Simón: "La medida que ha tenido un impacto mayor es el cierre del interior de los bares"
  1. España
la incidencia roza los 700 casos

Simón: "La medida que ha tenido un impacto mayor es el cierre del interior de los bares"

Tras el peor fin de semana de la segunda y tercera ola, el director del CCAES cree que es posible que el pico de esta fase de la pandemia se alcance esta semana

placeholder Foto: El director del CCAES, Fernando Simón, duranta una rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad. (EFE)
El director del CCAES, Fernando Simón, duranta una rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad. (EFE)

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, cree que antes de adelantar el inicio del toque de queda, como ya ha decretado Castilla y León en contra de la postura del Gobierno, hay otras alternativas más eficaces. Entre ellas, el cierre del interior de los locales de hostelería y restauración.

"La medida que ha tenido un impacto mayor ha sido el cierre del interior de los bares. Cuando cerramos una actividad concreta, en esa actividad deja de haber transmisión", dijo Simón, que admitió que restricciones de ese tipo tienen "un impacto socioeconómico importante". "Son medidas que no son populares y entiendo que hay que pensárselas mucho".

El Ministerio de Sanidad notificó este lunes 84.287 nuevos casos, correspondientes a viernes, sábado y domingo. La incidencia acumulada a 14 días alcanza los 689,27 casos por 100.000 habitantes, con tres comunidades por encima de los 1.000, siete por encima de los 750 y solo una, Canarias, por debajo de 300. La ocupación hospitalaria sigue creciendo, con 23.184 pacientes de covid-19 ingresados, 3.287 de ellos en la UCI (un 32,71% del total de esas camas). "Hasta que no hayan pasado una o dos semanas desde que empecemos el descenso, la ocupacón de las UCI no va a empezar a descender", avisó Simón. Sanidad también notificó 455 fallecimientos.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid en una imagen de archivo. (EFE)

Las cifras son malas, pero, en opinión de Simón, aunque es difícil decirlo con certeza, es posible que lo peor esté terminando. "La tendencia exponencial está suavizándose. Los incrementos diarios son menores y eso indicaría que estamos en el pico (...) Los datos nos indican esa posibilidad con bastante claridad", explicó. "Los modelos nos indicarían que estaríamos muy cerca de ese punto álgido, o incluso ya superado si los datos lo llegaran a confirmar". El CCAES espera que las medidas tomadas la semana de Reyes empiecen a tener su impacto en los próximos días.

Varias comunidades pidieron la semana pasada al Gobierno que les permitiera decretar un confinamiento domiciliario. Pero el Ministerio de Sanidad, por boca de Salvador Illa y de Fernando Simón, defiende que no es necesario y que con las medidas recogidas por el plan de actuaciones coordinadas y el estado de alarma, ambos en vigor desde octubre, es posible doblegar esta tercera ola como se hizo con la segunda.

La postura del Gobierno esconde una media verdad: las medidas acordadas en octubre funcionaron hasta cierto punto, pero no se consiguió superar la segunda ola con ellas porque se levantaron demasiado pronto. Cuando la tendencia cambió y los casos empezaron a subir de nuevo, justo después del puente de la Constitución, la incidencia acumulada en España rozaba los 200 casos por 100.000 habitantes, por encima del umbral de riesgo alto que establece el documento de referencia acordado con las comunidades. También los indicadores de servicios asistencias, como la ocupación de las UCI por pacientes de covid-19, estaban en niveles alto. El comienzo de la tercera ola cogió al país a mitad del descenso de la segunda.

A lo que sí parece que está abierto el Gobierno es a modificar el decreto de estado de alarma para permitir que las comunidades adelanten el inicio del toque de queda, aunque ya haya recurrido la decisión de Castilla y León de adelantarlo a las 20:00 porque considera que no está amparado por el decreto, que fija como límites a la restricción de movilidad nocturna las 22:00 y las 07:00. Castilla y León opina de manera diferente y ha actuado sin el visto bueno del Ejecutivo.

Foto: El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea. (EFE)

Este lunes, Simón volvió a referirse a ese asunto. "Adelantar el toque de queda, el efecto que consigue es similar (al cierre del interior de los locales): reducir la posibilidad de que las personas puedan reunirse en el interior de los bares si no está reducidos o cerrados. En bares o cualquier otro lugar donde se vayan a reunir".

En su recurso ante el Tribunal Supremo, la Abogacía del Estado ha pedido medidas cautelares y no cautelarísimas, lo que en la práctica permitirá la aplicación de la norma durante dos semanas antes de que se pronuncie el tribunal. Para entonces, es probable que la norma ya se haya modificado para permitir ese adelanto. "Si hay que revisar esta franja horaria, vamos a hacerlo hablando con todo el mundo", dijo Illa el sábado. Andalucía, Canarias, Cantabria, Galicia, Madrid y País Vasco también han pedido ese cambio. El miércoles hay reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), donde se tratará este asunto.

Coronavirus Fernando Simón
El redactor recomienda