Iglesias no eludirá el conflicto con Sánchez para avanzar en el programa de Gobierno
  1. España
Consejo Ciudadano Estatal de Podemos

Iglesias no eludirá el conflicto con Sánchez para avanzar en el programa de Gobierno

El líder de Podemos ha asegurado que en su partido van a ser "muy cabezones" para que se cumplan acuerdos como la suspensión de cortes de suministros energéticos

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en los pasillo del Congreso. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en los pasillo del Congreso. (EFE)

A punto de cumplir su primer año como Gobierno de coalición, la tensión entre PSOE y Unidas Podemos queda de nuevo patente en la gestión de asuntos como el contenido de la próxima ley antidesahucios, que se aprobará este martes, o las diferencias manifestadas en los últimos días sobre la pertinencia de congelar o no el salario mínimo en 2021 o el decreto para prohibir los cortes de suministro por pobreza sobrevenida.

Tras la tensa charla que protagonizaron este miércoles el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el debate en el Pleno del Congreso, el líder de Podemos ha asegurado este sábado que en su partido serán "muy cabezones" para lograr que se cumplan los acuerdos pactados en el programa de Gobierno, materias que abarcan desde la suspensión de los cortes de suministro energético, a la mejora de los salarios, la revalorización de las pensiones o la derogación de la reforma laboral del PP. Las palabras del vicepresidente segundo se hacen eco del revuelo que generó su conversación en los pasillos del Congreso con la socialista María Jesús Montero, a la que se escuchó pedirle que no fuera "cabezón" después de que el partido morado airease las diferencias en el seno del Ejecutivo respecto a las medidas que están debatiendo actualmente.

Las declaraciones de Iglesias han tenido lugar durante su intervención en la mañana de este sábado ante el Consejo Ciudadano Estatal de su formación, una cita que Iglesias ha aprovechado para reivindicar el "conflicto" como forma de avanzar en derechos sociales. Al respecto, ha desgranado que las "discrepancias y tensiones" forman parte de la normalidad dentro de un gobierno de coalición, pero además se demuestran "positivas" a la hora de cumplir el programa.

En este sentido, ha advertido de que se van a encontrar "enormes resistencias" por parte de los "poderes de siempre" para que no se avance en ese programa de gobierno, pero ha animado también a sindicatos y colectivos sociales a presionar de cara a que puedan cumplirse los avances sociales marcados para la legislatura.

Foto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (d), y el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias (i), durante una reunión con sindicatos agrarios. (EFE)

De hecho, Iglesias ha subrayado que se tratan de compromisos que adquirieron personalmente él y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y se ha referido con cierta ironía a la expresión que le dirigió la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el pasado miércoles en los pasillos del Congreso.

"Puede que nos digan que somos muy cabezones por trabajar para que se cumplan los acuerdos firmados; bueno, tiene razón, somos muy cabezones", ha remachado para indicar que a nadie ya le cabe duda que los ministros de Unidas Podemos van a mirar "la letra" del acuerdo de Gobierno para que se cumplan los términos pactados.

Pero Iglesias, que finalmente ha admitido que el decreto de prohibición de los desahucios incluya compensaciones para los grandes tenedores de vivienda si tienen sus casas okupadas, ha avisado de que no cesará en sus pretensiones. "Vamos a seguir trabajando para garantizar que a ningún hogar vulnerable se le pueda cortar el agua y la luz en el contexto en el que estamos, para dejar atrás la reforma laboral, mejorar los salarios y la capacidad de negociación de los trabajadores", ha garantizado Iglesias.

"Nos quedan muchas cosas por cambiar"

En el que ha sido el último discurso de este 2020 ante el máximo órgano de dirección de su partido, Iglesias ha presumido ante los suyos de que la presencia de Podemos en el Gobierno "se nota" y ha dirigido un mensaje a sus "adversarios": "Aunque les pese, quiero decirles que aún nos quedan muchas cosas más por cambiar". "Somos quienes somos y nos votaron para eso", ha recordado.

De nuevo ha remarcado el vicepresidente segundo las diferencias entre el PSOE —que, con 120 diputados, es la pata grande de la coalición— y Unidas Podemos, dos formaciones que, según asegura, "representan intereses diferentes". "Nosotros somos garantía de que en el Gobierno va a haber una serie de ministros y un vicepresidente que va a estar siempre mirando la letra pequeña para que el acuerdo se cumpla", ha subrayado Iglesias.

Frente a la estrategia del PSOE de abrirse a pactar con todas las fuerzas políticas y en especial con Ciudadanos, Iglesias ha insistido en que hay que gobernar con los socios de la investidura, los que aprobaron los Presupuestos.

Ábalos defiende al PSOE

El ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha defendido que el PSOE "sabe lo que es y no hace falta que nadie se lo diga" y ha sostenido que es el "único partido grande que quedad vivo" del pacto constitucional y respeta la Jefatura del Estado. Se ha expresado así al ser preguntado por las palabras de Pablo Iglesias. El ministro ha acudido a Valencia para participar, junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde, Joan Ribó, en un acto conmemorativo del décimo aniversario de la Alta Velocidad en la ciudad.

"Me parece que son juicios de valor y opiniones. El Partido Socialista sabe lo que es y no hace falta que se lo diga nadie, lo importante es que nosotros sepamos como somos y somos republicanos, eso es evidente pero respetamos el marco constitucional", ha defendido. También ha aclarado que lo son, "no en el sentido de defender una superley sino en el sentido de que una Constitución es un gran pacto democrático y un gran pacto social y ese es el sentido del constitucionalismo".

Foto: tensa-charla-entre-iglesias-y-maria-jesus-montero-en-el-congreso

El PSOE "es un partido más allá de los valores constitucionalistas y lo somos desde el primer artículo hasta el último e incluso los de la reforma", ha indicado y ha añadido que respetan las instituciones no porque se vean obligados sino porque lo creen "de verdad". "Que digan lo que quieran. Nosotros respetamos la Jefatura del Estado que es la figura constitucional que existe más allá de cómo nos sintamos nosotros y lo que piensen los españoles o no es otra cuestión", ha señalado.

En cualquier caso, ha sostenido que "cualquier acción que responda un pensamiento se debe enmarcar o limitar al marco legal y por tanto, constitucional pero a mí el pensamiento libre no me preocupa me parece bien que se pueda opinar de cualquier cuestión", ha concluido.

Pablo Iglesias Partido Popular (PP) Revalorización pensiones
El redactor recomienda