PSOE y UP arrancan la reforma del sistema electoral eliminando el voto rogado
  1. España
REFORMA DE LA LOREG

PSOE y UP arrancan la reforma del sistema electoral eliminando el voto rogado

La medida, que forma parte del programa de la coalición, plantea recuperar el sistema de voto sin solicitud previa para los residentes en el extranjero previo a la reforma de 2011

Foto: Recuento de los votos del Censo Español de Residentes Ausentes (CERA) llevado a cabo en las últimas elecciones gallegas. (EFE)
Recuento de los votos del Censo Español de Residentes Ausentes (CERA) llevado a cabo en las últimas elecciones gallegas. (EFE)

PSOE y Unidas Podemos han registrado este jueves en el Congreso una propuesta de reforma de la ley electoral (LOREG) para derogar el voto rogado en las elecciones autonómicas, generales, y europeas y municipales. La medida, que forma parte del programa de la coalición, plantea recuperar el sistema de voto sin solicitud previa para los residentes en el extranjero. La Oficina del Censo Electoral remitirá de oficio a todos los inscritos en el CERA las certificaciones, los sobres y la documentación requerida para votar, así como las indicaciones necesarias para descargar las papeletas de forma telemática y obtenerlas presencialmente en los consulados, según se plantea en el texto.

La reforma plantea, asimismo, recortar los plazos para la remisión de la documentación y facilita que las papeletas se puedan descargar de forma telemática y se posibilita la realización telemática de los trámites vinculados a la inscripción en los registros censales y variaciones de datos de los mismos. El plazo para el escrutinio se amplía hasta el quinto día posterior a las elecciones: "Es necesario que este llegue a tiempo al escrutinio para ser tomado en cuenta, y con el plazo actual de 3 días se pierde casi la mitad de los votos recogidos por los Consulados", se sostiene.

[Acceda aquí al texto íntegro de la reforma]

La actualización del registro de los residentes ausentes (CERA) es otra de las propuestas incluidas en la reforma de los socios de Gobierno. "La desactualización del CERA es un problema de primer orden, porque un sistema de voto garantista no puede contemplar el reparto o la devolución masiva de documentación electoral entregada de forma errónea", se argumenta, por lo que la propuesta establece que el Gobierno y la administración consular deberán llevar a cabo "en los próximos seis meses" un proceso extraordinario de verificación de datos de los inscritos.

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha explicado que desde la reforma de 2011 que introdujo el sistema de ruego de voto, la participación de los casi dos millones de residentes en el exterior en procesos electorales ha descendido del 31,88% en 2008 al 10,61% en las últimas elecciones generales de noviembre de 2019. "Además, de entre los que solicitaron votar se perdió entre un tercio y la mitad de los votos, por insuficiencia de los plazos para enviar la documentación y remitir los votos a las Juntas Electorales a tiempo para su cómputo".

Otra de las medidas sobre la reforma del sistema electoral incluida en el programa de gobierno firmado por PSOE y Unidas Podemos tiene que ver con la inclusión de listas cremallera en todos los procesos para garantizar la presencia de mujeres en las instituciones. Existe también el compromiso de buscar un "amplio consenso" para modificar la fórmula electoral de cara a "mejorar la proporcionalidad del sistema" y de llevar el debate a la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados sobre "la posibilidad de otorgar el derecho de sufragio activo y pasivo a las personas jóvenes de 16 y 17 años".

Reforma electoral PSOE Unidas Podemos