Interior aumenta devoluciones y detenciones para hacerse con el control de la crisis
  1. España
LA CRISIS DE LA MIGRACIÓN

Interior aumenta devoluciones y detenciones para hacerse con el control de la crisis

Un plan de Grande-Marlaska incrementa las repatriaciones de migrantes a Marruecos y las detenciones por el delito de falsedad documental

placeholder Foto: Migrantes recién rescatados de su patera, en Canarias. (EFE)
Migrantes recién rescatados de su patera, en Canarias. (EFE)

La crisis migratoria que golpea desde el pasado agosto a las Islas Canarias y, por ende, al resto de España acaba de recibir una respuesta contundente por parte del Ministerio del Interior. Desde hace un mes, el departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska viene implementando un plan policial destinado a atajar la llegada masiva de extranjeros procedentes sobre todo de Marruecos, Mauritania y Argelia. Las detenciones por delitos de extranjería y las devoluciones, según las fuentes consultadas por El Confidencial, son las dos patas principales sobre las que pivota el mencionado programa, que trata de poner fin a las crecientes imágenes de migrantes aterrizando en diferentes ciudades españolas que circulan durante los últimos días.

Desde hace un mes en concreto, Interior ha conseguido encauzar los protocolos de devolución con los países africanos mencionados y poner en marcha repatriaciones que cada vez son más frecuentes. Hay días, destacan las mismas fuentes, que la Policía devuelve a sus países de destino a decenas de personas. El incremento de estos retornos de extranjeros que han entrado de forma irregular en España está alcanzando ritmos que se acercan a los momentos en los que más devoluciones realizaban las fuerzas de seguridad durante épocas previas a la pandemia, en las que se alcanzaron récords de llegada de pateras. Desde el Ministerio del Interior rechazan dar cifra alguna sobre este fenómeno.

Foto: Varias personas, en el muelle de Arguineguín, a finales de noviembre. (EFE)
Los vuelos desde Canarias a la Península reactivan la crisis migratoria
J. Bocanegra I. Morillo. Sevilla V. Romero. Valencia A. Rivera. Málaga

Las fuentes policiales consultadas, sin embargo, sí confirman que el incremento de las devoluciones es creciente, que se ha acentuado esta misma semana y que en los próximos días puede ir a más, sobre todo en relación con ciudadanos de origen marroquí, ya que es con este país vecino con el que el departamento dirigido por Grande-Marlaska está llegando a más acuerdos. Las devoluciones, explican las mismas fuentes, conllevan un proceso administrativo de cierta complejidad que en definitiva se resume en que la Policía identifica a los recién llegados, comprueba su situación de irregularidad en España, incoa un expediente que pone en marcha un procedimiento de comunicación con el país de origen y que termina en la aceptación de este último estado del retorno del individuo.

Los extranjeros, por su parte, al llegar a España y, tras ser identificados y revisados desde el punto de vista sanitario, quedan en libertad, pues ninguna normativa ordena a las fuerzas de seguridad su detención. Esta circunstancia está ahora más extendida si cabe, pues los centros de internamiento de extranjeros se encuentran completos, lo que hace aún más complejo el sistema de devolución. Una vez que quedan en libertad, estos migrantes —que ya llegan con pasaporte en su mayoría— se empiezan a mover por la Península en transporte público. Primero en avión, desde Canarias, y luego en autobús. Las propias oenegés les proporcionan billetes en ocasiones. Otras veces son ellos mismos quienes se los pagan.

Foto: Inmigrantes llegan al puerto de Arguineguín. (EFE)

Cuando aterrizan o llegan a su lugar de destino, ya ha pasado un tiempo y podría darse el caso de que esté más avanzado su expediente de repatriación, por lo que si la Policía les intercepta de nuevo en algún control pueden ser detenidos con el fin de ejecutar ese retorno acordado con el país de origen. Esto es lo que está pasando en no pocas ocasiones. Una orden elaborada por la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana dictada el pasado 3 de diciembre, a la que ha tenido acceso El Confidencial, de hecho, apunta en ese sentido. El número dos de la Jefatura pide a todas las comisarías que den cuenta de cualquier vuelo que llegue al territorio a través de sus diferentes aeropuertos con migrantes procedentes de Canarias y Baleares dentro.

Según explican desde Interior, el objeto de esta orden es el de realizar un control rutinario desde el punto de vista sanitario así como inspeccionar la documentación de estos extranjeros. En este último punto, añaden fuentes policiales consultadas, las fuerzas de seguridad están localizando no pocos papeles falsos. Las detenciones del departamento de extranjería de la Policía por falsedad documental, aseguran las mismas fuentes, se están incrementando considerablemente en los últimos días. Estos arrestos llevan a la apertura de un expediente penal, por un lado, y en su caso también a otro de expulsión, si es que está avanzado este último.

Foto: Campamento para migrantes en el antiguo Polvorín de Barranco Seco, Gran Canaria. (Alicia Alamillos)

Aviones de línea con destino a Marruecos

El pasado domingo, en la Comunidad Valencia la Policía detuvo a 16 extranjeros de esta forma. Todos ellos fueron devueltos a sus países de origen el siguiente miércoles. Viajaron en dos vuelos que procedían de Madrid, que aterrizaron en los diferentes aeropuertos de la comunidad autónoma y que de ahí se desplazaron hasta Marruecos. "Desconozco si luego hicieron escala en algún aeródromo más antes de llegar a El Aaiún, su destino final", asegura un miembro de las fuerzas de seguridad conocedor de esta operación de devolución.

Ayer mismo, una nota policial daba cuenta a la Jefatura Superior de Policía, en cumplimiento de la mencionada instrucción previa, de una serie de vuelos que se disponían a aterrizar a partir de mañana en la comunidad autónoma procedentes de Canarias. El aterrizaje de dichos vuelos conllevará el despliegue de un amplio dispositivo policial que tendrá las citadas finalidades de controlar la situación en la que se encuentra cada extranjero, con el fin de observar si encaja en una posible devolución, así como su inspección para determinar la posibilidad de que incurra en algún tipo de delito de falsedad documental.

Foto: Inmigrantes magrebíes, el 19 de noviembre, en el muelle de Arguineguín. (EFE)

Ninguno de esos vuelos de Canarias a la Península cuenta, sin embargo, con el aval del Interior, que hoy mismo ha dejado claro que se trata de iniciativas personales de los migrantes las de viajar al resto de España. "El ministerio no organiza ni gestiona ni financia traslados de migrantes desde Canarias hacia la Península", sentencias desde Interior. "Ni lo ha hecho ni lo hace en la actualidad", concluye con determinación el departamento dirigido por Grande-Marlaska.

El plan de repatriación de migrantes y de detención de extranjeros por falsedad documental afecta a todo el país, no solo a algunas comunidades concretas, por estas personas, una vez que abandonan Canarias, son libres de circular por toda España sin más limitación que las prohibiciones de acceso a algunas regiones impuestas por los respectivos gobiernos autonómicos en el marco de los diferentes programas de lucha contra la extensión del coronavirus.

Ministerio del Interior Fernando Grande-Marlaska Pandemia Argelia Noticias de Marruecos Policía Nacional
El redactor recomienda