La Generalitat desarrolló en diciembre cinco protocolos para votar con seguridad el 14-F
  1. España
REGLAS MUY PRECISAS PARA EVITAR CONTAGIOS

La Generalitat desarrolló en diciembre cinco protocolos para votar con seguridad el 14-F

La Generalitat de Cataluña desarrolló cinco protocolos para que el 14-F se celebrara con mínimo riesgo de contagio de covid antes de decantarse por la suspensión

Foto: Votantes acceden a un colegio electoral de Vitoria el pasado 7 de julio. (EFE)
Votantes acceden a un colegio electoral de Vitoria el pasado 7 de julio. (EFE)

La Generalitat de Cataluña desarrolló cinco protocolos para que el 14-F se celebrara con mínimo riesgo de contagio de covid. Los documentos fueron aprobados el pasado 28 de diciembre, pero el vicepresidente catalán y presidente en funciones en la actualidad, Pere Aragonès, no los tuvo en cuenta cuando hace una semana firmó el decreto que aplazaba la fecha de los comicios a finales de mayo.

En dicho texto, el Govern señalaba una serie de circunstancias que podrían obstaculizar el derecho al sufragio, fundamental según la Constitución. La evolución de la pandemia y, por tanto, la tasa de contagios, así como las medidas adoptadas para contrarrestar los riesgos, colisionarían, según los casos, con el ejercicio del voto. Pudiera ser, en definitiva, que "el resultado final no responda a la voluntad de la colectividad" por cuanto "las personas contagiadas, en cuarentena, vulnerables o ubicadas en determinados ámbitos territoriales no se pueden desplazar para ir a votar".

El TSJC mantiene las elecciones el 14-F

Achacar la suspensión de las elecciones a la cuestión sanitaria es rebatido desde varios estamentos. “Es mentira que la situación sanitaria lo impida. Pactamos que incluso los ciudadanos que estén en cuarentena podrían ir a votar y, para ello, en un documento aprobado a finales de 2020, introdujimos la recomendación de ir a votar en una franja horaria recomendada si lo prefieren”, explica a El Confidencial un alto dirigente del PSC. También el presidente del Colegio de Médicos, Jaume Padrós, desmintió la justificación de Aragonès, alegando que la situación sanitaria no es la causa de la suspensión de las elecciones y, además, subrayando que nadie sabe cómo estaremos el 30 de mayo.

En definitiva, Aragonès hubiese hecho bien mirando en el cajón de su escritorio antes de firmar el decreto, porque uno de los protocolos aprobados por el Gobierno de la Generalitat era específico para “la adecuación de los colegios electorales y para el procedimiento de voto en mesa electoral”. En ese protocolo, está prevista la votación de personas contagiadas. Según los independentistas, si se mantiene el 14-F, un total de 200.000 ciudadanos no irían a votar por estar en cuarentena, pero esa teoría es desmentida por los documentos oficiales de la Generalitat: “Lo que pasa es que la movilización del independentismo está al 100% y no quieren perder ni un voto. Saben que la abstención voluntaria afecta más al constitucionalismo y por eso están tan interesados en que todos puedan acudir a las urnas”, explican fuentes de la oposición política.

Protección hasta en mesas electorales

Los protocolos del día 28, no obstante, son muy claros: “Se promoverá activamente el voto por correo de las personas que hayan recibido la indicación sanitaria de iniciar un aislamiento o cuarentena” y “se recomendará a la ciudadanía votar según una distribución de franjas de acuerdo con la situación sanitaria personal". El seguimiento de estas indicaciones "no es obligatorio y se apelará al sentido común, la buena voluntad y la responsabilidad de cada persona en beneficio de la seguridad sanitaria”, se añade.

Foto: El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, acompañado por la 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budo. (EFE)

Una recomendación es la votación para los colectivos de riesgo durante las tres primeras horas de la jornada, hasta las 12 del mediodía. Y para las personas en cuarentena, se recomienda la última hora, entre las siete y las ocho de la tarde. “Durante la última hora de votación, los miembros de la mesa utilizarán equipos de protección individual (EPI) integrales de alta seguridad. Se los tendrán que poner entre las 18:40 y las 19.00 por turnos, quedando siempre dos miembros en custodia de la urna y para seguir con el proceso electoral”.

Ese equipamiento consta de ropa protectora, guantes, mascarillas FFP2 y gafas protectoras. Con él, se facilita a los miembros de las mesas un manual sobre cómo ponerse y sacarse el equipo correctamente. En total, se entregarán cuatro mascarillas a cada miembro de la mesa para que puedan renovarlas durante la jornada, así como una pantalla facial y gel hidroalcohólico para uso frecuente.

Las personas contagiadas necesitarán un certificado de desplazamiento que les permitirá romper el confinamiento obligatorio para ejercer su derecho a voto y se recomienda “llevar el voto preparado de casa en este turno para minimizar el tiempo de estancia dentro del local electoral, así como evitar tocar cualquier tipo de material”. Este protocolo también prevé que las personas vulnerables o en cuarentena estén exentas de formar parte de una mesa.

El documento, además, establece una baja densidad de los espacios electorales, con un aforo mínimo de 2,5 metros cuadrados por persona y no han de estar ni en centros sanitarios ni en locales usados por colectivos vulnerables. Además de garantizar una ventilación constante, se elegirán preferentemente los que eviten el cruzamiento de personas. La distancia mínima entre mesas electorales será de dos metros y los miembros de las mesas y electores deberán guardar 1,5 metros de distancia.

Foto: El vicepresidente del Govern en funciones de presidente, Pere Aragonès (d), y el ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

Los colegios electorales, por su parte, se desinfectarán antes de la jornada electoral y después de su uso, y la limpieza durante el día será la pautada por la autoridad sanitaria. Las puertas deberán estar siempre abiertas, lo mismo que las ventanas. En caso de condiciones atmosféricas adversas, se habrán de orear con frecuencia. En las colas, la distancia mínima entre votantes es de 1,5 metros y no se permitirá circular fuera de las colas en el interior de los colegios. El objetivo es evitar en todo momento aglomeraciones. En los locales, deberá haber también gel hidroalcohólico y guantes para los alérgicos al gel. En la votación, los miembros de la mesa no tocan el DNI ni los sobres con las papeletas y en el recuento son obligatorios la mascarilla y guantes de un solo uso.

Mítines sin aplausos ni cánticos

La Generalitat dispone también de un protocolo específico para el dispositivo de la oficina de seguridad sanitaria, el responsable de covid-19 en cada ayuntamiento y el responsable en cada colegio electoral. El municipal debe asegurar la adecuación de los colegios electorales, el aprovisionamiento del material de protección y el seguimiento de la adecuación de los colegios. La persona que está en los espacios electorales ha de velar por el uso de la mascarilla, el acceso ordenado de los votantes al colegio y la limpieza de manos, así como evitar el contacto entre personas.

En este documento, se recomienda a los equipamientos públicos que cedan sus locales para colegios electorales y que cancelen su actividad al día siguiente para desinfectar los mismos. Se recomienda a los partidos, asimismo, pactar un número máximo de un apoderado por cada cinco mesas para evitar grandes aglomeraciones.

Foto: El vicepresidente del Govern con funciones de presidente, Pere Aragonès (i), y el presidente del grupo parlamentario Socialistes Units per Avançar, Miquel Iceta. (EFE)

Otro protocolo hace referencia a los actos de campaña, en los que se recomienda seguir las instrucciones del Procicat: priorizar los actos al aire libre, tener cuidado con las personas vulnerables, evitar toda clase de contactos, minimizar el tiempo de atención presencial, haciendo uso de las condiciones de higiene, distancia, uso de mascarilla y ventilación, y no romper nunca la cuarentena de contagiados.

En los actos, se evitarán la interacción y el contacto físico, limitando las visitas a mercados o paseos por los barrios. Además, deberán llevar un registro de asistentes y el público ha de ser estático, sin movilidad de los asistentes. Tampoco se permiten los aplausos, los cánticos y los gritos en locales cerrados. Y se deben de garantizar la limpieza de manos y la ventilación de espacios cerrados. También está prohibido el reparto de 'merchandising' (solo se permitirá el reparto de sobres con papeletas para poder llevarlos desde casa al colegio) y la distancia mínima entre asistentes será de dos metros.

El Govern dispone aún de otros dos protocolos específicos, uno para la comunicación institucional sobre las diferentes modalidades de voto (se explica cómo votar presencialmente, por correo o desde el extranjero) y otro más sobre las medidas a tomar por la Mesa de Partidos, de la que forman parte dos representantes de cada formación y es convocada por el Govern. Esta mesa es la que controla todo el proceso electoral y fija los criterios a aplicar según las circunstancias de cada momento.

Generalitat de Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda