Sánchez avanza que trabaja con Felipe VI en una "hoja de ruta de renovación" de la Corona
  1. España
BALANCE DE UN AÑO DE GOBIERNO

Sánchez avanza que trabaja con Felipe VI en una "hoja de ruta de renovación" de la Corona

Esos cambios podrían ir desde la derogación del real decreto que sitúa al Rey emérito en la familia real al extremo de eliminar la inviolabilidad del jefe de Estado, pasando por una ley orgánica de la Corona

Foto: El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez (c), acompañado de los cuatro vicepresidentes, preside la última reunión del Consejo de Ministros de 2020. (EFE)
El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez (c), acompañado de los cuatro vicepresidentes, preside la última reunión del Consejo de Ministros de 2020. (EFE)

El Gobierno trabaja con la Casa Real en una "hoja de ruta de renovación", centrada en dotar a la institución monárquica de "transparencia, rendición de cuentas y ejemplaridad". Así lo ha avanzado el presidente Pedro Sánchez durante su última comparecencia del año desde La Moncloa, asegurando que el jefe del Estado "contará con todo nuestro apoyo para seguir esa tarea de renovación", desde la que dijo que trabajaba Felipe VI "desde el principio de su reinado" y que atribuyó también a las palabras de su discurso de Nochebuena. Entonces, el monarca reivindicó los "principios éticos por encima de cualquier consideración familiar".

[Informe de rendición de cuentas del Gobierno de España]

"Felipe VI marcó cuál es el rumbo al que quiere dirigir la Corona", explicó Sánchez en referencia al discurso del Rey, que tildó de "valiente". Respecto a la regulación en la que se materializará dicha "renovación", el presidente del Gobierno se mantuvo cauto, explicando que se irá "paso a paso" y, en base a ello, "se irá conociendo", dando a entender que existen conversaciones entre Gobierno y Casa Real a este respecto y un plan de renovación con trabajos en ciernes. "Felipe VI muestra con hechos su vocación de caminar hacia una monarquía parlamentaria constitucional, con los valores de la España del siglo XXI, como está haciendo desde el principio de su reinado. Ese ánimo de renovación va a continuar y el Gobierno va a ayudar", insistió.

Foto: El rey Felipe VI pronuncia su tradicional discurso de Nochebuena, desde el Palacio de La Zarzuela. (EFE)

Estos cambios para renovar la institución podrían ir desde la derogación del real decreto que sitúa al Rey emérito en la familia real al extremo de eliminar la inviolabilidad del jefe de Estado, pasando por una ley orgánica de la Corona o la elevación del rango de las normas éticas internas aprobadas al inicio del reinado de Felipe VI, como adelantó este diario. Con todo, cualquier cambio que afecte a la Corona debería ser impulsado por el propio Rey y pactado previamente con el PP, según han asegurado destacados miembros del Gobierno. Sobre el papel del principal partido de la oposición en esta cuestión, sin embargo, Sánchez no se mostró optimista, puesto que a pesar de que "esa puerta la tiene abierta, dos no bailan si uno no quiere", concluyó gráficamente, tras mostrarse dispuesto a hablar con el líder de los populares, Pablo Casado, sobre "cómo puede participar el PP en esa hoja de ruta de renovación que necesita la democracia".

Sánchez: ''España se encuentra en un punto crucial''

Sus socios de coalición, Unidas Podemos, ya han anunciado que "registrarán en los próximos meses" en el Congreso de los Diputados una ley con la que aspiran a establecer mayores controles sobre la monarquía y regular "el rol institucional" del Rey, de modo que quede "más claro" que el monarca no puede hacer política ni perder su papel simbólico y protocolario de neutralidad. Los socialistas no están dispuestos a apoyar esta iniciativa, al entender que se debe contar tanto con el jefe del Estado como con el principal partido de la oposición.

Foto: El rey anima a afrontar la crisis "juntos" y favorecer "un entorno estable"

Sánchez restó importancia a las tensiones con sus socios de Gobierno, que se multiplicaron durante las últimas semanas amplificando sus choques en cuestiones como la subida del salario mínimo —que el Consejo de Ministros congeló este martes—, la reforma laboral o de las pensiones. Aun reconociendo tanto errores como aciertos, puso en valor que se trata de la primera experiencia de Gobierno de coalición desde la vuelta de la democracia y que, tras la excepcionalidad ocasionada por la pandemia, saldrá "más fuerte y unida con una clara hoja de ruta para los próximos tres años". Asimismo, aseguró que necesitan más experiencia "para seguir engrasando el funcionamiento" del Gobierno de coalición, que si bien no es de un partido único si se trata de "un solo Gobierno, con muchas voces y una única palabra que se materializa en el BOE".

A punto de cumplirse un año desde la investidura de Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno, a modo de balance, ha defendido la consecución de sus compromisos programáticos apoyándose en un informe de rendición de cuentas elaborado por los distintos ministerios y que ha llegado a tildar de objetivo e independiente, según el cual se habrían cumplido ya el 23,4% y hasta un 91% estarían en marcha. El adjetivo "histórico" ha sido uno de los más repetidos en el discurso plagado de números y porcentajes de Pedro Sánchez durante su última rueda de prensa del año desde La Moncloa tras la celebración del Consejo de Ministros, lo que ya da cuenta del tono triunfalista que ha plagado su intervención: "Podemos decir hoy con satisfacción que llevamos un semestre de adelanto en relación con estos compromisos".

Foto: El rey Felipe VI en una exposición dedicada a  Manuel Azaña en la Biblioteca Nacional de España. (EFE)

Pero no solo, pues también se apuntó a su gestión logros como el plan de recuperación europea, que "el Gobierno de España alentó y logró impulsar". En esta línea, sobre la pandemia ha avanzado que "muy pronto habrá más españoles vacunados que contagiados", si bien ante la tercera ola ha advertido que "no podemos ni debemos bajar la guardia". Como colofón, resumió 2020 como el año de la "gran calamidad", pero también de la "gran resistencia", y apuntó que 2021 "debe ser el año de una gran recuperación".

Sus últimas palabras fueron de confianza, en contraposición al "apocalipsis" que asoció a los discursos de la derecha y ultraderecha, apoyándose para ello en la primera vacunada contra el covid en España. "Desde hace 42 años, Araceli, la generación que ella representa, vive en una nación plenamente democrática, que crece, que prospera, que cuenta con servicios públicos que protegen a todos y construye un país, un país democrático, un país europeo de mujeres cada vez menos sujetas a discriminación. España puede volver a conseguirlo. Ya lo está empezando a conseguir, de hecho. Tenemos la fuerza, tenemos el talento para conseguirlo. Solo necesitamos dos cosas: confianza y la esperanza para lograrlo".

Pedro Sánchez Balance Casa Real Moncloa Pablo Casado Monarquía
El redactor recomienda