Sanidad esperará a tener más datos para fijar la fecha de vacunación del 95% de la gente
  1. España
crisis del coronavirus

Sanidad esperará a tener más datos para fijar la fecha de vacunación del 95% de la gente

El ministro de Sanidad ha comparecido para profundizar en la estrategia de vacunación del covid-19, que fue presentada el pasado martes tras su aprobación en Consejo de Ministros

placeholder Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

Sanidad esperará a tener más datos sobre las vacunas del covid-19 para establecer el calendario del 95% de la población española. El ministro del ramo, Salvador Illa, ha comparecido este viernes en rueda de prensa para precisar cuáles serán los grupos poblacionales que recibirán dosis después de la primera etapa de vacunación, es decir, a partir del mes de marzo, si se cumplen las previsiones. El ministro ha categorizado a los ciudadanos en 15 grupos en función a criterios socioeconómicos y de transmisión del virus, pero ha explicado que no tienen aún la información necesaria para definir las fechas en las que se vacunará el grueso de la población.

Fue el propio Illa el encargado, el pasado martes, de informar en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de los detalles del plan. Entre los pocos puntos que habían concretado hasta el momento destacaba que las residencias serán los primeros entornos que reciban dosis en una primera etapa que abarcará de enero a marzo. También obtendrán vacuna en esos meses los trabajadores sanitarios y sociosanitarios y los dependientes no institucionalizados. Según los cálculos de las autoridades, estos grupos suman unos 2,5 millones de personas, en torno al 5% de la población.

Foto: Vista del Congreso de los Diputados en una imagen de archivo. (EFE)

Entonces Illa habló de 18 categorías en las que los expertos habían dividido a la ciudadanía atendiendo a distintos criterios. Este viernes, ha precisado que en realidad son 15, aunque los subgrupos suman un total de 18. Así, ha señalado que, más allá de los trabajadores y residentes de las residencias de mayores, de esos trabajadores sanitarios y de los grandes dependientes, el ministerio ya ha delimitado cuáles son los demás grupos: la población de más de 64 años, personas con discapacidad, personas vulnerables, personas que presenten condiciones de riesgo, quienes tengan evidencias de riesgo medio o bajo, quienes vivan o trabajen en entornos cerrados, los que pertenezcan a poblaciones vulnerables, trabajadores esenciales, docentes, población infantil, adolescentes y jóvenes, ciudadanos adultos que no estén categorizados en las opciones anteriores, personas que se encuentren en zonas de alta incidencia, embarazadas y madres que dan lactancia y los ya inmunizados.

Aunque ha dado a conocer los grupos, aún quedará por saber lo más importante: la fecha —aproximada— en la que se vacunarían. El Gobierno maneja tres etapas en su calendario. Una primera que abarca de enero a marzo, una segunda que hace lo propio de marzo a junio y una tercera que iría de ahí en adelante. Sanidad ya había precisado quiénes estarán en la primera tanda, pero los nuevos grupos precisados hoy podrían ir tanto en la segunda como en la tercera. "Conforme tengamos más certeza los iremos ubicando en la etapa dos y tres. El objetivo es evitar hospitalizaciones y fallecimientos", ha incidido Illa en rueda de prensa, en la que también ha avisado de que la decisión beberá de las aportaciones de distintos actores del ámbito sanitario.

"Es tan evidente que salvan vidas que contando la verdad a la gente es suficiente"

Asimismo, ha incidido en que las vacunas que sean autorizadas cumplirán con los requisitos "de seguridad y eficacia", "y, si no los cumplen, no serán administradas". Illa ha enfatizado en la importancia de que la población española se vacune y ha apostado de nuevo por la vía de la pedagogía en lugar de la obligatoriedad de la vacuna. "Los expertos consultados piensan que la vacuna debe ser voluntaria. Es tan evidente que salvan vidas que contando la verdad a la gente es suficiente. Hay que hacer un esfuerzo para explicarlo a la ciudadanía", ha afirmado el ministro, consciente de que los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas apuntan a que un 47% de los españoles no estarían dispuestos a ponérsela inmediatamente.

Tanto el titular del ramo como el presidente, Pedro Sánchez, habían sacado pecho por un plan que —según apuntaron— sería pionero junto con el de Alemania. Sin embargo, como ya informó este medio, el documento llegaba después de planes similares de otros países y no profundizaba especialmente más allá de las recomendaciones realizadas por las instituciones comunitarias y en la fijación de los grupos prioritarios en un contexto en el que aún se desconoce incluso qué vacunas llegarán.

Foto: Salvador Illa comparece ante la Comisión de Sanidad. (EFE)

Durante la rueda de prensa, Illa ha sido cuestionado por la posibilidad de que de cara a Navidad se exija hacer pruebas de covid a quienes cambien de región con motivo de las celebraciones. En este caso, se le ha planteado la opción de si se estudiaría que se hiciera más fácil el acceso a estas pruebas por parte de los ciudadanos. El ministro ha incidido en que los test que se realizan en el marco de la estrategia nacional se hacen de forma gratuita, pero que por el momento no se ha planteado ningún paso en esa línea: "Si se tiene que hacer alguna puntualización específica para Navidad, lo acordaremos con las comunidades", ha apuntado en referencia al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), que se ha dado hasta el próximo miércoles para consensuar las medidas de cara a las fiestas.

El coronavirus apunta ahora a un actor habitual en invierno: la temporada de esquí. Alemania está tratando de buscar un consenso comunitario para que se cierren las estaciones hasta enero, al considerar que pueden evitarse así un repunte de contagios con esa actividad turística. Este miércoles, Illa ya informó de que se había aprobado la creación de un grupo de trabajo con las comunidades afectadas para tomar medidas conjuntas y este viernes ha precisado que también tienen conversaciones con Andorra y Francia para tratar de establecer medidas comunes. "Lo más relevante no es la actividad de esquí sino lo de después".

Vacunación Vacuna Coronavirus
El redactor recomienda