La AN imputa a López Madrid por recurrir a Villarejo en el caso Elisa Pinto: "Ponme pasta"
  1. España
"Chiquitín, daños y perjuicios"

La AN imputa a López Madrid por recurrir a Villarejo en el caso Elisa Pinto: "Ponme pasta"

La Audiencia deja al margen el supuesto acoso y apuñalamiento que investigó un juzgado de Madrid para centrarse en la posible contratación del comisario cuando seguía en activo

Foto: El ex consejero delegado del Grupo Villar Mir Francisco Javier López Madrid. (EFE)
El ex consejero delegado del Grupo Villar Mir Francisco Javier López Madrid. (EFE)

Nuevo frente judicial para Javier López Madrid. El ex consejero delegado del Grupo Villar Mir, propietario de OHL, acaba de ser imputado en la pieza 24 del caso Villarejo, en la que se investiga si contrató al comisario en 2013 para hostigar a la doctora Elisa Pinto e impedir que declarase en su contra. La pieza que se instruye en la Audiencia Nacional deja al margen el procedimiento que se siguió en el juzgado de instrucción 39 de Madrid, que el pasado septiembre propuso juzgar a López Madrid y a Villarejo, al concluir que ambos investigados pudieron cometer los delitos de acoso, amenazas y lesiones contra Pinto. La Audiencia Nacional, por el contrario, se centra en la contratación del comisario y en que este todavía era policía en activo cuando se produjeron los hechos investigados, lo que podría encajar con un delito de cohecho.

El magistrado Manuel García-Castellón atiende así la petición de la Fiscalía Anticorrupción y cita a declarar como investigados a López Madrid, Villarejo y uno de los socios del comisario, Rafael Redondo, en una fecha todavía por determinar. En un auto del 23 de noviembre al que ha tenido acceso El Confidencial, expone los indicios que se han ido recopilando a lo largo de la investigación del caso Villarejo y que explican la apertura de esta pieza, para lo que pone el foco en una serie de conversaciones que se remontan a enero de 2017. En ellas, "José Manuel Villarejo Pérez habla con sus interlocutores acerca de su relación con Elisa Pinto y, más concretamente, algunos aspectos concernientes al episodio de su presunto apuñalamiento, hechos que, como se ha expuesto, son objeto de investigación en un Juzgado de Instrucción de Madrid".

Foto: El exconsejero delegado del grupo Villar Mir, Francisco Javier López Madrid, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

Tras dejar atrás las referencias al acoso y supuesto apuñalamiento de Villarejo a la doctora, el magistrado se centra en dos frases que Villarejo dejó caer a sus interlocutores sobre el ex consejero delegado de Villar Mir. "Yo, cuando termine todo, cuando le meta la querella a la pava esta y a todos los que le han ayudado y tal y cual, hablaré con él, con Javierito [López Madrid]: 'Ponme un poquito de pasta, porque me has metido en un embolao y ni me has llamado para decirme...", dijo en un primer momento, según recogen los investigadores. "Le voy a decir: 'Chiquitín, daños y perjuicios", aseguró a continuación, siempre de acuerdo con las conversaciones intervenidas por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional.

A esto se suma que, entre la documentación intervenida en los registros, constan "notas informativas, artículos de prensa y archivos de audio en los que intervienen María Elisa Pinto Romero y terceras personas, así como Javier López Madrid y Rafael Redondo Rodríguez, entre otros". La propia agenda de Villarejo también refleja que el ex consejero delegado del Grupo Villar Mir supuestamente recurrió al comisario, como plasma una anotación fechada el 18 de mayo de 2017, que "hacía referencia directa al previsible resultado de una rueda de reconocimiento acordada y luego practicada en los juzgados de instrucción de Madrid". A la vista de estos indicios, el juez imputa a los tres por cohecho, tesis que se apoya en el hecho de que supuestamente fue contratado "cuando se encontraba en activo como funcionario policial".

Foto: El comisario José Manuel Villarejo. (EFE)

La imputación de los tres se acuerda a petición de la Fiscalía Anticorrupción, que en su escrito arranca con un duro párrafo para resumir el caso Villarejo y justificar la pieza 24 como parte de "la actividad delictiva desarrollada por el investigado José Manuel Villarejo Pérez, guiada por la satisfacción inmediata y sin escrúpulos de un afán personal de lucro que no puede ser considerada como ocasional o puramente individual".

"Por el contrario, su actividad delictiva aparece en la causa como un fiel reflejo de la corrupción que desde hace años habría infectado a un grupo de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, que aprovechando el manto de protección que le otorgarían sus respectivas condiciones de comisarios, y contando con otros funcionarios policiales de menor nivel que Ies serían incondicionalmente fieles —alguno de ellos ya identificados e investigados en el presente procedimiento-, se habrían convertido en una auténtica 'mafia policial', que actuaría para la exclusiva satisfacción de su afán de lucro, protegido por un alto poder de extorsión derivado del acceso a investigaciones e informaciones sensibles para la seguridad del Estado, información que además no dudarían en utilizar tanto para comerciar con terceros como para garantizar la impunidad de sus acciones antijurídicas", sostiene Anticorrupción.

El supuesto apuñalamiento a Pinto

Más allá de la pieza que se instruye en la Audiencia Nacional, la jueza de instrucción número 39 de Madrid propuso el pasado septiembre que se juzgue al empresario y al comisario por posibles delitos de acoso, amenazas y lesiones "con objeto peligroso" contra la doctora Elisa Pinto. En su auto, la magistrada Belén Sánchez concluye que existen indicios suficientes para concluir que ambos fueron los responsables de las amenazas telefónicas que sufrió Pinto desde finales de 2013, así como de las lesiones que sufrió el 10 de abril de 2014, cuando Villarejo supuestamente la apuñaló en la zona abdominal y huyó del lugar con una frase tajante como despedida: "López Madrid quiere que cierres la boca". Como consecuencia de estos hechos, Pinto padeció "herida inciso contusa de cinco centímetros no penetrante que precisó sutura".

Foto: López Madrid, en el centro, camino de una vista en la Audiencia Nacional. (EFE)

En cuanto a los delitos de acoso y amenazas, la jueza sostiene que "ha quedado indiciariamente acreditado" que, desde finales de 2013, Pinto recibió "llamadas y mensajes de Francisco Javier López Madrid o de personas a las que este encargó que realizaran dichas llamadas o enviaran mensajes a aquella desde diferentes teléfonos". Entre los mensajes en cuestión, su auto destaca expresiones como "vamos a seguir, puta"; "esto seguirá hasta que pagues todo lo que has hecho"; "te vamos a matar"; "volveremos a pincharte a ti y a tus hijos, te vamos a destrozar la vida o crees que puedes librarte sabiendo tanto", y "sabes que el final de todo esto será que te matemos, esto solo puede acabar acabando contigo, eres una puta loca que te has creído que te vas a salir con la tuya, ¿tus hijos están seguros?".

La jueza considera acreditado que uno de los móviles de los que provenían los mensajes amenazantes "pertenece a Francisco Javier López Madrid y otro figura a nombre de Valrin López como titular, habiéndose utilizado el DNI de Francisco Javier López Madrid para darlo de alta", lo que una vez más acorrala al empresario.

Nuevo frente judicial para Javier López Madrid. El ex consejero delegado del Grupo Villar Mir, propietario de OHL, acaba de ser imputado en la pieza 24 del caso Villarejo, en la que se investiga si contrató al comisario en 2013 para hostigar a la doctora Elisa Pinto e impedir que declarase en su contra. La pieza que se instruye en la Audiencia Nacional deja al margen el procedimiento que se siguió en el juzgado de instrucción 39 de Madrid, que el pasado septiembre propuso juzgar a López Madrid y a Villarejo, al concluir que ambos investigados pudieron cometer los delitos de acoso, amenazas y lesiones contra Pinto. La Audiencia Nacional, por el contrario, se centra en la contratación del comisario y en que este todavía era policía en activo cuando se produjeron los hechos investigados, lo que podría encajar con un delito de cohecho.

Javier López Madrid Elisa Pinto Audiencia Nacional Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda