Los Presupuestos, primer paso para la estabilidad mirando al 14-F
  1. España
debate parlamentario de las cuentas

Los Presupuestos, primer paso para la estabilidad mirando al 14-F

La votación de totalidad es el primer paso de la estrategia para reforzar el bloque de investidura y garantizar la estabilidad tras las catalanas, en las que necesita la victoria de ERC

Foto: El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, pasa ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. (EFE)
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, pasa ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. (EFE)

El Gobierno de coalición supera esta semana una prueba fundamental para avanzar en la legislatura, la admisión a trámite de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. El paso se completará en enero con su aprobación definitiva. Y el siguiente, consecuencia del que se abre hoy, será el de las elecciones autonómicas catalanas del 14 de febrero. De todos ellos dependerá la estabilidad del Gobierno de Pedro Sánchez.

Ambos acontecimientos políticos están relacionados porque forman parte de una misma estrategia y porque, además, la votación de los Presupuestos este jueves servirá para incrementar aún más la brecha en el independentismo catalán, a tres meses de unas elecciones con repercusiones en los apoyos futuros del Ejecutivo.

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la presetación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado. (EFE)

El debate se inicia este miércoles con la intervención de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y se votará a mediodía del jueves. Los diputados de ERC, Ciudadanos, PNV, Bildu, PDeCAT, Más País-Equo, Compromís, Partido Regionalista de Cantabria (PRC), Teruel Existe y Nueva Canarias sumarán 199 votos a favor de que se sigan tramitando los Presupuestos.

Enfrente se situarán los 151 de PP, Vox, JxCAT, Foro Asturias, la CUP, Coalición Canaria y el BNG, a los que se sumará UPN, que no presenta enmienda propia, pero sí ha avanzado su intención de apoyar la retirada del proyecto.

Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (Pedro Ruiz)

El paso es importante, pero es aún más la puerta política que se abre para que pueda haber cuentas públicas por primera vez desde 2018 y para que la legislatura avance hasta cerca de su final. La estabilidad está en juego y por esta parte parece asegurada.

Quedan flecos de las negociaciones en forma de enmiendas o de condicionantes políticos como el de Ciudadanos, que ha asegurado que supedita el voto final a que se elimine una enmienda pactada entre el Gobierno y ERC sobre el castellano en la ley de educación. Es un giro de última hora de Inés Arrimadas que no ha aguantado la presión interna y externa. Hace una semana ponía su voto a los Presupuestos por encima de la ley de Educación y ahora rectifica. En todo caso, sus 10 votos a finales de diciembre son convenientes para el Gobierno, pero no imprescindibles.

Pero, en todo caso, y salvo accidente, habrá Presupuestos y se habrá reforzado el bloque que hace poco más de un año facilitó la investidura de Pedro Sánchez. Un año después de las elecciones del 10-N, el presidente ha consolidado el bloque. Se ha seguido la línea deseada por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, frente a la opción de otros en el Gobierno y en el PSOE, que preferían optar por Ciudadanos. Además, el líder de Unidas Podemos quiere reforzar aún más ese bloque, para blindarlo para el futuro de las tentaciones de pacto con el partido de Inés Arrimadas y las tentaciones de engordar a los naranjas como futuros socios de los socialistas.

Foto: Gobierno y Ciudadanos se sientan a negociar los Presupuestos. (EFE)

Y se ha reforzado el bloque por el pegamento que da el rechazo de sus socios a la derecha, extrema derecha y centro derecha de PP, Vox y Ciudadanos, y también por pactos paralelos a los Presupuestos que refuerzan ese bloque. Por ejemplo, con la citada enmienda sobre el castellano, el acercamiento de presos de ETA a cárceles del País Vasco y transferencias a Euskadi como la de prisiones. También el compromiso de indulto a los condenados por el 'procés' soberanista y el cambio de la tipificación del delito de rebelión.

El bloque está configurado para avanzar tras las elecciones autonómicas catalanas del 14 de febrero. Para ello, el pacto más o menos tácito pasa por la victoria de ERC, para que este partido pueda llegar a la Generalitat (ahora, Pere Aragonès solo está en funciones), probablemente con apoyo de PSC y quizá de los 'comuns'.

Ese es un paso imprescindible para abordar la mesa de diálogo y un “proceso político” comprometido al inicio de la legislatura, pero bloqueado por acontecimientos como la negativa de Joaquim Torra, la presión de Carles Puigdemont y la condena del primero en el Tribunal Supremo, entre otras.

Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el Congreso. (EFE)

Hay que recordar que a las elecciones del 10-N, hace solo un año, Sánchez fue con la promesa de traer a Puigdemont a España y reformar el Código Penal para volver a penalizar la convocatoria ilegal de referéndum. Esas dos promesas las formuló el presidente del Gobierno mirando a cámara en un debate preelectoral, pero ahora está en otra cosa.

De hecho, el Gobierno necesita que ERC gane las elecciones y ha formalizado una relación de socio privilegiado con el partido de Aragonès, Oriol Junqueras y Gabriel Rufián, como condición necesaria para garantizar su estabilidad. Esa relación trasciende la votación de los Presupuestos y es tan importante para el Gobierno que en gran medida ha supeditado su estrategia, agenda y calendario para privilegiar y cuidar a ERC.

Si ERC no ganara esas elecciones, el Gobierno tendría mucho más difícil garantizar la estabilidad con este partido y con la candidatura de Carles Puigdemont al frente de la Generalitat. A ese resultado apuesta Sánchez gran parte de su futuro.

La otra vinculación de la votación del jueves con el 14-D se refiere a la posición de los partidos independentistas representados en el Congreso. Dos de ellos, JxCAT (partido de Puigdemont) y la CUP, han presentado enmiendas de totalidad y, por tanto, votarán en contra del Gobierno de coalición y sus aliados. Por contra, ERC y cuatro diputados del PDeCAT (procedían del mismo bloque de Puigdemont) apoyarán las cuentas. Estos últimos formalizan su nueva posición de acuerdo con Sánchez y la posibilidad de convertirse en nuevos socios de lo que la derecha llama despectivamente Gobierno Frankenstein.

Por último, la votación es también la confirmación de Bildu como socio del Gobierno, superando definitivamente el cordón sanitario a la izquierda 'abertzale'. Se abstuvo en la investidura y ahora se reúne y negocia con el Gobierno y vota a favor en la mayoría de sus decisiones.

Foto: los-porsupuestos-generales-de-iglesias
Los 'Porsupuestos Generales' de Iglesias
Rubén Amón Vídeo: Patricia Seijas

En la oposición, Ciudadanos entra de momento en la mayoría Frankenstein, a falta de resolver sus dudas y presiones antes de la votación definitiva a finales de diciembre. Y Pablo Casado, que se supone que intervendrá por el PP, volverá a ser examinado de centrismo y moderación. Para ambos, también hay un horizonte estratégico en esas elecciones autonómicas que empieza esta semana con los Presupuestos. Hablan de ir juntos como en el País Vasco, pero el PP está inequívocamente contra el Gobierno y Ciudadanos apoya la tramitació de los Presupuestos, aunuqe su voto definitivo depende de la condición estratégica citada sobre el uso del castellano en la educación.

En 2019, Pedro Sánchez perdió una votación como la del jueves y anunció elecciones anticipadas. En realidad, ya había decidido días antes convocarlas cuando vio la foto de Colón, pero esta votación le sirvió de coartada. Ahora salva la legislatura con esa votación.

El Gobierno de coalición supera esta semana una prueba fundamental para avanzar en la legislatura, la admisión a trámite de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. El paso se completará en enero con su aprobación definitiva. Y el siguiente, consecuencia del que se abre hoy, será el de las elecciones autonómicas catalanas del 14 de febrero. De todos ellos dependerá la estabilidad del Gobierno de Pedro Sánchez.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) PSOE Inés Arrimadas Terrorismo Ciudadanos Pablo Casado PSC Tribunal Supremo Código Penal Pablo Iglesias Foro Asturias Coalición Canaria (CC) Nueva Canarias BNG Presupuestos Generales del Estado Unión del Pueblo Navarro Catalán ETA (banda terrorista) Partido Popular (PP) Pedro Sánchez Bildu
El redactor recomienda