El control del PP de Madrid, en manos de Ayuso
  1. España
"SI QUIERE PRESIDIRLO, LO HARÁ"

El control del PP de Madrid, en manos de Ayuso

En el partido cuentan con que, si quiere liderar el PP de Madrid, lo hará. Pero ni en Génova ni en Sol quieren abrir por ahora el melón. No hay retrasos en el congreso regional

placeholder Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

"Si Isabel quiere presidir el partido en Madrid y los militantes lo avalan, no se lo pueden impedir. En el resto de CCAA ocurre. Parece impensable que ella no vaya a poder". En el PP madrileño coinciden en el diagnóstico. También lo hacen alcaldes y otros dirigentes a nivel nacional. Pero Pablo Casado no quiere abrir el melón del congreso regional más esperado porque no cree que sea el momento y, probablemente, no llegue hasta principios de 2022.

El goteo de informaciones sobre quién será el próximo líder en Madrid, coincidiendo con el auge de Isabel Díaz Ayuso a nivel nacional e incluso internacional —su gestión de la pandemia aparece alabada en portadas como la del francés ‘Le Figaro’— ha terminado desatando un debate que ahora nadie quiere abrir. En Génova inquieta que el foco del partido esté puesto en este asunto cuando los plazos aún son muy lejanos. Aseguran que no hay retrasos, puesto que los congresos regionales se celebrarán a lo largo de 2021 (en este 2020 han tenido lugar los provinciales) y “a Madrid le llegará su turno como a todos, aunque sea un par de meses después”, repiten.

Tampoco en la Puerta del Sol están por la labor de que los rumores continúen y aseguran que Ayuso no necesita más protagonismo del que ya tiene. “Su mente no está ahora en eso”, aseguran en su entorno, no solo por estar centrada en la crisis sanitaria, sino porque “falta mucho aún”. Lo que no esconden es que la presidenta regional “está muy fuerte” y desde hace tiempo señalan que tendría todo el sentido del mundo que liderara el PP en Madrid. Las dudas que surgieron con Ayuso en la primera ola de la pandemia, cuestionada interna y externamente por sus decisiones y la grave situación de la región, se disiparon meses después convirtiéndose incluso en el gran referente de gestión del PP. La "combinación de salud y economía", como muchos resumen, ha tenido el ejemplo más efectivo en Madrid.

placeholder Casado, Ayuso y Almeida en la inauguración del Hospital Isabel Zendal. (EFE)
Casado, Ayuso y Almeida en la inauguración del Hospital Isabel Zendal. (EFE)

Además, su posición con un Gobierno de coalición es distinta a la que vivían sus antecesoras y de ahí que en la formación madrileña reconozcan la ventaja que le daría sobre sus rivales políticos ser la líder. “Saldría muy reforzada”, asienten. En todo caso, Génova ha evitado romper una lanza en favor de ningún posible candidato. “Serán los afiliados quienes elijan”, dijo Teodoro García Egea hace unos días sin inclinarse en ningún sentido.

Mientras tanto, la gestora que dirige el partido en Madrid desde 2018 encabezada por Pío García Escudero y más recientemente como secretaria general, Ana Camins, sigue funcionando. En los últimos meses ha llevado a cabo algunos cambios importantes en presidencias de distritos con la convicción de que el partido no puede pararse tras años de cierto abandono. Más bien al contrario. El PP de Madrid ha resucitado después del doble golpe que supuso la marcha de Aguirre y Cifuentes y ha vuelto a la calle para reforzar la labor de oposición impulsando, entre otras cosas, movilizaciones contra las iniciativas más significativas del Gobierno de Sánchez como la ley Celaá. Este domingo se celebra una nueva manifestación por la libertad educativa en Madrid y otras ciudades de España.

Foto: Pablo Casado conversa con la portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra. (EFE)


¿Intromisión en Madrid?

El intento de supervisión por parte de la dirección nacional en todos los territorios, especialmente de Egea, no es ajeno a Madrid. Su mano de hierro y su voluntad de reconstruir el partido se han extendido por toda España (el resultado de los congresos provinciales lo demuestra) y los populares madrileños esperan un intento de tutelaje según se acerque la fecha clave. La particularidad en este caso recae en que el PP de Madrid es también la cuna de Casado y las personas más significativas en la gestora son de su total confianza. Ayuso y el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, fueron también una apuesta personal del presidente del partido cuando no estaba claro el futuro del PP en las instituciones madrileñas.

Foto: Casado y varios presidentes autonómicos, el 6 de diciembre. (EFE)

Prácticamente nadie tiene duda de que, si Ayuso quiere y las bases la respaldan en las primarias, presidirá el partido madrileño. Hay otras figuras en ascenso. Sobre Almeida, uno de los políticos revelación de este año, en el PP de Madrid descartan que tenga posibilidades de liderarlo si tiene a la presidenta en frente. Tampoco él ha demostrado por ahora ninguna intención de postularse. Desde hace meses ha reconocido públicamente que se siente cómodo con el modelo actual de tricefalia, separando los dos cargos institucionales (Sol y Cibeles) del poder orgánico.

Aunque el regidor no se ha interesado hasta ahora por las cosas internas del partido, también entró en juego su designación como portavoz nacional el pasado verano. En Génova niegan que se tratara de un “caramelo envenenado” para calmar su popularidad o apartarle de la carrera de la presidencia del PP de Madrid, e insisten en que Almeida es una figura clave del PP actual y que la decisión de todos los dirigentes de dar o no el paso es solo suya.

placeholder Pablo Casado junto a Ana Pastor, Cuca Gamarra y Ana Camins (izquierda). (EFE)
Pablo Casado junto a Ana Pastor, Cuca Gamarra y Ana Camins (izquierda). (EFE)

Y en el modelo de tricefalia si alguien destaca es la actual secretaria general de la gestora. Camins representa el relevo generacional del PP madrileño y, junto a otras figuras cercanas a Casado, como Alfonso Serrano, portavoz parlamentario del grupo popular en la Asamblea, constituye a día de hoy el núcleo duro del partido. A pesar de que su nombre aparece en todas las quinielas por la convicción que tienen muchos de las ventajas de esa tricefalia, el PP de Madrid solo pone el foco en que una candidatura de consenso sería la mejor vía posible para el partido y para el presidente. La imagen de Ayuso, Almeida y Camins con Casado se repite este domingo en la manifestación contra la nueva ley educativa.

"Si Isabel quiere presidir el partido en Madrid y los militantes lo avalan, no se lo pueden impedir. En el resto de CCAA ocurre. Parece impensable que ella no vaya a poder". En el PP madrileño coinciden en el diagnóstico. También lo hacen alcaldes y otros dirigentes a nivel nacional. Pero Pablo Casado no quiere abrir el melón del congreso regional más esperado porque no cree que sea el momento y, probablemente, no llegue hasta principios de 2022.

Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP) PP de Madrid Teodoro García Egea Pablo Casado
El redactor recomienda