Los partidos despliegan sus principales bazas para acorralar al PP en la comisión Kitchen
  1. España
SESIÓN CONSTITUTIVA EN EL CONGRESO

Los partidos despliegan sus principales bazas para acorralar al PP en la comisión Kitchen

Desde la mayoría de grupos, se coincide en señalar la "trascendencia" de una comisión que investigará la caja B del PP y el supuesto dispositivo policial clandestino para encubrirla

placeholder Foto: El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (izq). (EFE)
El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (izq). (EFE)

El Congreso arrancará este martes los trabajos de la comisión de investigación sobre el caso Kitchen, nombrando en su primera sesión constitutiva a los miembros de la mesa. Este órgano rector estará presidido por la diputada socialista Isaura Leal y contará con mayoría de PSOE y Unidas Podemos. A la espera de consensuar la lista de comparecientes, cuyo plato fuerte, según la lista que están negociando los diferentes grupos, será el líder de los populares y expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, los partidos han colocado a sus pesos pesados en una comisión que celebrará sus primeras comparecencias coincidiendo con la campaña de las elecciones catalanas.

Un altavoz adicional en plena campaña del 14-F que beneficiará especialmente a Vox, formación que mantiene un particular pulso con los populares en Cataluña ante las pretensiones de un sorpaso. No en vano, la formación de ultraderecha ha colocado en esta comisión a una de sus principales caras en el Congreso, la portavoz adjunta y secretaria general del grupo, Macarena Olona, a quien acompañarán los diputados Víctor González Coello de Portugal y José María Figaredo. Por parte de los populares estarán presentes el portavoz adjunto del partido, Carlos Rojas, y los diputados Luis Santamaría y Ana Belén Vázquez, el primero, portavoz en la comisión de Justicia, y la segunda, un valor en alza de los populares para enfrentarse a sus rivales políticos en materias delicadas para el partido, en la de Interior.

Foto: El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (izq) llegando a la Audiencia Nacional este viernes. (EFE)

La comisión relativa "a la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción, durante los mandatos de gobierno del Partido Popular", se atisba como un espacio ideal para los intereses del partido de Santiago Abascal de presentarse como la alternativa a los populares al ponerse el foco en la corrupción de este partido coincidiendo con el arranque de la campaña electoral. Desde Ciudadanos, que busca taponar fugas electorales hacia diferentes direcciones, esperan también que la comisión ahonde en el "desgaste" del PP. Por su parte, participará en la comisión su portavoz adjunto, Edmundo Bal.

Desde la mayoría de grupos, se coincide en señalar la "trascendencia" de una comisión que investigará la caja B del PP y el supuesto dispositivo policial clandestino para encubrirla. Un caso que también está judicializado. La importancia que se otorga a esta comisión se deja entrever por el hecho de que la lista de comparecientes depende del visto bueno de Moncloa. La constitución de esta comisión se realizará al mismo tiempo que la del accidente aéreo de Spanair en 2008, cuyas conclusiones quedaron pendientes de elaborar en la legislatura pasada.

Foto: El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy (i) conversa con el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, en la presentación de un libro.EFE Javier Lizón

A falta de consensuar el calendario de los trabajos, que durarían al menos tres meses, la intención de socialistas y morados pasa por habilitar el mes de enero hábil e iniciar así las primeras comparecencias entre finales de ese mes y principios de febrero. Una de las principales incógnitas sigue siendo que se llame o no a comparecer al comisario ahora encarcelado José Luis Villarejo, por las reticencias que genera especialmente en el PSOE, ante el temor a las acusaciones que pueda lanzar. El propio Villarejo, en prisión preventiva, advirtió en una entrevista en 'El País' sobre ese supuesto veto y, al tiempo, dejó caer la posibilidad de revelar, si comparece, los trabajos que hizo para gobiernos del PSOE.

En julio de 2016, en la comisión de investigación sobre la llamada policía patriótica, los socialistas ya se aliaron con el PP para evitar su comparecencia, pese a la presión de Unidas Podemos y otros grupos. Desde Unidas Podemos, empujarán para que también comparezca el líder de los populares, Pablo Casado, pero en principio tampoco está en la lista que los socialistas barajan proponer al resto de grupos. El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz, su secretario de Estado, Francisco Martínez, o María Dolores de Cospedal son algunos de los nombres que con total seguridad comparecerán en el Congreso.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Comisión de investigación Partido Popular (PP) PSOE Comisario Villarejo
El redactor recomienda