El Gobierno descarta la semana laboral de cuatro días y suaviza la reforma
  1. España
PARA "ACOMPASARLO A LA CRISIS"

El Gobierno descarta la semana laboral de cuatro días y suaviza la reforma

El consenso con los agentes sociales seguirá siendo una máxima, si bien ninguno de los actores tendrán derecho a veto, "ni patronal, ni sindicatos ni el propio Gobierno"

placeholder Foto: La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este miércoles. (EFE)
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este miércoles. (EFE)

La reducción de la semana laboral a cuatro días no es una prioridad para el Gobierno, que descarta meter en agenda la medida empujada desde el sector de Unidas Podemos. Asimismo, la reforma laboral, pendiente de que se aborde y se consensúe en la mesa de diálogo social, se realizará "de forma progresiva" y "acompasándola al actual momento económico no previsto" por la recesión derivada de la pandemia, en lugar de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, como preveía el ministerio de Trabajo que dirige Yolanda Díaz. Así lo ha confirmado este miércoles la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, quien ha matizado, además, que la reducción de la jornada laboral no se ha abordado en el Consejo de Ministros y que se aleja de los retos de país que ahora se marca el Gobierno, enfocados a la recuperación económica. "No debemos desconcentrarnos de lo que nos ocupa ahora", ha concluido.

La situación sobrevenida por la pandemia modificaría también la hoja de ruta del Gobierno respecto a la reforma laboral o, al menos, "acompasarla a los momentos que estamos viviendo para salir lo antes posible de la situación de crisis", según ha argumentado la portavoz y ministra de Hacienda. Desde el Ministerio de Trabajo, en línea con el sector morado en el Gobierno se agarran a lo firmado en el acuerdo de gobierno para defender la reforma laboral. "Nos atenemos al programa", zanjaban ante la eventualidad de que desde ministerios puedan diluir esta reforma o incluso empujar para que se quede metida en un cajón.

Foto: Fuente: Pixabay.

Nadia Calviño ya se opuso en mayo a "abrir este debate" porque "sería absurdo y contraproducente", como trasladó de forma contundente en un foro más que significativo, las jornadas anuales del Cercle d'Economia. Con esta máxima del 'pacta sunt servanda', desde el Ministerio de Trabajo que dirige Yolanda Díaz avanzaban que una vez se cierre la mesa de diálogo social para pactar la denominada ley Rider "se retomará" la referente a la reforma laboral. "El programa está ahí, costó mucho firmarlo y vamos a cumplirlo", concluyen.

El consenso con los agentes sociales seguirá siendo una máxima en todo lo relativo a la reforma laboral, si bien Montero ha negado que ninguno de los actores tendrán derecho a veto, ni patronal, ni sindicatos ni el propio Gobierno. El objetivo, ha señalado, es "encontrar el equilibrio justo". Algo por lo que ha subrayado que el Gobierno realizará la reforma de "forma progresiva" en línea con algunos de los elementos que ya se han ido abordando, como el caso del teletrabajo, según ejemplificó. "Iremos abordándolo en los próximos meses con la inteligencia suficiente para acompasarlo al actual momento", ha añadido.

El calendario que se manejaba desde Trabajo para los cambios en la reforma laboral comprometidos en el acuerdo programático del Gobierno de coalición consistía en dos fases. Para la primera se fijaba el objetivo de derogar las cuestiones consideradas urgentes. Esto es, además del absentismo por enfermedad, la parte que da prioridad a la aplicación de los convenios de empresa sobre los sectoriales y las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo —ultraactividad—. Otras de las prioridades marcadas por Trabajo pasaban por establecer limitaciones a la empresa a la hora de modificar de forma unilateral las condiciones del contrato laboral, revisar los mecanismos de no aplicación de los convenios colectivos limitándolos al descuelgue salarial por causas económicas graves y modificar el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores —mientras se redacta uno nuevo— para limitar la subcontratación a servicios especializados que no sea la actividad principal de la empresa en cuestión.

Foto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el Senado. (EFE)

La segunda fase prevista, una vez consumado este primer paquete de derogaciones, era la legislativa. Se pondría ahora en marcha, una vez que se terminen los trabajos en la mesa de diálogo social respecto a la denominada ley Rider, y consistiría en el redactado de nuevos artículos, modificación de otros y elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

IVA cero para los test de covid

Las pruebas de coronavirus no tendrán IVA, ni tampoco las vacunas, que además serán gratuitas, según ha aprobado el Consejo de Ministros este miércoles acogiéndose así a la normativa ya aprobada por la Unión Europea. "España ha sido una de las impulsoras de esta medida y es partidaria de la misma, por lo que la modificación que vamos a hacer irá en la dirección de que tanto las vacunas como las pruebas del covid-19 no tengan un IVA asociado", ha subrayado Montero en rueda de prensa indicando que la medida estará en vigor, al menos, hasta el 31 de diciembre de 2022.

Foto: Una enfermera administra la vacuna de Pfizer. (Reuters) Opinión

La portavoz del Ejecutivo ha vuelto a reiterar, por otra parte, que el acuerdo con el PP para la renovación del CGPJ "está prácticamente hecho, por no decir hecho", asegurando que solo falta que el principal partido de la oposición "se decida a ponerlo marcha". Montero ha aprovechado para realizar un llamamiento público a los populares de cara a que "ese preacuerdo", que, sin embargo, niegan desde las filas del partido liderado por Pablo Casado, se selle para dejar atrás la interinidad desde hace dos años del órgano de gobierno de los jueces.

Reforma laboral Pedro Sánchez PSOE Unidas Podemos
El redactor recomienda