El repunte del covid pone en jaque la Navidad y sume a las CCAA en el caos de las restricciones
  1. España
SEGUNDA OLA DE LA PANDEMIA

El repunte del covid pone en jaque la Navidad y sume a las CCAA en el caos de las restricciones

La incidencia acumulada ha crecido de forma sostenida durante los últimos días, alcanzando los 214 casos por cada 100.000 habitantes, según las últimas cifras de Sanidad

Foto: Test masivos para la detección del covid en Barcelona. (EFE)
Test masivos para la detección del covid en Barcelona. (EFE)

A menos de una semana para que comience la Navidad, los nuevos contagios de covid-19 no paran de aumentar en toda España. Ante esta preocupante situación, más de la mitad de las comunidades autónomas se han visto obligadas a endurecer las restricciones para evitar una tercera ola de la pandemia. Otras, como el País Vasco, ya han advertido de que las limitaciones todavía pueden volver a variar. Los continuos cambios están generando desconcierto en la ciudadanía, que todavía no sabe a ciencia cierta cómo y con quién podrán pasar estas fechas tan señaladas.

[Aquí puedes consultar el mapa de las restricciones en Navidad.]

El empeoramiento de la situación, confirmado por los datos que comunicó el Ministerio de Sanidad este viernes con una incidencia acumulada de 214 casos por cada 100.000 habitantes, ha llevado al Gobierno central y a más de la mitad de las autonomías a cambiar la estrategia definida a principios de mes y elevar las restricciones de cara a las fiestas, momento de esperado aumento en la movilidad y contacto social de los ciudadanos. Este viernes Sanidad notificó 11.815 contagios nuevos de coronavirus y 149 fallecidos más, elevando el total a más de 1.797.236 casos desde el inicio de la pandemia. Durante este sábado, una decena de comunidades han confirmado más de 11.300 contagios y casi 130 fallecidos, y las cifras no reflejan por el momento el impacto del pasado puente de la Constitución, por lo que las autoridades no descartan endurecer las restricciones de cara a la semana de Nochevieja.

Foto: Foto: EFE

La situación hizo que este miércoles el ministro Salvador Illa cambiara de tono y abrió la puerta a las comunidades para que aumentaran de nuevo las restricciones para frenar el avance del virus. Las decisiones recaen en manos de los gobiernos regionales y no son pocas las CCAA que ya han marcado un cambio de paso, desde Valencia a Cataluña y Madrid, con el objetivo siempre presente de evitar un cierre total de la actividad que acabe por rematar la debilitada economía.

Aragón mantiene el confinamiento autonómico

Este sábado ha sido Aragón uno de los gobiernos autonómicos que ha movido ficha. El presidente Javier Lambán ha dado marcha atrás y ha decidido mantener el confinamiento autonómico y el de las tres provincias hasta el 12 de enero, con excepciones entre el 23 y 26 de diciembre y el 30 y el 2 de enero para visitar a familiares. Consciente de los quebraderos de cabeza que los continuos cambios están produciendo en la población, Lambán ha tenido la deferencia de pedir disculpas a la ciudadanía. Este sábado, la comunidad ha contabilizado 247 nuevos positivos, frente a los 178 casos del viernes.

La evolución epidemiológica también es inquietante en la Comunidad Valenciana, que ha superado la barrera de los 2.000 contagios diarios por sexto día consecutivo. En concreto, este sábado ha registrado 2.091 infectados y 25 nuevos brotes, situando la incidencia acumulada por encima de los 270 casos. En este caso, el Govern dirigido por Ximo Puig ha decidido decretar el cierre sin excepciones durante toda la Navidad. Ni los encuentros familiares ni el desplazamiento a una segunda residencia servirán para poder entrar en la región ni para moverse entre provincias.

La preocupación también es patente en Cataluña. Sobre todo porque la velocidad de reproducción del virus sigue por encima de 1 (ha subido hasta 1,51) y porque la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 239 por cada 100.000 habitantes, por encima de la media nacional. Además, este sábado ha comunicado 2.554 nuevos casos y 33 fallecidos; incrementando la tasa del riesgo de rebrote hasta un nivel de 336, cuando el viernes era de 302.

La Generalitat de Cataluña no ha tenido más remedio que limitar la movilidad en las fechas más señaladas de diciembre. El presidente Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, han anunciado que el confinamiento comarcal pasará a ser de lunes a domingo desde el 21 de diciembre (antes solo se aplicaba los fines de semana), aunque sí estarán permitidos los desplazamientos a segundas residencias y las visitas a familiares. Y durante la Navidad, la comunidad se mantendrá cerrada, con toque de queda entre 22:00 a 6:00 horas, salvo en Nochebuena y Nochevieja (de 1:00 a 6:00) y Noche de Reyes (de 23:00 a 6:00).

Foto: Vista del alumbrado navideño en la ciudad gallega de Ourense. (EFE)

La situación en Madrid no es mucho más halagüeña. La comunidad dirigida por Isabel Díaz Ayuso ha pasado, en un mes, de ser la región con menos contagios a encabezar la lista de incidencia acumulada en la península. Las últimas cifras se han conocido este sábado, cuando ha notificado 2.376 nuevos contagios, lo que sitúa la incidencia acumulada en el entorno de los 277 casos. Para evitar un empeoramiento de la pandemia, se ha decidido cerrar la comunidad entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, aunque sí se podrá entrar y salir para reunirse con familiares o allegados.

Baleares es la única región que en estos momentos se encuentra peor que Madrid, con una incidencia acumulada de 338 casos. Este sábado ha sumado 514 nuevos positivos y 4 fallecidos, unos preocupantes datos que han forzado nuevas decisiones por parte del Govern. Así, la consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, ha comunicado que endurecerán las sanciones en el nivel 4 de alerta sanitaria, en el que actualmente se encuentra Mallorca, convirtiendo las infracciones leves en graves y las graves en muy graves.

Otro de los puntos calientes es Andalucía, que ha registrado 1.192 contagios en las últimas 24 horas, frente a los 1.017 que observó este viernes. Aun así, la incidencia acumulada se encuentra notablemente por debajo de la media nacional, en 136 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un ligero repunte respecto a la jornada precedente. Así las cosas, la Junta permite la movilidad dentro de cada una de sus provincias. Además, la entrada y salida de la comunidad estará autorizada entre el 23 de diciembre y 6 de enero, siempre que sea para reagrupaciones familiares.

Foto: Playa Los Cristianos de Tenerife, cerrada el pasado mes de abril. (EFE)

Sí que se han dado a conocer las cifras en Canarias, que recoge 218 nuevos positivos, 147 de ellos en Tenerife. Para esta isla, el Gobierno regional ha recomendado evitar los desplazamientos entre los municipios y ha adelantado del toque de queda a las 22:00 horas. Además, todas las personas que quieran viajar al archipiélago (excepto los menores de seis años), deberán contar con un test negativo realizado en las 71 horas previas.

Por su parte, País Vasco suma 423 positivos, Cantabria registra 71 nuevos contagios y Castilla y León tiene 322 infectados más. En La Rioja, los casos activos han subido a 541, lo que supone un incremento de 30 casos respecto a este viernes. Y en Extremadura, Murcia y Asturias se han notificado 383, 197 y 95 nuevos positivos, respectivamente.

La vacunación no supone el fin de la pandemia

Entre Nochebuena y Nochevieja comenzará la campaña de vacunación en España. Será a partir del 27 de diciembre, justo el primer día de la horquilla fijada por la Unión Europea (UE). El ministro de Sanidad, Salvador Illa, recalcó este viernes que el Ejecutivo nacional no quiere esperar "ni un solo día" para dar comienzo "al principio del fin" de la pandemia que asola a todo el mundo desde principios de año. Se empezará por los colectivos "de máximo riesgo": las personas que viven en residencias de mayores y personal sanitario.

Preparar la logística para conservar las vacunas es el mayor desafío que enfrenta el Gobierno central para poder comenzar la campaña cuanto antes y con las mayores garantías. España ha comprado a Pfizer un total de 120 millones de dosis que deben ser conservadas en unos supercongeladores a una temperatura de -80 grados. Los viales se almacenarán en 50 puntos de todo el país, pero su ubicación será desconocida por motivos de seguridad. El titular de la cartera de Sanidad ha asegurado que "estamos preparados".

La primera fase de la vacunación se extenderá hasta febrero o marzo, un período en el que se pretende inmunizar a 2,5 millones de personas. La previsión es que, para finales de verano, más del 70% de la población española esté vacunada. Ya se sabía que serán necesarias dos dosis para que la vacuna sea efectiva, pero Illa ha advertido de que "posiblemente" será necesaria una tercera en 2022.

Foto: La Policía Local en la entrada de la calle Larios de Málaga. (Agustín Rivera)

No obstante, el comienzo de la vacunación no supone el fin del coronavirus y las restricciones. De hecho, el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, ha alertado de que podría haber hasta medio año más de pandemia con altas cifras de contagios y muertes. "La vacuna es motivo de esperanza y debemos celebrarla, pero los próximos tres o seis meses van a ser duros, en ellos los países que tienen una intensa transmisión del virus van a ver que esta se intensifica", remarcaba este viernes.

En España, el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, ha sido uno de los últimos en pedir precaución. En un vídeo remitido a los medios, ha pedido a los ciudadanos que limiten "al máximo" los contactos durante estas "fechas tan especiales", ya que "no hay mejor regalo para esta Navidad que ser responsables y salvar vidas". Desde la Xunta recomienda que no se reúnan más de dos núcleos familiares, con un máximo de seis adultos en caso de tener que juntar tres unidades, sin que computen los menores de diez años.

Coronavirus Vacuna Pandemia
El redactor recomienda