La Fiscalía se querella contra dos hinchas del Espanyol por insultos racistas a Williams
  1. España
Le gritaron "uh, uh, uh, uh"

La Fiscalía se querella contra dos hinchas del Espanyol por insultos racistas a Williams

El jugador fue sustituido y "recibió de un sector de la grada gritos de menosprecio hacia su persona con la indudable intención de humillarle y lesionar su dignidad por motivos racistas"

placeholder Foto: Iñaki Williams recibió insultos racistas tras ser sustituido en el Espanyol-Athletic. (Foto: Athletic Club)
Iñaki Williams recibió insultos racistas tras ser sustituido en el Espanyol-Athletic. (Foto: Athletic Club)

La Fiscalía se ha querellado contra dos hinchas del RCD Espanyol por proferir insultos racistas contra el jugador del Athletic Club de Bilbao Iñaki Williams. Los hechos se remontan al pasado 25 de enero, cuando ambos equipos se enfrentaron en el estadio de Cornellá de Llobregat, en Barcelona, y los querellados empezaron a "reproducir repetidamente el grito 'uh, uh, uh, uh', onomatopeya que imita el sonido emitido por los monos y que, como es público y notorio, ha sido proferido en diversas ocasiones por grupos de aficionados de distintos países para menoscabar la dignidad de futbolistas de raza negra durante el transcurso de un partido de fútbol".

En el escrito presentado ante el juzgado decano de Cornellá de Llobregat, la Fiscalía apunta a la posible comisión de un delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas. A la espera de que el correspondiente tribunal decida si admite a trámite la querella, el Ministerio Público menciona el artículo 510.2 del Codigo Penal, que establece que "serán castigados con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de seis a doce meses quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de alguno de los grupos a que se refiere el apartado anterior", entre los que se encuentran el de pertenencia "a una etnia, raza o nación".

Foto: Iñaki Williams recibió insultos racistas tras ser sustituido en el Espanyol-Athletic. (Foto: Athletic Club)

Los insultos se produjeron en el minuto 69 del encuentro, momento en el que Williams fue sustituido y "recibió de un sector de la grada gritos de menosprecio hacia su persona con la indudable intención de humillarle y lesionar su dignidad por motivos racistas". En concreto, desde el sector 108 de la grada, "en la que se encontraban los querellados J. C. M. A. y K. B. G.". Su indentificación se produjo después de que el procurador de la Liga Nacional de Fútbol Profesional (Laliga) presentara una denuncia el 31 de enero y, tras una investigación de la Comisaría de Información de Mossos d’Esquadra, se estrechara el cerco en torno a ambos aficionados.

Las diligencias llevadas a cabo por la policía autonómica consistieron en revisar "las imágenes obtenidas de las cámaras de seguridad" y requerir a el Espanyol que "facilitara la identidad de los abonados titulares" que se encontraban en las localidades en cuestión, "así como de cualesquiera otras informaciones que permitieran la concreta identificación de los autores de los gritos racistas". Estas gestiones permitieron "identificar a tres autores, uno menor de edad y otros dos mayores de edad" contra los que se interpone ahora la mencionada querella. Ambos fueron citados en comisaría, pero el primero se acogió a su derecho a no declarar y el segundo ni siquiera se presentó.

El propio Williams denunció lo ocurrido tras el encuentro: "Me voy un poco triste por el empate y sobre todo porque he sufrido insultos racistas", declaró el delantero del Athletic Club de Bilbao ante las cámaras. "Es algo que ningún jugador de raza negra o cualquier raza quiere escuchar. Es algo que está totalmente fuera de lugar. La gente tiene que que venir al estadio a disfrutar, a animar a su equipo, a disfrutar del fútbol... Es un deporte de amistad, de equipo, y la verdad es que ha sido un día un poco triste. No tienen que ocurrir estos acontecimientos que quedan fuera de lugar".

Más tarde, Williams lanzó un mensaje a través de su perfil de Twitter: "Es muy triste que a día de hoy sigamos viviendo escenas de racismo en el fútbol. Tenemos que acabar con ello entre todos. Gracias por vuestro apoyo". El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo retuiteó para mostrarle su apoyo: "No podemos seguir tolerando este tipo de comportamientos racistas. En el fútbol, en el deporte, también se educa, y debemos educar en la tolerancia y el respeto". El presidente de LaLiga, Javier Tebas, también condenó lo ocurrido a través de Twitter: "Hoy hemos dado un paso atrás en el trabajo comenzado hace años [...] LaLiga asume su responsabilidad".

Racismo Insultos
El redactor recomienda