Los puntos calientes de la Navidad: las ocho regiones que asumen más riesgo
  1. España
21 millones de desplazamientos

Los puntos calientes de la Navidad: las ocho regiones que asumen más riesgo

El análisis de la movilidad el año anterior ofrece pistas de dónde puede darse más volumen de movimientos: Extremadura, Castilla y León y Castilla-La Mancha ganaron más población

Foto: Control de tráfico simultáneo de la Policía Foral y de la Ertzaina. (EFE)
Control de tráfico simultáneo de la Policía Foral y de la Ertzaina. (EFE)

"En Navidad nos quedamos en casa y evitamos todos los movimientos prescindibles". El miércoles, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, pedía así prudencia a la población para llegar a un objetivo: llevar la incidencia del coronavirus a 25 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas. La cifra actual es 10 veces superior, aunque la tendencia de las últimas semanas es buena. El horizonte está lejos y en mitad del camino hay una fecha clave: 25 de diciembre.

Ese mismo día hace un año, cuando nadie pensaba si era familiar o allegado antes de volver a casa por Navidad, 21.322.743 españoles, el 45% de la población, estaban en un área distinta a la de su residencia habitual. Así lo reflejan los datos del primer estudio de movilidad realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El organismo divide el territorio en algo más de 3.200 áreas geográficas para estimar cuánta gente se desplaza fuera de la suya en estas fechas.

Cómo será la Navidad este año es una incógnita, pero el análisis de la movilidad el año anterior puede ofrecer pistas de dónde pueden registrarse los principales movimientos. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha pedido que sean "allegados y no llegados" los que compartan la cena de Navidad. Más de la mitad de los que pasaban esa noche en su región habían salido de su zona habitual. Unos llegan, otros salen y el saldo de población es mucho mayor en unas regiones que en otras. Castilla y León contó con 71.625 personas más en estas fechas respecto a lo habitual, seguida de Extremadura, con 38.707 y Castilla-La Mancha, con 34.865. En el lado opuesto, Madrid y Cataluña registraron medio millón menos de habitantes por estas fechas.

Al final, sobre el total de la población, ocho regiones ven en Navidad un incremento de sus habitantes, mientras que el resto se quedan más vacías de lo que suelen estar: especialmente Baleares, donde la población cae un 18% ese día.

El incremento de población supone un riesgo adicional de contagios de coronavirus, pero existen otras medidas para valorar el nivel de movilidad. Por ejemplo, el porcentaje de personas que no se mueve de su zona habitual es un buen indicador para ver en qué lugares se registran más o menos movimientos. Teniendo en cuenta este dato, las regiones donde la gente optó en mayor medida por quedarse en casa fueron Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha. Por el contrario, los residentes se movieron más en Madrid, Baleares y Cataluña, además de en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Bajando a nivel de provincia, las zonas que recibieron mayor número de habitantes de los que salieron fueron Jaén, Segovia y Cuenca, que crecieron cerca de un 10%.

Sol, noche de fiesta

En la mitad de las áreas en las que el INE divide el territorio la población aumenta en estos días. Destaca el caso de Sol, en Madrid, donde esa noche los habitantes se multiplican por cuatro. Cenar en casa y salir después de fiesta es rutina habitual en Nochebuena y precisamente el estudio del INE identifica dónde estaban los teléfonos móviles desde las 22.00 del 24 de diciembre hasta las 6 de la mañana del 25.

Hasta en 25 áreas el incremento fue de al menos el doble de la población. La mayoría se encuentran en los centros de las ciudades, lo que coincide con el caso de Sol: gran parte de ese crecimiento se explica por el ocio nocturno, que vivirá este año una noche de cierre y toques de queda a la hora que cada región disponga. La Comunidad de Madrid anunciaba este viernes que no habrá celebración de las campanadas de Nochevieja en la puerta del Sol ni en otras plazas.

Estas variaciones en determinados barrios de las ciudades son casi una excepción. En un vistazo general se observa que es más habitual que las áreas más pobladas tiendan a estar más vacías mientras que muchos pueblos crecen en estas fechas. Aunque el patrón no es contundente, ya que también muchas zonas de Teruel pierden habitantes esa noche. También de forma general las zonas costeras pierden población en favor del interior.

La movilidad y las reuniones sociales en Navidad son las principales preocupaciones del Gobierno y las comunidades autónomas, que esta semana aprobaron en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) una serie de medidas para esas fechas. La entrada y salida de las regiones estará restringida entre el 23 de diciembre y el 6 de enero salvo para las excepciones recogidas en el decreto de estado de alarma y "los desplazamientos a territorios que sean lugar de residencia habitual de familiares o personas allegadas de quienes se desplacen".

El concepto de allegado, que también incluye el acuerdo del CISNS en el artículo que regula los encuentros navideños, ha recibido el rechazo de algunas comunidades. "En todo caso, se recomienda que estos encuentros se compongan de miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia y que no se superen los dos grupos de convivencia", dice el texto.

Foto:  Dos sanitarios realizan pruebas PCR. (EFE)

¿Por qué sabemos esto?

El INE mide, a partir de la información obtenida de la posición del más del 80% de los teléfonos móviles de toda España, dónde se encontraba la población en Navidad. Si el teléfono se encuentra en un área distinta al área de residencia más frecuente durante los dos o tres meses anteriores, se clasifica como un desplazamiento estacional. Este método proporciona un área de pernoctación a todos los teléfonos presentes en territorio español en esas fechas. Únicamente se contabilizan los residentes en España y no los extranjeros.

"Es importante destacar que la fuente empleada para la localización estimada de los teléfonos móviles es a partir de las antenas de telefonía por lo que no se puede determinar con total precisión la ubicación de un teléfono. El margen de error es desde decenas de metros en zonas urbanas a centenares de metros, incluso kilómetros, en zonas rurales", indica el INE en la información sobre el proyecto técnico.

Instituto Nacional de Estadística (INE) Coronavirus Baleares Navidad Castilla y León