Unidas Podemos exige extender el pacto antidesahucios a los cortes de suministros
  1. España
SIGUEN ALEJADAS LAS POSICIONES CON EL PSOE

Unidas Podemos exige extender el pacto antidesahucios a los cortes de suministros

Cuando se aprobó el primer estado de alarma por la pandemia el pasado mes de marzo, el Gobierno ya prohibió tanto los desahucios como los cortes de suministros

Foto: El presidente, Pedro Sánchez (c), junto al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d), la vicepresidenta económica, Nadia Calviño (2i), y la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en la XIX Cumbre bilateral España-Italia. (EFE)
El presidente, Pedro Sánchez (c), junto al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d), la vicepresidenta económica, Nadia Calviño (2i), y la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en la XIX Cumbre bilateral España-Italia. (EFE)

Paralizar los desahucios sin alternativa habitacional, al menos durante el estado de alarma y ampliándolo a las personas que ya sufrían vulnerabilidad antes de la pandemia, pero no solo. Para Unidas Podemos, también es una línea roja en su negociación con el PSOE que se prohíban los cortes de suministros hasta el próximo mes de mayo, coincidiendo con el fin del estado de alarma. Una medida sin la cual no retirarán su firma de la enmienda a los Presupuestos presentada conjuntamente con ERC y EH Bildu.

Las posiciones siguen alejadas y apenas ha habido avances en las conversaciones, según fuentes conocedoras de la negociación, más allá de la disponibilidad por ambas partes a llegar a un acuerdo. De este modo, tanto morados como socialistas han rebajado sus puntos de partida. Los socialistas, por su parte, se abren a ampliar los casos de vulnerabilidad por los que no se podrían ejecutar lanzamientos, en lugar de ceñirse a los afectados por la crisis del coronavirus. Eso sí, bajo la máxima de la "seguridad jurídica", en lo que están trabajando los técnicos del ministerio. Por la parte de UP, están dispuestos a rebajar los plazos durante los que se mantendría vigente la prohibición, fijando el límite en mayo de 2021 en lugar de finales de 2022.

Foto: Pedro Sánchez, junto a Pablo Iglesias. (EFE)

El objetivo inicial de ambos partidos era cerrar la semana con un acuerdo, después de que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias pactasen este lunes, durante una reunión en Moncloa, buscar una salida a la problemática de los desahucios. Se pretendía así que la enmienda se retirase antes de que la Comisión de Presupuestos trasladase el dictamen al pleno, para que no quedase viva y tuviese que ir a votación. Este martes, sin embargo, el PSOE votó en contra de la polémica enmienda de Unidas Podemos, ERC y EH Bildu.

La enmienda tendrá que ser así votada nuevamente en el pleno del Congreso que se celebrará el 3 de diciembre. Este es el plazo máximo que se han dado socialistas y morados para llegar a un acuerdo. El acuerdo que alcancen PSOE y Unidas Podemos deberá contar también con el apoyo de ERC y Bildu, puesto que también tienen sus firmas en la enmienda. Además, al pretender tramitar esta medida mediante un decreto que modifique otro previo relativo al escudo social para hacer frente a la pandemia, difícilmente contaría con los suficientes apoyos en el Congreso sin el concurso de los republicanos.

Foto: El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, este jueves en el Congreso. (EFE)

En este contexto de negociación por los desahucios, que lideran a un lado de la mesa el Ministerio de Transportes, dirigido por José Luis Ábalos, y al otro la vicepresidencia segunda, a través de la secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra, ERC y EH Bildu han avanzado su voto favorable a las cuentas públicas. Los republicanos lo hicieron este miércoles en su ejecutiva, mientras que los soberanistas vascos pedirán a su militancia ratificarlo este jueves en sus órganos de decisión. Se separan así ambos planos, los desahucios por un lado y los Presupuestos por otro, aunque la presión para abrir la negociación se produjo a través de la polémica enmienda a las cuentas públicas.

En línea con los desahucios, desde Unidas Podemos explican también que no retirarán su exigencia de prohibir los cortes de suministros, aunque sea una cuestión que ha estado más relegada de la agenda mediática. "No tiene sentido pedirle a la gente que se lave las manos permanentemente y que se estén produciendo cortes de suministros. Para que una vivienda se pueda considerar digna, los suministros tienen que estar garantizados", explicaban fuentes de la formación cuando intentaron sin éxito ampliar el escudo social en el seno del Ejecutivo. Ahora entienden que esta medida es innegociable, apoyándose en la llegada del invierno y el nuevo estado de alarma de seis meses.

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la presentación del proyecto de PGE. (EFE)

Cuando se aprobó el primer estado de alarma por la pandemia el pasado mes de marzo, el Gobierno ya prohibió los desahucios y los cortes de suministros, pero estos volvieron a producirse al no prorrogarse ninguna de las dos medidas. Para Unidas Podemos, se trata de una cuestión de urgencia que no puede esperar y que quieren acelerar, ampliando el denominado escudo social frente a la pandemia. El debate se centra, en este momento, tanto en el desarrollo de la medida, su contenido, como en la herramienta legislativa que se utilizará para aprobarla. La propuesta que coge más fuerza es que se apruebe un nuevo decreto sobre la ampliación del escudo social que modificaría el anterior. Se seguiría así el mismo procedimiento utilizado para la ampliación de los ERTE o, más recientemente, para la extensión de los créditos ICO.

Paralizar los desahucios sin alternativa habitacional, al menos durante el estado de alarma y ampliándolo a las personas que ya sufrían vulnerabilidad antes de la pandemia, pero no solo. Para Unidas Podemos, también es una línea roja en su negociación con el PSOE que se prohíban los cortes de suministros hasta el próximo mes de mayo, coincidiendo con el fin del estado de alarma. Una medida sin la cual no retirarán su firma de la enmienda a los Presupuestos presentada conjuntamente con ERC y EH Bildu.

Desahucios
El redactor recomienda