El aplanamiento de la curva llega a las muertes, pero las UCI siguen muy llenas
  1. España
CORONAVIRUS: LOS DATOS DE LA SEMANA

El aplanamiento de la curva llega a las muertes, pero las UCI siguen muy llenas

Asturias es la región que registra mayor número de fallecidos por habitante en noviembre: 54,3 de cada 100.000.

Foto: Imagen: El Confidencial
Imagen: El Confidencial

Esta semana la incidencia del coronavirus ha caído en todas las comunidades autónomas. Aunque el lunes todavía Castilla y León, Asturias, País Vasco, Ceuta, La Rioja y Melilla estaban por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, todas las regiones han conseguido bajar de 400. Cataluña registró el jueves más casos que el día anterior, por lo que la región no avanzará a una fase con menos restricciones el próximo lunes, tal como estaba previsto.

Sigue habiendo nueve regiones por encima del umbral de 250 casos marcado como límite a partir del cual el riesgo se considera extremo que establece por el Ministerio de Sanidad. Pero la tendencia es a la baja en todas las zonas y la incidencia media del país ya está por debajo de esa cifra, según los últimos datos publicados. El informe de ayer reflejó un pequeño ascenso en el número de contagios respecto al día anterior, pero esta cifra, al menos de momento, no supone un cambio en la tendencia descendente del número de contagios iniciada a principios de noviembre.

Hace una semana contábamos que la tendencia de hospitalizados y personas en UCI comenzaba a estabilizarse. Tras la aplicación de medidas restrictivas, el freno a los contagios llegaba a hospitales. Sabemos que para que las medidas tengan efecto en la reducción del número de víctimas mortales hace falta más tiempo, pero los datos de las últimas semanas reflejan cierta estabilización.

Las cifras de fallecidos de los últimos días no deben ser tenidas en cuenta dado el retraso en las notificaciones. Por ejemplo, el 15 de noviembre Sanidad registró que ese día habían muerto 52 personas, pero ahora la cifra que publica el ministerio para ese mismo día es de 217.

Para contar con datos más consolidados retrocedemos hasta el 21 de noviembre. La evolución de fallecidos cada semana hasta esa fecha muestra ya una ralentización de las muertes que podría ser el comienzo de una tendencia a la baja en el indicador más relevante para medir la pandemia. Aunque estas cifras están menos afectadas por los retrasos en la notificación, de momento es pronto para confirmar esta tendencia. En las próximas semanas sabremos si efectivamente hemos llegado al pico de la curva de fallecidos de esta segunda ola.

Este freno a las muertes es generalizado, si bien es más evidente en Madrid o Baleares. La tendencia está menos clara en aquellas regiones donde las cifras son más bajas dado el tamaño de su población y por tanto oscilan más entre semanas. En Galicia la curva era todavía ascendente hasta esa fecha, aunque el avance muestra también los primeros signos de aplanamiento.

Asturias, la más afectada por las muertes en noviembre

Teniendo en cuenta la población, Asturias ha sido la región más afectada en el mes de noviembre. 555 personas han fallecido en la región, 54,3 de cada 100.000 habitantes. Madrid es la única región donde han fallecido menos personas en noviembre que en octubre. Por su parte, Canarias, Baleares, Cataluña y, de nuevo, Madrid, registran las tasas más bajas de mortalidad teniendo en cuenta la población, todas por debajo de 10 fallecidos por cada 100.000 habitantes en noviembre.

El gráfico muestra el número de fallecidos por habitante en cada semana del año desde el inicio de la pandemia. Está ordenado de mayor a menor según el número de fallecidos en la semana del 15 al 22 de noviembre. Aunque se observa qué regiones están sufriendo más esta segunda ola que la primera, en ningún caso se registran los niveles de las semanas de abril, que fueron especialmente altos en Castilla La Mancha, Castilla y León, La Rioja y Madrid.

Esta semana el INE ha publicado el número de fallecidos semanales por todas las causas hasta el 22 de noviembre. El exceso de mortalidad, que indica la diferencia entre las personas que han muerto respecto a la media de los cinco años previos, supera las 73.000 según la información del INE y está cerca de las 68.000 siguiendo la estimación del MoMo. Muchas regiones experimentan ya un exceso de mortalidad superior al de la primera ola.

Las UCI siguen muy llenas

La consolidación de la tendencia depende en gran medida de la situación en los hospitales y, aunque la ocupación de enfermos con coronavirus también desciende de forma generalizada, las cifras siguen siendo críticas. Si hace una semana los ingresados en UCI eran un 10% menos que la semana anterior, ahora los enfermos más graves son 2.440, un 15% menos que hace una semana. Aunque la tendencia se confirme, la saturación de estas unidades puede prolongarse todavía durante varias semanas.

En Madrid hizo falta un mes para que la tensión hospitalaria comenzase a descender. Otras regiones como Navarra o Galicia están viendo una bajada de la ocupación más ágil, pero la mayoría descienden mucho más despacio de lo que subieron.

El Ministerio de Sanidad publica también el porcentaje de ocupación de pacientes covid en las UCI. La cifra no debe interpretarse como la ocupación real de estas unidades, sino solo como una parte: el total pacientes con coronavirus respecto al total de camas, pero sin contar aquellos que están ingresados por otras patologías. La tensión real se desconoce ya que no se publican datos de la ocupación real respecto al total de camas disponibles.

Sanidad estableció a principios de octubre el baremo del 35% de ocupación por covid en las UCI para determinar la restricción de movilidad en los territorios. Con los últimos datos, La Rioja, Aragón, Asturias y Castilla y León superan todavía este nivel. Cataluña se encuentra cerca del límite, con una ocupación del 32,11%. Solo Canarias y Galicia tienen un porcentaje de enfermos de coronavirus en UCI por debajo del 10% del total de camas disponibles.

Ministerio de Sanidad Pandemia Coronavirus Asturias