El Congreso tramitará la reforma del CGPJ entre acusaciones de golpistas
  1. España
primer trámite parlamentario de la reforma

El Congreso tramitará la reforma del CGPJ entre acusaciones de golpistas

La iniciativa de PSOE y UP para limitar las competencias del Consejo cuando haya cumplido su mandato supera el debate de totalidad con la oposición de PP, Vox y Cs

Foto: El portavoz de UP, Pablo Echenique, y el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal. (EFE)
El portavoz de UP, Pablo Echenique, y el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal. (EFE)

“Golpismo institucional”, "filoterrorismo" y “maniobras fascistoides” son algunas de las expresiones cruzadas utilizadas por los diferentes portavoces en el duro debate en el pleno del Congreso sobre la reforma del Consejo General del Poder Judicial, como consecuencia del bloqueo por la negativa del PP a renovarlo. El pleno de la Cámara ha aprobado la admisión a trámite de la iniciativa con 188 votos a favor. Se han opuesto PP, Vox y Ciudadanos.

A un lado, los portavoces de PSOE, Unidas Podemos y de los partidos que apoyan al Gobierno habitualmente, es decir, nacionalistas e independentistas, han acusado al PP de “secuestrar” el CGPJ al negarse a renovarlo. Y del otro, el PP ha respondido con argumentos como el “filoterrorismo” del Gobierno por sus pactos. De un lado al otro del hemiciclo, han volado descalificaciones graves, como corruptos o golpistas, entre otras.

Lo curioso es que la etiqueta de 'golpe de Estado' les ha servido a los dos bloques: a unos para descalificar al PP por no renovar la institución y a los otros para rechazar la iniciativa que se debatía.

Foto: El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes (c), conversa con el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo (d), y el líder del PP, Pablo Casado (i). (EFE)

La reforma legal propuesta por PSOE y Unidas Podemos supone limitar al máximo las competencias del Consejo General del Poder Judicial cuando ya ha terminado su mandato y está pendiente de renovación. En su primer trámite de totalidad, ha tenido los votos en contra de PP, Vox y Ciudadanos.

La proposición de ley es una respuesta a la decisión del PP de negarse a acordar esa renovación, pese a que hace dos años que el actual terminó su mandato y que en julio el Gobierno y el principal partido de la oposición ya acordaron prácticamente la renovación. Pablo Casado asegura que no cierra el acuerdo porque no se permite a los jueces la elección de todos los vocales de procedencia judicial, porque no se aísla a Unidas Podemos y porque no se retira la propuesta de reforma del CGPJ.

La reforma legal seguirá ahora el trámite parlamentario, incluyendo su paso por el Senado, para que entre en vigor en febrero. Mientras, el CGPJ podrá hacer nombramientos. El Gobierno considera que, una vez pasadas las elecciones catalanas del 14 de febrero, el PP aceptará cerrar el acuerdo.

Foto: Pleno del Consejo General del Poder Judicial. (EFE)

Está frenada la otra proposición de ley que presentaron PSOE y UP, que supone un cambio más radical para reducir las mayorías necesarias para la renovación y facilitar que pueda llevarse a cabo sin los populares. Esa posible reforma ha sido censurada por Europa.

El diputado de Unidas Podemos Jaume Asens ha criticado al PP durante el debate por llevar España a un “crisis institucional en el poder judicial y en la monarquía, en medio del ruido de sables”. Ha acusado también al PP de atrincherarse en el Consejo, de dar un “golpe de Estado” y de “golpismo institucional”, mezclando Gürtel y los casos de corrupción de los populares con el escándalo del Rey emérito, para concluir que el principal partido de la oposición “pastelea con los nombramientos de la Justicia”, precisamente para eludir esos casos.

“Compran a los árbitros y quieren secuestrar el poder judicial”, ha dicho, tras enumerar supuestos casos de nombramientos en la Justicia manipulados por el PP para “ganar ante la Justicia lo que pierden en las urnas”.

Luis Santamaría Ruiz, del PP, ha salido a hablar de relaciones de Unidas Podemos con las “narcodictaduras”

Y Luis Santamaría Ruiz, del PP, ha salido a hablar de relaciones de Unidas Podemos con las “narcodictaduras” y de que “el sanchismo se ha puesto en manos del separatismo filoetarra, porque el PSOE es como la carcoma a la madera”. Luego ya ha dicho algo sobre el poder judicial.

“No es un capricho de niño malcriado cuando ve que el PP no se somete a sus pretensiones, es una provocación para tener argumentos para modificar las mayorías”, ha asegurado el diputado del PP. Ha añadido que el PSOE utiliza “maniobras fascistoides”.

Más comedido ha sido el socialista Francisco Aranda Vargas, aunque también ha arremetido contra el PP por negarse a renovar el CGPJ.

Jon Iñarritu, de Bildu, ha defendido el apoyo a la iniciativa estableciendo una intencionalidad y relación directa entre los acuerdos para los Presupuestos con su partido y ERC y resoluciones del Tribunal Supremo como la supresión del tercer grado de los presos independentistas catalanes y la orden de repetir el juicio contra Arnaldo Otegi. Por eso ha hablado de "ruido de togas".

Edmundo Bal: "La proposición de ley es un insulto a la inteligencia"

Para Edmundo Bal, de Ciudadanos, la proposición de ley es "un insulto a la inteligencia". Este partido está en contra también de la renovación con elección parlamentaria de los vocales.

Macarena Olona (Vox) ha comparado España con Cuba, Venezuela, Nicaragua o Bolivia, donde los jueces son “ejecutores de la represión”. “El socialcomunismo da hoy un golpe de Estado desde la misma Moncloa”, ha dicho. Ha anunciado que llevará esta norma al Tribunal Constitucional, aunque ha asegurado que esta institución está en manos de los partidos.

CGPJ Pablo Casado Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda