la política", añade. Más adelante, se pregunta: "¿Cómo va a haber normalidad democrática en nuestro país si un conflicto político ha dejado de poder gestionarse por vías políticas y ha acabado gestionándose por vías policiales o judiciales?".

Foto: El alto representante de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en su reunión del pasado viernes. (EFE)

La conclusión la resume así: "Es evidente que hay una situación de excepcionalidad" que "daña la democracia" española.

Las reacciones no han tardado

Poco tiempo ha necesitado la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, para expresar sus discrepancias. "En las elecciones catalanas, quien no participa es porque huyó de su país", ha asegurado, según declaraciones recogidas por EFE. Según ha señalado, la discrepancia es "absoluta".

Antes, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, se mostró más comedido y opinó que las palabras del líder de Unidas Podemos no buscan tanto cuestionar la democracia como apuntar a "elementos de anormalidad", pues justo es eso lo que permite la normalidad democrática.

Ciudadanos, en cambio, ha exigido al presidente, Pedro Sánchez, que cese a Iglesias, porque sencillamente ha actuado en contra del interés nacional y del prestigio internacional de las instituciones.

Así que el vicepresidente segundo ha abierto un cisma más en el seno del Gobierno, y ya van unos cuantos. Hace poco comparó el exilio de Puigdemont con el exilio de los republicanos. Estas nuevas declaraciones responden al perfil diferenciado que Unidas Podemos está practicando en la campaña catalana, a la que concurre representado en la confluencia En Comù Podem.

Política exterior Pablo Iglesias Arancha González Laya Josep Borrell
El redactor recomienda