La entrada de Iceta en el Gobierno divide a los partidos del bloque de investidura
  1. España
FAVORABLES Y ESCÉPTICOS

La entrada de Iceta en el Gobierno divide a los partidos del bloque de investidura

Las fuerzas que apoyaron la formación del Gobierno de coalición se mueven entre las expectativas de cambio por la llegada de Iceta al Consejo de Ministros y el escepticismo

placeholder Foto: El nuevo ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta (i), y su predecesora, la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias. (EFE)
El nuevo ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta (i), y su predecesora, la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias. (EFE)

La incorporación de Miquel Iceta al Consejo de Ministros para asumir la cartera de Política Territorial ha soliviantado a partes iguales a las formaciones centralistas e independentistas, aunque por motivos opuestos. Y al bloque de investidura, que facilitó la conformación del Gobierno de coalición, primero, y la aprobación de los Presupuestos, después, lo ha dividido en dos: escépticos y favorables. En ERC, son quienes más conocen su mochila y muestran una mayor desconfianza, pero sin llegar al rechazo frontal de JxCAT, según las posiciones expresadas por las fuentes consultadas de ambas formaciones, que ya votaron en el Parlament en contra de su elección como senador autonómico, cuando el objetivo de los socialistas era que presidiese la Cámara Alta.

En el PNV, sí han acogido con "satisfacción" la designación de Iceta. "No es nacionalista ni soberanista, pero nos comprende", reconocen. Fuentes del grupo nacionalista vasco destacan del nuevo titular de Política Territorial sus "mimbres y conocimiento" del ministerio en el que se desempeñará, aunque le auguran retos complejos por "las tendencias recentralizadoras de la Administración del Estado, empezando por las que operan en su propio ministerio: se va a encontrar al enemigo en casa, en forma de una casta funcionarial antiautonómica y contraria a todo hecho diferencial", advierten.

Iceta: ''Illa nos ha enseñado cómo se ejerce con dignidad y eficacia una función pública''

Estas mismas fuentes valoran que el hecho de ser catalán puede beneficiarles a la hora de aportar "una visión periférica y conocimiento de otras realidades", aunque recuerdan también los precedentes de Saavedra o Almunia como titulares de esta misma cartera que "acabaron sintiendo la necesidad de demostrar que eran más papistas que el Papa". Con todo, ven su nombramiento "con esperanza" y "buenos ojos" por la relación fluida que Iceta mantiene con el PNV y le ponen deberes: "Esperamos que asuma con ganas y, sobre todo, que le dé ritmo y que acelere los acuerdos ya formalizados con el Gobierno de Sánchez para el traspaso de competencias y el definitivo cumplimiento del Estatuto de Gernika".

Desde En Comú Podem, evitan celebrar su nombramiento por el contexto electoral, pero tienden su mano y aplauden, en línea con el discurso del primer secretario del PSC, "todo lo que sea diálogo y negociación, ya que se ha demostrado la única vía para avanzar". Posiciones similares a las que mantienen desde Más País o Compromís, con expectativas favorables sobre Iceta.

El portavoz de la coalición valenciana, Joan Baldoví, destaca la importancia de que se trate de un "ministro de la periferia", a quien le presupone una visión "de la España plural a la que algunos aspiramos". Como prueba de ello, señala las reacciones negativas que su nombramiento habría generado en la derecha. Que además sea catalán, "un territorio donde también padecen una mala financiación autonómica", añade, podría contribuir a los avances en esta materia. Concluye así que desde Compromís valoran de forma positiva su entrada en el Gobierno porque "un ministro de la periferia puede entender mejor este tipo de problemas". Con todo, previene que "cuando veamos sus obras, opinaremos si las expectativas se convierten en realidades" o si, por el contrario, "es un nuevo ministro que cuando llega al cargo pierde esa sensibilidad autonómica y periférica que en un principio debería tener".

Foto: El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (i), conversa con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián (d). (EFE)

La vía Iceta, que representa las tesis más federalistas dentro del PSOE, la definió el recién nombrado ministro durante el traspaso de carteras como una suerte de unión en la diversidad. En su libro 'La tercera vía', publicado los meses previos al referéndum unilateral, desarrollaba la propuesta que lo sigue acompañando para "ensayar fórmulas federales que harían posible conciliar intereses diferentes, compartir identidades, asegurar el respeto a la diversidad y construir un proyecto común, autogobierno y gobierno compartido". "Soy un constructor de puentes" y un "militante del pacto", según se autodefinía en las páginas de este ensayo-manifiesto. Tras su toma de posesión, lo expresaba de forma más directa: “No hay fortaleza más fuerte que la que viene del acuerdo”.

Su papel en la mesa de diálogo Gobierno-Govern y su hoja de ruta para abordar el conflicto catalán ya están generando expectativas encontradas, incluso la influencia que podría tener a la hora de conceder el indulto a los presos del 'procés', sobre lo cual siempre se mostró favorable. Es en este punto en el que formaciones más centralistas muestran su rechazo al nombramiento. El presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juanma Moreno, ya advertía sobre su "preocupación" por estas posiciones, así como por su defensa de que "España es una nación de naciones", lo cual equiparó con "poner a un negacionista al frente de la lucha contra la epidemia". "Nos sorprende y nos preocupa".

La preocupación de los populares por unas posiciones catalanistas, y que algunos incluso sobredimensionan como soberanistas, es compartida por los republicanos catalanes, pero por todo lo contrario. De hecho, aseguran que esta imagen no podría estar más alejada de la realidad. "Es como cuando se decía que Gallardón era progresista", ejemplifican fuentes de la dirección de ERC en el Congreso, respecto a la 'fama' sobre las posiciones territoriales que tendría Iceta fuera Cataluña.

Foto: El ministro de Sanidad y candidato del PSC, Salvador Illa (i), acompañado del secretario general del PSC, Miquel Iceta (d). (EFE)

"Iceta es Iceta", resumen estas mismas fuentes para desmitificar esta fama y poner en cuestión el perfil más camaleónico de quien sacó del programa del PSC la defensa de un referéndum o apoyó las manifestaciones de Societat Civil Catalana contra el Govern, junto a los partidos del autonominado 'bloque constitucionalista'. El presidente de ERC, Oriol Junqueras, tampoco ha tenido nunca palabras de cercanía para quien ha acusado en repetidas ocasiones de aplaudir "la represión" y su entrada en prisión. En EH Bildu, se mueven en unas posiciones similares.

Desde el BNG, que también apoyó la investidura aunque se descolgó del apoyo al Gobierno de coalición en los Presupuestos, su portavoz, Néstor Rego, se alinea con los escépticos. "No creemos que Iceta vaya a hacer que las cosas cambien en lo que tiene que ver con la estructura del Estado". El representante de los soberanistas gallegos en el Congreso reconoce que en esta cuestión "pesa realmente la posición del PSOE como partido e, infelizmente, en muchas de las actuaciones que desarrollan, continúan la senda centralizadora". Y concluye: "Si hay en algún momento un viraje descentralizador, será por la presión de las fuerzas nacionalistas de las naciones sin Estado".

Foto: Miquel Iceta, en una imagen de archivo. (EFE)

Los posconvergentes todavía van más allá, y a pesar del contexto electoral del 14-F, auguran unas tensas relaciones con el que será uno de los máximos responsables del diálogo con Cataluña. Fuentes del grupo parlamentario de JxCAT critican que se premie con un ministerio a quien dicen que fue "uno de los principales valedores del 155 en Cataluña". Aventuran también que la mesa de diálogo no fructificará: "Ahora que es ministro, y a pocas horas de la campaña electoral, intenta, por puro oportunismo, resucitar la mesa de diálogo, que fue una operación de 'marketing' político de Pedro Sánchez impulsada en su momento para justificar unos votos a favor en su investidura".

En esta línea, las mismas fuentes del grupo parlamentario aseguran que no esperan "ningún cambio sustantivo ahora que Iceta es ministro". Y sentencian: "Si no ha sabido o no ha querido articular una propuesta política para Cataluña desde el Parlament, tampoco lo hará ahora desde un ministerio".

El recetario de Iceta no parece que vaya a suponer una revolución, al subrayar tras tomar posesión del cargo que le “gusta España como es", adjetivándola de "diversa, unida y plural”. Sus deberes, de los que dijo haber tomado nota por las palabras que le dedicó Sánchez al comunicar la remodelación del Gobierno, serán “cooperación, colaboración, coordinación y cogobernanza”. En su citada hoja de ruta sobre la tercera vía, aterrizaba algunas de estas cuestiones: "Los socialistas aportaremos al debate una propuesta factible, madura y solvente de reforma constitucional en un sentido federal. Y estaremos como siempre dispuestos a escuchar y a dialogar sobre otras propuestas".

Miquel Iceta Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) PNV PSC Joan Baldoví Compromís Más País BNG Junts per Catalunya En Comú Podem
El redactor recomienda