Es noticia
Menú
El primer año sin peleas familiares en Madrid en Nochebuena: cero llamadas a la policía
  1. España
TAMBIÉN BAJAN LAS DENUNCIAS POR RUIDOS

El primer año sin peleas familiares en Madrid en Nochebuena: cero llamadas a la policía

La reducción de encuentros familiares y la conciencia social han provocado que la noche con más reyertas entre parientes no registre por primera vez ni un solo caso

Foto: Escena que recrea una cena familiar en la serie 'Traición'. (EC)
Escena que recrea una cena familiar en la serie 'Traición'. (EC)

La pandemia está provocando situaciones anómalas que rompen las estadísticas de la forma más inesperada. Una de estas rarezas la ha observado la Policía Municipal de Madrid precisamente en Nochebuena. La noche del pasado 24 de diciembre fue la primera desde que el cuerpo contabiliza sus intervenciones en la que no se registró ni una sola petición de auxilio como consecuencia de reyertas familiares. "Cero llamadas", resumen fuentes de la corporación visiblemente sorprendidas por el dato, que provocó que la capital de España viviera la noche de Navidad "más tranquila" de los últimos años en este parámetro.

Es habitual, aseguran las mismas fuentes, que en Nochebuena haya entre uno y dos centenares de llamadas en la ciudad para atender peleas en domicilios entre personas de la misma familia. "Recuerdo una vez en la que un cuñado le había clavado un tenedor a otro cuñado", explica uno de los agentes que intervino en aquel desagradable episodio doméstico. Es normal, continúa el mismo funcionario, puesto que hay gente que no se ve en todo el año y que esa noche cena junta a pesar de las diferencias que mantiene con otros parientes.

Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson. (Reuters)

Las fuentes consultas explican que la situación de pandemia llevaba a pensar en que bajaría el número de este tipo de intervenciones, dado que en muchos casos los familiares no se han juntado para evitar los contagios, sobre todo a las personas mayores, que son las que más sufren las consecuencias del coronavirus. Pero nadie podía imaginar que la cifra descendería a cero. "Por primera vez no hubo que actuar ante ninguna reyerta familiar", sentencian las fuentes de la Policía Municipal de Madrid consultadas, que añaden que tampoco han tenido que intervenir por ruidos.

Estas últimas llamadas son menos frecuentes, pero también hay todos los años algunas, salvo en esta ocasión, en la que ningún madrileño ha llamado al instituto armado para quejarse del exceso de sonido de algunos domicilios. "La noche ha sido una auténtica balsa", insisten las mismas fuentes, que atribuyen la tranquilidad no solo al hecho de que ha habido menos personas que se han encontrado con sus parientes, sino también a la concienciación social que existe hoy con un problema mayor derivado de la crisis sanitaria.

Foto: Policías municipales de Madrid. (EFE)

"Salvando las distancias, algo parecido pasó el 11 de marzo de 2004", recuerdan las mismas fuentes. "Aquel día, tras las bombas que asesinaron a casi 200 personas, el tráfico en la ciudad era tremendo, pero no hubo ni un enfrentamiento por tráfico, ni una sola llamada, no se escucharon ni los sonidos de los cláxones", rememoran desde la Policía Municipal en una clara alusión a un momento en el que toda la ciudadanía es consciente de que existe un problema mayor y de que los asuntos personales menores pasan a un segundo plano y son valorados de otra forma.

Esta ausencia de llamadas por reyertas familiares vino respaldada también por la ausencia de incidentes graves registrados por los Servicios de Emergencias del Ayuntamiento de la capital, que también definieron la noche como tranquila. El Samur realizó 65 intervenciones, un 40% menos que en la misma noche del año anterior. Los Bomberos, por su parte, tan solo actuaron en 13 ocasiones, todas ellas centradas en asuntos totalmente menores, como pequeños incendios en contenedores o casos de personas atrapadas en el ascensor.

Foto: Foto de archivo de una protesta ciudadana contra el botellón. (EFE)

Tanto la Policía Municipal como el Samur y los Bomberos han coordinado este año un plan especial de protección de la ciudadanía que integra todas las medidas sanitarias ordenadas por las autoridades, tanto del Gobierno central como de la comunidad autónoma. Las intervenciones policiales se están centrando, además de en las tareas tradiciones, en la inspección de locales de ocio nocturnos -que ahora está mucho más restringidos- y en la supervisión de domicilios, botellones y núcleos urbanos con el fin de que se cumplan en todo momento las exigidas distancias de seguridad y la portabilidad de mascarillas, elementos fundamentales para evitar la propagación del coronavirus.

La Nochevieja, según estiman las fuentes de la Policía Municipal consultadas por El Confidencial, sin embargo, no se prevé como la Nochebuena. Durante los últimos meses han ido creciendo las prácticas nocturnas juveniles destinadas a esquivar las restricciones impuestas a los locales de ocio y han aumentado las fiestas privadas en domicilios o al aire libre (botellones), unas prácticas que los agentes esperan que se incrementen durante la madrugada del fin de año. Durante los últimos cinco meses, la Policía Municipal ha impuesto más de 5.000 multas por consumo de alcohol en la calle o en fiestas privadas, en las que además no se respetaba la distancia de seguridad ni la obligación de portar mascarillas. De ahí que el Ayuntamiento haya dotado a los agentes antidisturbios del cuerpo de más medios (cascos y escudos) para combatir estas iniciativas durante Nochevieja y los próximos meses de primavera.

La pandemia está provocando situaciones anómalas que rompen las estadísticas de la forma más inesperada. Una de estas rarezas la ha observado la Policía Municipal de Madrid precisamente en Nochebuena. La noche del pasado 24 de diciembre fue la primera desde que el cuerpo contabiliza sus intervenciones en la que no se registró ni una sola petición de auxilio como consecuencia de reyertas familiares. "Cero llamadas", resumen fuentes de la corporación visiblemente sorprendidas por el dato, que provocó que la capital de España viviera la noche de Navidad "más tranquila" de los últimos años en este parámetro.

Policía Municipal de Madrid Ayuntamiento de Madrid Bomberos
El redactor recomienda