La convocatoria de las elecciones catalanas, clave para la renovación del CGPJ
  1. España
Pacto

La convocatoria de las elecciones catalanas, clave para la renovación del CGPJ

Fuentes jurídicas aseguran que si los comicios se mantienen para febrero, no habrá renovación hasta después, pero el PP tendrá muy difícil mantener el veto a la negociación si quedan para mayo

placeholder Foto: Pedro Sánchez y Carlos Lesmes. (EFE)
Pedro Sánchez y Carlos Lesmes. (EFE)

La renovación del Consejo General del Poder Judicial continúa paralizada y enquistada, y ya nadie espera que se impulse hasta al menos el próximo febrero. La nueva línea roja, la enésima que afronta el pacto entre el PP y el PSOE, el único que puede desatascar la actual situación, es el de las elecciones catalanas, previstas para el próximo 14 de febrero. La efectiva convocatoria de los comicios será fundamental para determinar su efecto en la renovación, apuntan fuentes jurídicas.

El 14 de febrero es por el momento solo una estimación sobre el papel que no se concretará hasta el próximo 15 de enero. La Generalitat y los partidos catalanes se han dado hasta esa fecha para retrasar las elecciones catalanas, que están previstas para un mes después, el 14-F, según han explicado fuentes del grupo de trabajo que ha creado la propia Administración catalana con los grupos parlamentarios. Esto supondría que ese día se analizarían los datos de la evolución del covid-19 para retrasar las elecciones hasta el mes de mayo y evitar así que el coronavirus deje a muchos catalanes sin su derecho a voto, según han apuntado diversas formaciones. La decisión no está tomada, pero fuentes políticas se temen lo peor: que los datos epidemiológicos, que empeoran cada día, den al traste con la convocatoria electoral.

Foto: El presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo. (EFE)

Fuentes jurídicas aseguran que si los comicios se mantienen para febrero, no habrá renovación hasta que se hayan desarrollado. Apuntan, sin embargo, que el PP tendrá muy difícil mantener el veto a la negociación en caso de que queden para mayo. El CGPJ alcanzó los dos años en funciones el pasado diciembre, convirtiéndose en el Consejo más longevo de la historia. La presión desde el PSOE sobre los de Casado no deja de incrementarse. Los populares se mantiene en el mantra que llevan entonando dos años: piden la retirada completa de la propuesta de reforma de elección del Consejo, que el socio del Gobierno no participe en el proceso de acuerdo y que se impulse una despolitización completa del órgano.

Nueva previsión

En resumen: febrero se erige ahora como la nueva previsión de un posible pacto en un proceso que ha demostrado ya en varias ocasiones que no admite previsión alguna. Todos los augurios optimistas que han permitido rozar el acuerdo hasta en dos ocasiones se han ido al traste por acontecimientos ajenos al poder judicial. La última de las pegas del PP tiene que ver con la Corona y los ataques que percibe contra ella procedentes de la parte morada del Ejecutivo.

Foto: El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, junto a Pedro Sánchez. (EFE)

El PP es consciente de que la renovación de los órganos constitucionales debe producirse, pero está convencido de no dar un paso atrás con sus requisitos. Casado insistió en el mismo mensaje en su última rueda de prensa de balance anual. En los próximos meses habrá, además, sensibles obstáculos. Desde la concesión de indultos a los líderes independentistas hasta los acuerdos de formación de Gobierno en Cataluña.

El primer partido de la oposición es consciente de que los puentes con este Gobierno están rotos desde hace tiempo y lo más probable es que se alejen cada vez más. El pacto presupuestario con EH Bildu tampoco sentó bien y como ese, admiten, hay ejemplos cada semana. Por eso, la voluntad de renovar el CGPJ es firme, pero mantienen que el acuerdo solo puede producirse con el PSOE y con la máxima implicación del presidente del Gobierno.

CGPJ Partido Popular (PP) PSOE Carlos Lesmes
El redactor recomienda