La receta del caos de los CDR: ácido clorhídrico al 39% para cortar la red eléctrica
  1. España
iban a usar termita para seccionar los cables

La receta del caos de los CDR: ácido clorhídrico al 39% para cortar la red eléctrica

La Guardia Civil halla pruebas de que los CDR acusados de terrorismo adquirieron ácido clorhídrico (HCl) para inutilizar cableados eléctricos de líneas ferroviarias y nodos eléctricos

placeholder Foto: Extracto de la conversación entre Esther García y Jordi Ros.
Extracto de la conversación entre Esther García y Jordi Ros.

Los miembros de los CDR acusados en la Audiencia Nacional de preparar ataques, sabotajes y el asalto al Parlament de Cataluña diseñaron presuntamente un plan para destruir el cableado de infraestructuras críticas con sustancias químicas y precursores de explosivos. La Guardia Civil intervino una conversación en la aplicación de mensajería segura Signal en la que dos de los supuestos implicados se daban consejos para adquirir y manipular un producto altamente corrosivo con el que pretendían “deshacer las gomas de las mangueras eléctricas” que se emplean en las redes de suministro de electricidad.

[Consulte aquí el documento en el que se transcribe la conversación]

La comunicación se produjo en julio de 2019, según el sumario del caso que instruye el juez Manuel García-Castellón y al que ha tenido acceso El Confidencial. En ese momento, los autodenominados equipos de respuesta táctica (ERT) de los CDR ya estaban trabajando en “acciones violentas” para reaccionar a la sentencia del Tribunal Supremo sobre los líderes del 1-O. Según la Fiscalía, su objetivo era sembrar el caos para forzar la proclamación de la república de Cataluña.

placeholder Esther García Canet, durante su intervención en un programa de TV3, en octubre de 2020.
Esther García Canet, durante su intervención en un programa de TV3, en octubre de 2020.

En uno de los chats que utilizaban para comunicarse, la presunta cabecilla del grupo, Esther García Canet, informó a uno de los componentes del 'núcleo productor' dedicado específicamente a la fabricación de explosivos, Jordi Ros, de que estaban adquiriendo ácido clorhídrico (HCl) al 39%, la mezcla más pura que podían adquirir sin necesidad de dejar sus datos personales en un registro. “Ácido clorhídrico HCl, ¿para qué lo necesitáis?”, preguntó Ros. “Para deshacer las gomas de las mangueras eléctricas”, contestó García Canet.

Ros le aconsejó entonces que tomaran algunas precauciones: “A partir del 50%, tenéis que trabajar con vidrio”. "Sí, de eso somos conscientes (…) Ya lo hemos mirado", respondió la supuesta líder del comando, imputada desde junio de 2020 por presuntos delitos de terrorismo e integración en banda armada. Por su parte, Ros fue uno de los nueve detenidos en la primera fase de la operación Judas, en septiembre de 2019. Tras su arresto, confesó en sede policial y judicial su participación en el grupo y aportó información valiosa sobre los planes que estaban preparando.

La Guardia Civil relaciona la conversación con los reconocimientos de objetivos efectuados por el grupo en esas mismas semanas. En la casa de otros dos investigados, Alexis Codina y Germinal Tomas, se descubrieron fotografías de puntos sensibles de la planta del fabricante de trenes Alstom en Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona), así como imágenes de torres de electricidad y cajas de registro de cableado de una línea de ferrocarril. Además, de otras conversaciones, se desprende que los ERT barajaron ataques a una nave de Amazon y diferentes nodos eléctricos.

placeholder Jordi Ros, en su declaración ante la Audiencia Nacional.
Jordi Ros, en su declaración ante la Audiencia Nacional.

Tras deshacer el plástico protector de los cables con el ácido clorhídrico, colocarían en el material ya descubierto una mezcla de termita, un producto de alto poder calorífico que se utiliza en soldaduras metálicas y como precursor de explosivos. Los expertos en explosivos de la Guardia Civil encontraron rastros de termita en el laboratorio clandestino de los CDR en la localidad de Sant Fost de Campsentelles (Barcelona) y, durante las vigilancias de esa finca, detectaron humaredas, explosiones y destellos de luz que atribuyen a ensayos con esa sustancia.

placeholder Segunda parte de la conversación entre Esther y Jordi Ros.
Segunda parte de la conversación entre Esther y Jordi Ros.

La conversación de García Canet y Ros continuó precisamente hablando sobre la termita. Este último preguntó a la cabecilla por qué querían H2SO4, si era para “oxidar y sacar el Fe304 [óxido de hierro] y hacer electrólisis”, insistió Ros, refiriéndose al método necesario para la obtención de termita. “Sí”, le confirmó García Canet. “¿Sabéis hacer la electrólisis?”, insistió Ros. “Sí”, dijo de nuevo la supuesta líder del grupo, justo antes de ofrecerle a su interlocutor la posibilidad de entrar en contacto con otras supuestas células de los CDR que estaban trabajando en paralelo en ese mismo momento para confeccionar esas mezclas explosivas: “¿Quieres quedar con ellos?”. “Sí, venga (…) Guay”, terminó Ros.

Según la Fiscalía, los acusados pretendían provocar problemas en el suministro de energía para detener la actividad económica y sembrar el desconcierto en las Fuerzas de Seguridad. Esos momentos de incertidumbre serían aprovechados por otros miembros de los ERT para entrar por la fuerza en el Parlament de Cataluña y exigir a los partidos secesionistas la declaración inmediata de la independencia. Junto a la termita, se encontraron principios activos para confeccionar cloratita, nitrocelulosa y amonal, explosivos con gran poder de destrucción.

Los miembros de los CDR acusados en la Audiencia Nacional de preparar ataques, sabotajes y el asalto al Parlament de Cataluña diseñaron presuntamente un plan para destruir el cableado de infraestructuras críticas con sustancias químicas y precursores de explosivos. La Guardia Civil intervino una conversación en la aplicación de mensajería segura Signal en la que dos de los supuestos implicados se daban consejos para adquirir y manipular un producto altamente corrosivo con el que pretendían “deshacer las gomas de las mangueras eléctricas” que se emplean en las redes de suministro de electricidad.

Guardia Civil Tribunal Supremo Audiencia Nacional Independencia de Cataluña Parlamento de Cataluña Alstom Terrorismo CDR
El redactor recomienda