De Gürtel a Kitchen: otro año negro judicial para el PP
  1. España
LA SOMBRA DE LA CORRUPCIÓN

De Gürtel a Kitchen: otro año negro judicial para el PP

Al camino de los tribunales sobre la operación Kitchen se une la comisión en el Congreso. El 8 de febrero empezará el juicio sobre la caja B. Y este 2021 les llega el turno a Lezo y Púnica

placeholder Foto: Pablo Casado, junto al secretario general, Teodoro García Egea. (EFE)
Pablo Casado, junto al secretario general, Teodoro García Egea. (EFE)

Pablo Casado llegó a la presidencia del PP con un discurso de regeneración que pretendía dar carpetazo a los episodios más negros del partido y la sombra de la corrupción. El relevo en la formación fue fruto de la moción de censura que descabalgó a Mariano Rajoy de la Moncloa, precisamente tras la sentencia de la trama Gürtel que implicó a las siglas conservadoras. Se producía también un relevo generacional obvio que su líder prolongó en territorios clave como Madrid, eligiendo a Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida como candidatos a la comunidad y al ayuntamiento (hoy presidenta regional y alcalde de la capital, respectivamente).

Eran candidatos nuevos, alejados de la gestión de gobiernos anteriores del PP que se vieron afectados por los casos Gürtel y Púnica. Y esa ha sido la ambición del nuevo presidente en todo momento: mantener la coherencia de su discurso alejado de cualquier sospecha en ese sentido. Pero los tiempos no dan tregua a Casado. Y tampoco se la dará 2021, un año que promete muchas novedades en los tribunales y en el debate político.

Foto: El extesorero del PP, Luis Bárcenas. (EFE)

El Congreso dejó constituida la comisión de investigación sobre la Kitchen el pasado 22 de diciembre y será a partir del nuevo año cuando empiece a funcionar. El desfile de comparecientes, que aún está por determinar, dará munición a los partidos del Gobierno contra la formación de Casado. Es cierto que PSOE y Unidas Podemos mantienen algunas discrepancias sobre quién debe o no acudir. De hecho, los socialistas no son partidarios de llamar al actual líder del PP. Pero el partido morado tiene claro que pretende hacer comparecer a Rajoy y al comisario José Manuel Villarejo.

El debate en el pleno del Congreso que sirvió para aprobar la creación de esta comisión de investigación (solo el PP se opuso) anticipó el tono bronco que espera en cada una de las sesiones. Los grupos que sostienen al Ejecutivo, pero también las formaciones independentistas, aprovecharán para arremeter contra los populares y el argumento de que en el PP “no hay manzanas podridas” sino “una política de partido”. La comisión pretende arrojar luz sobre la supuesta trama parapolicial de espionaje a Luis Bárcenas por parte del Ministerio del Interior para sustraerle información que podía perjudicar al PP, y durará en torno cuatro meses. Es decir, hasta la primavera.

Foto: El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy (i) conversa con el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, en la presentación de un libro.EFE Javier Lizón

En mitad de todo el jaleo parlamentario, los tribunales continúan su camino. El 8 de febrero está previsto el juicio de la pieza separada sobre la caja B del PP. Una vía que abrió el cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, en el juicio de la primera época de la trama al explicar que las empresas implicadas en el pago de comisiones a cambio de su mediación para obtener obra pública recurrían a sus servicios y su compañía mediaba con Bárcenas, y los ministerios de Fomento y Medio Ambiente.

El juicio llegará además en un momento clave: apenas una semana antes de las elecciones catalanas, previstas para el 14 de febrero y en las que el PP aspira a remontar su último resultado y evitar el sorpaso de Vox, que irrumpirá en el Parlament. Con toda seguridad, sus rivales en la derecha (el partido de Abascal, pero también Ciudadanos) sacarán la artillería pesada.

Sobre Kitchen y también sobre Gürtel, Casado y la actual plana mayor del partido se han desvinculado por completo. Siempre combinado con un mensaje de presunción de inocencia para ex altos cargos del partido, recordando cuestiones como que “tras el ruido de los famosos ordenadores en la sede nacional, el PP quedó absuelto aunque ya nadie se acuerde”. Una de las frases que más ha pronunciado el presidente del partido.

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

También con respecto a Kitchen, la dirección nacional saca pecho de haber aislado a los posibles implicados de las listas de las elecciones del pasado 2019. En realidad, el que fuera secretario de Estado de Interior Francisco Martínez (imputado, como el exministro Jorge Fernández Díaz) reconoció en unos mensajes que Teodoro García Egea le había negado un hueco en las listas por las dudas sembradas con la operación. Un punto a favor de Casado, insisten en el partido, aunque sin esconder el daño que les hace ver empañadas las siglas del PP.

Y a lo largo de este 2021, por si fuera poco, también llega el turno de las piezas de Lezo y Púnica, las otras dos tramas que sobrevuelan el PP madrileño. En concreto, del caso Lezo hay dos investigaciones que ya tienen listos los procedimientos y se empezarán a juzgar en 2021: la relativa a la adjudicación del tren de Navalcarnero y la del Canal de Isabel II, que tiene al expresidente de la comunidad Ignacio González en la diana y sobre la que la Fiscalía ya ha solicitado penas de cárcel.

Isabel Díaz Ayuso Ciudadanos Comisario Villarejo Mariano Rajoy Comisión de investigación Corrupción Pablo Casado Partido Popular (PP) Teodoro García Egea
El redactor recomienda