Sánchez volverá a contar con Cs y atribuye a Iglesias su no al Presupuesto
  1. España
Seguirá la negociación parlamentaria

Sánchez volverá a contar con Cs y atribuye a Iglesias su no al Presupuesto

El Gobierno explica que puede haber compatibilidad con ERC en otras votaciones, sin la próximidad de las elecciones autonómicas catalanas

placeholder Foto: La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (EFE)
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (EFE)

Desde hace semanas, Moncloa y Ciudadanos estaban enfrascados en ese juego en el que los dos creían que el otro no podría levantarse de la mesa y, a su vez, el que lo hiciera tendría que justificarlo bien diciendo que el otro no ha querido realmente negociar. El juego tenía la variable de que, además, otra parte, la de Unidas Podemos, hacía lo imposible para echar a Ciudadanos de la mesa y dificultar en lo posible el intento de Moncloa, es decir, de Pedro Sánchez.

Una vez levantada de la mesa de negociación de los Presupuestos, Inés Arrimadas cumple ese guion y explica que el presidente del Gobierno ya había elegido hace tiempo y, en realidad, se cubre con la coartada del supuesto intento de acuerdo.

Ciudadanos no apoyará los Presupuestos

Cada día, mientras negociaban, se iba conociendo una noticia que alejaba a Ciudadanos del acuerdo, empezando por la incorporación de Bildu y ERC al pacto de Presupuestos con efectos especiales. Unidas Podemos se encargaba no solo de facilitar esos acuerdos que excluían a Ciudadanos, sino también de hacer que se supiera de la manera más atronadora posible.

Fuentes de Moncloa y del sector socialista del Gobierno insisten en que sí había un interés en incluir a Ciudadanos para cumplir aquello de la transversalidad de las cuentas que Sánchez prometió en septiembre ante los representantes del Ibex. Aquello se ha caído ahora, consolidando la política de bloques: los dos partidos del Gobierno de coalición con PNV, ERC, Bildu y partidos minoritarios, frente a PP, Ciudadanos y Vox. Previsiblemente, serán 184 votos de apoyo a los Presupuestos, ocho más de la mayoría absoluta, procedentes de diputados de 10 partidos.

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la presentación del proyecto de PGE. (EFE)

Explican que realmente intentaron esa cuadratura del círculo, que para eso ha habido contactos directos y discretos estos meses entre Sánchez y Arrimadas; entre Félix Bolaños, secretario general de Presidencia, y Carlos Cuadrado, vicesecretario general de Ciudadanos; entre Hacienda y otros ministerios y este partido, y también en el Congreso con portavoces socialistas en Presupuestos. Pero finalmente admiten que ha resultado imposible, entre otras cosas, por esa estrategia de Unidas Podemos de sacar a Ciudadanos del escenario.

Y los de Pablo Iglesias se felicitan por ello, como hicieron su portavoz, Pablo Echenique, en rueda de prensa en el Congreso, y el propio vicepresidente al asegurar este jueves: “Lo que estamos viendo refuerza al Gobierno de coalición y una dirección de Estado progresista, que es lo que nosotros hemos buscado y tenemos razones para estar satisfechos”.

Iglesias asegura que con los PGE ''el Gobierno ha pasado su examen más difícil con nota''

Fuentes de Moncloa aseguran que se ha intentado, concretando mucho las ofertas y las propuestas, por indicación del presidente del Gobierno. Y añaden que tras la aprobación de los Presupuestos volverán a intentarlo, que valoran la aportación de Ciudadanos, que ya fue útil durante las dramáticas votaciones de los estados de alarma en primavera. De hecho, siempre según esta versión, se ha demostrado que Ciudadanos y ERC pueden ser compatibles, porque lo fueron con las prórrogas de los estados de alarma y ahora mismo, porque después de incorporarse los de Gabriel Rufián al pacto, ha habido acuerdos con Ciudadanos, como el de la tarjeta sanitaria universal.

Una vez aprobados los Presupuestos, además, las circunstancias serán distintas, porque los de Pablo Iglesias perderán un arma eficaz de negociación y presión. No obstante, a la tesis de Arrimadas sobre la elección de un camino con Bildu y ERC, en lugar de otro con Ciudadanos, responden con números sobre la fragilidad de ese argumento. Solo con PNV y Ciudadanos, los Presupuestos llegarían a los 171 siempre y cuando lo aceptara Unidas Podemos y si fuera posible hacerlos compatibles; luego habría que sumar a Más País, PRC, Teruel Existe y Nueva Canarias para llegar a 176 votos, es decir, una mayoría justa e inestable, por lo que no hay vía posible sin ERC, al menos, para los Presupuestos.

Fuentes del Gobierno atribuyen la decisión de Ciudadanos a la proximidad de las elecciones catalanas del 14 de febrero, en las que Arrimadas se juega no perder demasiado apoyo desde su victoria de 2017. Más aún al no ir en coalición con el PP.

Desde hace semanas, Moncloa y Ciudadanos estaban enfrascados en ese juego en el que los dos creían que el otro no podría levantarse de la mesa y, a su vez, el que lo hiciera tendría que justificarlo bien diciendo que el otro no ha querido realmente negociar. El juego tenía la variable de que, además, otra parte, la de Unidas Podemos, hacía lo imposible para echar a Ciudadanos de la mesa y dificultar en lo posible el intento de Moncloa, es decir, de Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez Pablo Iglesias Gabriel Rufián Ciudadanos Presupuestos Generales del Estado
El redactor recomienda