Ayuso se desmarca de las CCAA del PP que exigen a Sanidad adelantar el toque de queda
  1. España
ILLA REÚNE EL CONSEJO INTERTERRITORIAL

Ayuso se desmarca de las CCAA del PP que exigen a Sanidad adelantar el toque de queda

Los barones del partido que lidera Pablo Casado defienden situar el cierre de la hostelería y comercios en las 20:00; Castilla y León llevará la batuta en esta petición al ministro de Sanidad

placeholder Foto: Los ministros Salvador Illa y Carolina Darias, en rueda de prensa. (EFE)
Los ministros Salvador Illa y Carolina Darias, en rueda de prensa. (EFE)

Las CCAA y el Ministerio de Sanidad abordan este miércoles un asunto clave para la tercera ola del coronavirus, absolutamente descontrolada en casi toda España: la posibilidad de flexibilizar y modificar el decreto del estado de alarma para cuestiones como el adelanto del toque de queda. Más de una decena de comunidades lo han solicitado y Moncloa prepara ya esos posibles cambios, que deberán contar con el aval del Congreso de los Diputados.

Todas las autonomías del PP excepto Madrid han solicitado formalmente al Gobierno poder adelantar el toque de queda. Algunas piden también otras herramientas para llevar a cabo confinamientos selectivos por municipios e incluso barrios. Es la postura de Andalucía y Murcia. La comunidad que lidera Isabel Díaz Ayuso, sin embargo, se desmarca de sus compañeros de filas, a pesar de haberles brindado su apoyo hace apenas unas horas: “Sobre las restricciones, conmigo que no cuenten para arruinar más la hostelería. No puedo ser más clara”, zanjó la dirigente madrileña.

Ayuso: ''Para arruinar aún más la hostelería, conmigo que no cuenten''

Mientras Castilla y León lideró la revuelta del toque de queda, imponiéndolo a las 20:00 a pesar de que el decreto lo establece a las 23:00 (dando opción de adelantarlo o atrasarlo una hora), son ya muchas autonomías las que se han sumado a la petición, sin llegar a incumplir la normativa. Andalucía lo pidió formalmente y el Gobierno murciano envió ayer una carta a Moncloa solicitándolo por escrito. También Galicia se unió más tarde. Pero algunas socialistas, como Baleares, Castilla La-Mancha y la Comunidad Valenciana, más Cataluña y el País Vasco, tienen la misma exigencia encima de la mesa y mañana la confirmarán en el pleno de la Interterritorial desplazado a Sevilla.

Ayuso, en cambio, dejó claro que “respeta la autonomía y la estrategia de cada comunidad” (de hecho, ayer quiso mostrar su apoyo expreso a Mañueco ante el recurso del Gobierno central en el Tribunal Supremo contra su decisión de imponer el toque de queda a las ocho de la tarde), pero aseguró que no contribuirá a hundir “la hostelería, el comercio y la iniciativa privada”.

Las comunidades exigen al Gobierno más instrumentos para luchar contra el virus

“No hay acciones a nivel nacional ni una estrategia de país ante la epidemia. Las CCAA nos hemos echado a las espaldas la gestión de la misma y pido respeto para que cada autonomía aplique las medidas que considere oportunas”, insistió Ayuso, después de lanzar un dardo sobre aquellos gobiernos regionales (muchos del PP) que claman por aumentar las restricciones.

La postura del PP nacional está más alineada con la de Madrid. El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, insistió este martes tras el comité de dirección que Pedro Sánchez debe “tomar el timón” de una vez por todas “y ponerse al frente de una estrategia común” para combatir el virus. Eso sí, después defendió que cada comunidad pueda tomar sus propias decisiones, y en ningún caso confirmó la posición que adoptará el partido en el Congreso si llega un nuevo decreto modificado que recoja las exigencias de los presidentes autonómicos populares. Parece difícil que el PP se abstraiga del debate y que dé la espalda a sus barones, pero el partido de Casado insiste en que la pelota está en el tejado del Gobierno y que esperarán a conocer una propuesta formal.

Foto: Pablo Casado, junto a varios presidentes autonómicos del PP. (EFE)

Este miércoles, la Interterritorial tiene por delante el reto de encontrar un consenso. Fuentes del Ejecutivo de Castilla y León anticipan que “defenderán su posición con vehemencia” y confían en que la presión ejercida por el resto de comunidades sirva para convencer a Sanidad de adelantar el toque de queda. Moncloa recurrió el incumplimiento de este Gobierno autonómico, aunque renunció a solicitar medidas cautelarísimas, permitiendo que en los próximos 15 días la medida siga en vigor.

En el caso de Andalucía, además de la petición relativa al toque de queda desde hace días, también solicitará poder confinar con una incidencia acumulada de 1.000 casos. En estos momentos, 140 municipios cumplen con esa tasa y podrían estar sujetos al confinamiento domiciliario si la Junta contara con luz verde. Murcia también ha hecho una petición similar. Según la carta del presidente, Fernando López Miras, a la que ha tenido acceso este diario, la región exige que el nuevo decreto “contemple la posibilidad de confinar selectivamente en comarcas, municipios y barrios”, pidiendo que la cogobernanza se dote con instrumentos suficientes.

España se encierra ante la cresta de la tercera ola

Madrid, que la semana pasada adelantó el toque de queda a las 23:00 (hasta ese momento, había hecho uso de la hora extra, hasta la medianoche, que el decreto permitía), ya ha dejado claro que no abogará por medidas como la de la Comunidad Valenciana, que finalmente decretó el cierre total de la hostelería. “Vamos a seguir con la estrategia de test de antígenos y las zonas básicas de salud”, aseguró la presidenta madrileña este martes, pidiendo ayuda a la Delegación del Gobierno que dirige el socialista José Manuel Franco para controlar la entrada y salida de esas zonas básicas de salud, reconociendo al mismo tiempo que en este momento “las restricciones de movilidad no se están cumpliendo”.

Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP) Ministerio de Sanidad Castilla y León Congreso de los Diputados Coronavirus
El redactor recomienda