PSOE y UP prevén desatascar la comisión Kitchen tras la negociación de Presupuestos
  1. España
CLOACAS DEL ESTADO

PSOE y UP prevén desatascar la comisión Kitchen tras la negociación de Presupuestos

El plazo más ajustado marcado desde Unidas Podemos, entre la primera y la segunda semana de diciembre, coincide con la fecha límite para la reactivación de la reforma del CGPJ

Foto: El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (izq.) llega a la Audiencia Nacional el pasado viernes. (EFE)
El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (izq.) llega a la Audiencia Nacional el pasado viernes. (EFE)

Los grupos parlamentarios que sostienen el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, no prevén descongelar la comisión de investigación sobre la operación Kitchen hasta encarrilar la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. La pretensión de Unidas Podemos, según fuentes de la dirección parlamentaria, pasa por activar esta comisión, que ya aprobó el Congreso el pasado 1 de octubre, una vez se negocien las enmiendas parciales con el resto de grupos y se envíen las cuentas públicas al Senado, a partir del próximo 3 de diciembre. Con todo, los portavoces parlamentarios de ambos grupos todavía no han aterrizado los detalles sobre esta cuestión, al estar centrados en los Presupuestos, según reconocen fuentes de ambos partidos. Desde el PSOE, evitan poner fecha para su constitución, con un plazo ambiguo de las "próximas semanas", pero avanzan que su pretensión es que sea antes de final de año y una vez se descargue el trabajo sobre los Presupuestos, que involucra a prácticamente todos sus diputados. El grueso de las negociaciones sobre las enmiendas se sustanciará antes de dos semanas.

A partir de entonces, y previamente a la constitución de esta comisión que investigará la caja B del PP y el supuesto dispositivo policial clandestino para encubrirla, se tendrá que decidir quiénes componen la comisión, los miembros de la mesa, el plan de trabajo y, principalmente, las comparecencias. Respecto a esto último, existen más diferencias entre socialistas y morados. Especialmente controvertidas por diferentes motivos son las del comisario José Manuel Villarejo, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y el actual líder del PP, Pablo Casado. Los dos últimos dependen de una decisión del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por las implicaciones políticas e institucionales. El de Villarejo provoca muchas más dudas, por las acusaciones que puede lanzar en su comparecencia. De estos tres comparecientes, sobre el único que de momento parece haber menos discrepancias es sobre Rajoy.

Tenso careo entre Fernández Díaz y el que fuera su mano derecha en el Ministerio del Interior

La constitución de esta comisión se realizará al mismo tiempo que la del accidente aéreo de Spanair en 2008, cuyas conclusiones quedaron pendientes de elaborar en la legislatura pasada. Esta última lleva desde abril sin ponerse en marcha y ahora se ha tomado como referente para argumentar, apoyándose en las indicaciones de la Mesa del Congreso, que la investigación sobre Kitchen no se puede constituir antes. Al menos, al mismo tiempo, porque la de Spanair lleva más tiempo en espera desde que la aprobó el pleno del Congreso. "No hay ánimo de demora", insistía la portavoz de los socialistas, Adriana Lastra, este martes. Al mismo tiempo, justificaba que durante las últimas semanas se había producido una moción de censura, la aprobación del estado de alarma y ahora el debate sobre los Presupuestos, lo que habría dejado en un segundo plano esta comisión de investigación.

El plazo más ajustado marcado desde Unidas Podemos, entre la primera y la segunda semana de diciembre, coincide también con la fecha límite para la reactivación de la reforma del CGPJ si finalmente no hay acuerdo para su renovación con el PP. Desde el PSOE, niegan que la comisión sobre la operación Kitchen se esté utilizando como arma de presión sobre los populares, si bien se mantiene en el aire la lista de comparecientes, evitando confirmar si por ejemplo hay intención o no de llamar a comparecer al líder de la oposición, Pablo Casado. Para Unidas Podemos, deben comparecer tanto Casado como Rajoy, si bien en privado se reconoce que no pondrán líneas rojas a la propuesta de comparecientes que finalmente presenten los socialistas.

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, en el Congreso. (EFE)

La propia Lastra avisaba este martes en rueda de prensa en el Congreso de que a mediados de diciembre reactivarían la reforma exprés de la ley del poder judicial para renovar el CGPJ, ahora congelada para favorecer la negociación con el PP de cara a la renovación, porque para entonces tendrá cupo para llevarla al pleno del Congreso. La intención del PSOE es mantenerla en hibernación "hasta saber si el PP tiene a bien renovar" el CGPJ, pero marcando este plazo máximo de un mes. Un plazo que además coincide con las fechas que se barajan para constitución de la comisión de investigación sobre Kitchen.

El Gobierno tiene de plazo hasta el 30 de noviembre para comunicar al Congreso si da vía libre al debate de la iniciativa y, a partir de ahí, el PSOE podría llevarla al pleno a mediados de diciembre, según los plazos recogidos por Europa Press. "Que cumpla su palabra, que ya va siendo hora", aseguró Lastra, en referencia al líder del PP, Pablo Casado, tras recalcar que el PSOE está "cumpliendo" con la congelación de la reforma.

Foto: Mariano Rajoy (i) y Jorge Fernández Díaz (d), en una foto de archivo. (EFE)

La importancia que se otorga a esta comisión se deja entrever por el hecho de que la lista de comparecientes depende del visto bueno de Moncloa. Las dudas sobre el comisario Villarejo no se esconden. En julio de 2016, se constituyó y trabajó una comisión de investigación sobre la llamada policía patriótica. Entonces, el PSOE se alió con el PP para evitar la comparecencia de Villarejo, pese a la presión de Unidas Podemos y otros grupos. Para los morados, sería fundamental que comparezca Villarejo, además de otros "policías presuntamente corruptos", y consideran también fundamental que lo haga Rajoy.

Ahora, ha vuelto a haber fuertes presiones para que no comparezca el policía jubilado, por temor a las acusaciones que pueda lanzar. El propio Villarejo, en prisión preventiva, ha advertido en una entrevista en 'El País' sobre ese supuesto veto y, al tiempo, dejó caer la posibilidad de revelar, si comparece, los trabajos que hizo para gobiernos del PSOE. Ese temor es el que puede frenar la comparecencia.

Comisario Villarejo Presupuestos Generales del Estado Pedro Sánchez Adriana Lastra Pablo Casado
El redactor recomienda