El Gobierno gastó 12,4 M de emergencia para cubrir la crisis migratoria en Canarias
  1. España
Campamentos, alimentación y ferris

El Gobierno gastó 12,4 M de emergencia para cubrir la crisis migratoria en Canarias

El dinero se dividió en dos partidas, una para el montaje de campamentos provisionales y módulos prefabricados y otra para atender las necesidades básicas de las personas acogidas

placeholder Foto: Vista del muelle de Arguineguín en plena crisis migratoria. (EFE: Quique Curbelo)
Vista del muelle de Arguineguín en plena crisis migratoria. (EFE: Quique Curbelo)

El Gobierno destinó 12,4 millones para cubrir las necesidades básicas de las personas migrantes que llegaron masivamente en noviembre a las costas de las islas Canarias. Las dos principales partidas presupuestarias han salido de dos ministerios. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aprobó una partida de 9,5 millones para el montaje de campamentos provisionales y la instalación de módulos prefabricados. En segundo lugar, el Ministerio de Interior aprobó otra partida de 2,9 millones para adquirir suministros y servicios de alojamiento, manutención y limpieza para atender las necesidades derivadas de la llegada masiva de pateras. También hay que sumar una partida de 200.000 euros, aprobada en diciembre, con la que el departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska fletó tres ferris de emergencia para repatriar a 120 argelinos.

La llegada diaria de cayucos y pateras durante los meses de octubre y noviembre desbordaron a las islas Canarias. La situación sobrepasó la capacidad de absorción que tenían las islas y las autoridades tuvieron que tomar medidas urgentes que derivaron en situaciones graves de hacinamiento como las que se experimentaron en el muelle de Arguineguin.

Este problema, que es un drama normalizado, ha ido en incremento. Según datos recogidos en el último Informe sobre inmigración irregular, este año 2020 han llegado a España por vía marítima 37.781 migrantes, un 52,8 % más con respecto a 2019 (24.722). Ese año se cerró con un descenso del 57 % respecto a 2018, cuando se contabilizaron 57.498 llegadas. En este sentido, la mayor presión migratoria ha recaído sobre Canarias, donde llegaron 21.452 irregulares, más de la mitad de todos los que vinieron por vía marítima.

Tres ferris para repatriar a 120 argelinos

El Ministerio de Interior fletó de emergencia, en las primeras semanas de diciembre, tres ferris para expulsar a 120 argelinos en situación irregular. Según la documentación oficial, donde se formaliza el contrato, cada viaje costó aproximadamente 65.000 euros. Los barcos partieron del puerto de Alicante hacia la ciudad argelina de Orán. Cada uno transportó a 40 migrantes, más los casi 80 policías nacionales que iban de escoltas y que contaban con camarotes de alojamiento, ya que su viaje era de ida y vuelta.

placeholder Llegada al puerto de Motril de los 65 inmigrantes argelinos, rescatados por Salvamento. (EFE)
Llegada al puerto de Motril de los 65 inmigrantes argelinos, rescatados por Salvamento. (EFE)

Según señala Interior en la formalización del contrato, Argelia, por su ubicación geográfica, es un país clave para las rutas empleadas por las redes de crimen organizado dedicadas al tráfico de migrantes que llegan a España, lo que convierte a ese país no solo en país de origen de migrantes sino también en país de tránsito.

Es tan clave la localización de Argelia, que tanto el ministro del Interior como la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, se desplazaron a Argel este año para reforzar la cooperación entre ambos países.

placeholder Pinche para leer el documento.
Pinche para leer el documento.

El documento apunta que las gestiones políticas que ha realizado el Ejecutivo con el Gobierno argelino, en un contexto marcado por la pandemia, han permitido la identificación y la readmisión de los migrantes irregulares argelinos llegados a España. Asimismo, aclara que las condiciones para realizar la repatriación no eran las idóneas, ya que el cierre de las fronteras y la ausencia de transporte regular hicieron necesario fletar un ferri para cada operativo de retorno.

La empresa adjudicataria fue Transmedia S.A., ya que, según justifica el ministerio, esta empresa era la idónea para satisfacer esta demanda de manera urgente. Por último, en el documento se aclara que el gasto derivado de la presente emergencia es susceptible de ser financiado con Fondos de Asilo, Migración e Integración.

Un menú diario de ocho euros

Los migrantes que llegan a las costas de Canarias están recibiendo tres comidas muy sencillas, valoradas en un coste diario de ocho euros. El ejecutivo contrató este suministro alimenticio a la empresa Alonso Hipercas S.A. por 600.000 euros. Según se detalla en la resolución del contrato firmado el pasado 23 de noviembre, la adjudicataria tiene que servir un menú diario basado en un desayuno, un almuerzo y una cena que aporte al menos las 2.200 kilocalorías y que no supere los ocho euros en total.

Este servicio durará –desde noviembre de 2020– hasta marzo de 2021 ya que, según justifica el ministerio, este plazo de ejecución es de seis mes porque para el año 2021 estiman que continuará la llegada masiva de migrantes irregulares. El contrato se tramitó por vía de emergencia y se adjudicó por procedimiento de negociado sin publicidad.

Para hacer frente a las necesidades, el Ministerio del Interior destinó una partida de 2.948.000 euros. La cuantía se está sufragando de la siguiente forma: 600.000 euros para gastos de limpieza y lavandería; 400.000 euros en arrendamiento de maquinaria e instalaciones; 350.000 euros para traducción e interpretación; y 100.000 euros en transportes. De esta cuantía 800.000 euros se reservan para "otros suministros", según señala la documentación oficial. Esta cantidad está pensada para cubrir las necesidades de 800 personas.

placeholder Pinche para leer el documento.
Pinche para leer el documento.

Interior admite que la progresión de los datos, a partir de agosto de 2020, ha tenido una especial incidencia en las islas Canarias "llegando a multiplicar la cifra de desembarcados en dichas costas, siendo el puerto de Arguineguin (Gran Canaria), el principal punto de entrada a España de esta nueva oleada de migrantes en situación irregular". Señala que esta tendencia pueda tener continuidad en 2021, por eso justifican esta contratación "para dar una primera respuesta y poder desarrollar los trabajos de identificación (de los migrantes) obligados, con carácter previo a su internamiento en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) o su puesta a disposición de las redes de acogida, según proceda".

Explican que para ello Interior ha iniciado ya gestiones en las instalaciones del antiguo polvorín del Barranco Seco de Las Palmas de Gran Canaria, para adaptarlo a las nuevas necesidades de alojamiento inicial y para la realización de las labores de identificación personal y asistenciales iniciales.

Foto: Imagen: Laura Martín.

Las nuevas infraestructuras y los servicios y suministros contratados permitirán así, con un tiempo máximo de estancia de 72 horas, que por una parte los agentes de la Policía Nacional que trabajan en el terreno, más el personal colaborador y asistencial, puedan realizar su trabajo en mejores condiciones. Por otra parte, señalan que así también los migrantes pueden estar en condiciones adecuadas.

Campamentos y barracones

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, dirigido por José Luis Escrivá Belmonte, aprobó 9,5 millones de euros de emergencia para la construcción, el montaje y el futuro desmontaje de los campamentos provisionales y los módulos prefabricados que se están utilizando para dar acogida a los migrantes. En este sentido, 4.500.000 euros son para el ejercicio de 2020 y los 5.000.000 de euros restantes son para el ejercicio de 2021.

placeholder Un campamento provisional para inmigrantes en el antiguo cuartel del Regimiento Canarias 50. EFE  Elvira Urquijo A.
Un campamento provisional para inmigrantes en el antiguo cuartel del Regimiento Canarias 50. EFE Elvira Urquijo A.

Tal y como detalló en noviembre Escrivá, el Ministerio de Inclusión estaba trabajando para contar con cerca de 7.000 plazas propias el sistema de acogida de emergencia en Canarias, que se repartirán en los siete nuevos emplazamientos de que dispone en tres islas. En este sentido, Gran Canaria cuenta con un espacio de 1.950 plazas, en Tenerife de 3.250 y Fuerteventura con 700. Estas plazas se han podido cubrir gracias a espacios que han cedido distintas administraciones públicas.

Escrivá anunció que el ministerio había firmado ya un contrato con Tragsa para iniciar las labores sobre el terreno. “Estos trabajos permitirán contar con 7.000 plazas propias antes de final de año”, según contó el ministro, que indicó que “paralelamente a la construcción de estas plazas de emergencia, se trabaja en el despliegue de plazas más estables en una cuantía similar en los emplazamientos que requieren labores de adecuación".

Precisamente, señalaba que este plan en dos fases permitirá así contar con las 7.000 plazas propias de emergencia, tanto en 2020 como de forma más estable. “Con estas plazas el ministerio tendrá capacidad de afrontar posibles incrementos de llegadas con mayor seguridad y flexibilidad que ahora”, afirmó el ministro.

Canarias