"En el mundo del espectáculo no importa cómo empiezas, sino cómo acabas"
  1. España
¿Y tú de quién eres?

"En el mundo del espectáculo no importa cómo empiezas, sino cómo acabas"

La carrera futbolística de Richy Castellanos se truncó por culpa de una lesión. Empezó entonces a organizar eventos y así lleva 27 años, en un discreto segundo plano

Foto: Richy Castellanos posa para El Confidencial. (Jorge Álvaro Manzano)
Richy Castellanos posa para El Confidencial. (Jorge Álvaro Manzano)

La carrera futbolística de Richy Castellanos (Madrid, 1968) se truncó por culpa de una lesión. "Como Antonio Banderas y Julio Iglesias, solo que a ellos los conocen en Hollywood y a mí en mi casa", bromea. Empezó entonces a organizar eventos y así lleva 27 años.

En todo este tiempo ha sido la sombra de muchos famosos nacionales e internacionales y ha permanecido en un discreto segundo plano, aunque su amigo Santiago Segura le haya sacado en varias de las películas de la saga Torrente y José Mota también contase con él para la última Nochevieja en TVE. Publicó un libro junto con el humorista Eloy Arenas titulado ‘El hombre que susurraba a los famosos’ (Planeta) y organiza, desde 1992, el partido benéfico entre toreros y artistas.

Es un tipo muy serio; también muy discreto. De esos que solo saben hablar bien de otros. Todos los nombres conocidos que salen en la conversación son, dice, amigos suyos. Maradona, Julio Iglesias, Cristiano Ronaldo, Paco de Lucía, Camarón, Vicente Amigo, Antonio Banderas, Raúl González Blanco… Al terminar la entrevista, por si nos queda alguna duda, nos pone varios audios de voz para que comprobemos que no miente. "Por favor, pon en el titular ‘Richy ama a Julio Iglesias'", pide. Hay frases mejores, pero que conste en acta.

placeholder Foto: Jorge Álvaro Manzano
Foto: Jorge Álvaro Manzano

PREGUNTA. Lleva casi tres décadas trabajando y aún no sé muy bien cómo definirle. ¿Relaciones públicas, organizador de eventos, conseguidor?

RESPUESTA. Soy una persona que salí del vientre de mi madre, me busqué las habichuelas a mi manera, como dice Sinatra en la canción, y un día decidí ser futbolista. Pero como era imposible que llegara a primera división me dediqué al mundo del espectáculo. Creo que lo más adecuado para definirme es organizador de eventos, porque relaciones públicas hay muchos y yo no fumo, no bebo y soy deportista. Las marcas y los artistas confían en mí, así que mi trabajo es hacer magia para que repitan.

P. Además de la confianza, ¿es imprescindible ser discreto?

R. Mire, ayer estaba yendo al teatro a ver a tres amigos, Florentino Fernández, Santiago Segura y José Mota, y me llamó Julio Iglesias. Normalmente él me llama en Nochebuena y yo le llamo en Nochevieja, y me dijo que era una persona generosa y bondadosa, y que me quiere mucho. Me hizo muchísima ilusión, es un icono, un genio. Además de confianza, hace falta bondad y transparencia para seguir en este oficio.

P. Impresiona la lista de famosos para los que ha trabajado. ¿Quién le ha hecho enmudecer, para bien y para mal?

R. Lo mejor que se puede hacer con lo malo es dejarlo pasar, ellos solos se retratan. Pero para bien, mi buen amigo Diego Armando Maradona, al que he estado mucho tiempo llorando, porque se fue muy pronto y no se tenía que haber ido de esa manera, tan solo en el momento en el que tenía que haber estado más arropado. No tuve tiempo de despedirme de él. Quiero hacer un documental sobre él para el año que viene. Iremos a Nápoles con su hijo, a Barcelona con Julio Alberto, a Sevilla con Curro Romero, Espartaco y Monchi, a Argentina con sus hijas y a Dubái. Otro señor fundamental para mí ha sido otro que no está, Paco de Lucía. Un señor ante cuya estructura ósea ya tartamudeabas. Me llamaba Polla Vieja.

placeholder Foto: Jorge Álvaro Manzano
Foto: Jorge Álvaro Manzano

P. ¿Eso es un piropo?

R. Le ponía motes a toda la gente cercana. A su hermano Pepe le llamaba Pelleja, a Antonio Vargas Cortés le llamaba El potito, a Raimundo Amador le llamaba Cantinflas y así sucesivamente. Cuando él hablaba, nos callábamos todos. Ambos, Diego y Paco, sabían que yo siempre doy y nunca pido.

P. ¿Cómo se convive con la sensación de que algunos se acercarán a usted siempre por interés, por su agenda, por las puertas que les puede abrir?

R. Bueno, me sé las biografías de todos los cantantes de este país de la A a la Z y tengo sus contactos, podría ser un motivo. Pero soy bastante intuitivo y sé quién viene de frente y si somos compatibles o si pretende asombrarme, algo que dudo que vaya a conseguir. No digo que lo haya visto todo, pero casi. He estado con ricos, pobres, artistas, vecinos, amigos, en las mejores casas y en las peores. Y me ha servido para seguir adelante.

P. Intente convencerme de que se puede ganar uno la vida en la noche sin darse a la mala vida…

R. Claro que sí. Como he dicho, no bebo, no fumo y ni siquiera bebo café, solo Cola Cao. Mire, en la noche todo el mundo son gatos pardos y si uno hace una cosa el resto hace lo mismo, falta personalidad. Pero yo tengo una fuerza mayor conmigo, el Barbas, que es Dios. Cuando voy a eventos, que últimamente solo voy a los míos, siempre estoy con los ojos muy abiertos, y hay personas que a estas alturas aún me ven como si fuera un ser extraño. Pero tengo la conciencia muy tranquila. Tengo a Dios, a Jesús y a mi familia.

"Soy intuitivo y sé quién viene de frente y si somos compatibles o si pretende asombrarme, algo que dudo que vaya a conseguir"

P. Me gustaría hablar con usted de la fama. ¿Cree que ha cambiado a peor o soy yo, que me hago mayor?

R. Siempre digo que las estrellas se estrellan. Las revistas sacan a Julio Iglesias en la portada pero también a Pepito Pérez, y eso es el colmo para los lectores. No todo vale para vender más. Pero si eres el novio de la novia de la novia del novio y encima te crees que eres Marlon Brando, y cuando le llamas resulta que no te coge el teléfono porque tiene secretaria, pues apaga y vámonos. Y no digo más para no meterme donde no me llaman.

P. Me hace gracia lo de la secretaria. ¿Cree que hoy los artistas han profesionalizado demasiado su entorno? Un poco como los políticos…

R. Siempre he dicho que antes los artistas hablaban directamente con los periodistas, pero las cosas han avanzado por ese camino y creo que se equivocan. La mejor manera de sobrevivir en este mundo es hablar directamente, no rodeándote de gente a la que pagas para que no te llamen ni te molesten.

La mayoría de los que están hoy arriba son de usar y tirar. Como dice Pedro Ruiz: se enciende la luz y llegan las moscas, la apagas y se van. Si el artista tiene cabeza y los ojos bien abiertos debería darse cuenta de que a lo mejor no necesita representante, ni secretaria, masajista o seguridad… Eso son cosas de Hollywood, pero en España muy pocos son conocidos de verdad en los cinco continentes: Penélope Cruz, Julio Iglesias, Banderas, Alejandro Sanz, Iker Casillas… Si dejas que otros hablen por ti, a lo mejor no te saben vender como mereces. Lo importante en el espectáculo no es cómo empiezas, sino cómo acabas.

placeholder Foto: Jorge Álvaro Manzano
Foto: Jorge Álvaro Manzano

P. ¿En qué anda ahora?

R. Acabo de hacer un proyecto maravilloso junto con Enrique Heredia, el Negri, para la Fundación Atlético de Madrid y Cruz Roja en el que he reunido a sesenta artistas cantando, cada uno desde su casa, 'Alegría de vivir'. Hace poco hicimos un evento para presentarlo y ha sido un exitazo. Llamé al alcalde (José Luis Martínez-Almeida), al que por cierto le quiero dar la enhorabuena por lo que está haciendo en Madrid. Creo que es una persona bastante abierta, bastante centrada e inteligente, y está poniendo alegres a las personas. [La entrevista se realizó la última semana de 2020]

También voy a preparar los 40 años de Los Morancos en febrero, el nuevo disco de Vicente Amigo, que es una obra maestra y él un puto genio. Tengo también en el aire una película sobre mi vida pero que no pretende enemistarme con nadie. Es una comedia, promovida por Vértice.

P. ¿Será usted el protagonista?

No, porque entonces no va nadie a verla. Hace un año le comenté el proyecto a Antonio Banderas durante una comida en su casa y me dijo: "Si hay un buen guion, la voy a hacer". Es una persona muy generosa.

Hollywood Antonio Banderas José Mota Santiago Segura
El redactor recomienda