Mil migrantes al día llegan a Canarias: los sobrepasados policías piden ayuda "urgente"
  1. España
a la península, 50 PERSONAS diarias

Mil migrantes al día llegan a Canarias: los sobrepasados policías piden ayuda "urgente"

Los policías se ven sobrepasados por la situación y reclaman más personal, pero el ministro Marlaska dice que son suficientes y tienen los medios "precisos" para afrontar la crisis

placeholder Foto: Salvamento Marítimo traslada a la costa a inmigrantes rescatados. (EFE)
Salvamento Marítimo traslada a la costa a inmigrantes rescatados. (EFE)

La llegada masiva de pateras a Canarias está superando todos los récords. Este fin de semana, han alcanzado el litoral de las islas alrededor de 1.000 personas diarias procedentes de diversos puntos de África. Hoteles llenos, complejos turísticos al completo, carpas improvisadas sin hueco, muelles a rebosar y hasta dependencias policiales saturadas... Ayer llegó otro millar y tuvieron que ser alojados en el 'parking' de una comisaría, según confirman desde Jupol, el sindicato mayoritario de la Policía Nacional. Todas las instalaciones que monta la Cruz Roja, en definitiva, se quedan pequeñas para albergar a los extranjeros en un contexto que además va a más. Así lo han reconocido desde las oenegés que operan en la zona en varias ocasiones durante estos últimos días.

El propio Ministerio de Inclusión y Migraciones confiesa a El Confidencial que la capacidad de auxilio del Gobierno está superada. "Hemos tenido que afrontar este incremento de la presión migratoria en Canarias con un sistema de acogida bastante débil", explican desde el departamento dirigido por José Luis Escrivá, que admite que hace apenas un año las islas contaban con solo un centenar de plazas, por las más de 3.000 que hay en la actualidad tras habilitar espacios que no estaban pensados para estos fines.

placeholder 'Parking' de las dependencias policiales canarias preparado para alojar inmigrantes.
'Parking' de las dependencias policiales canarias preparado para alojar inmigrantes.

Pero incluso estas plazas se están quedando cortas. "Necesitamos tener más recursos estables y estamos trabajando en ello", admiten fuentes del ministerio, que cuentan que el pasado jueves el Ayuntamiento de Las Palmas cedió un colegio para que las oenegés lo reconvirtieran en centro de acogida. El próximo paso, reconocen desde el departamento de Escrivá, es que el Ejército ceda también algunas de sus instalaciones. El ministerio reconoce que el incremento del número de llegadas se ha producido en un "contexto especialmente complicado" por el auge de los contagios por coronavirus, aspecto que está incidiendo directamente en la capacidad de devolución a su país de estos extranjeros que acceden de forma ilegal.

"Las fronteras con Argelia o Marruecos están cerradas y no podemos devolverlos, como establece la Ley de Extranjería", asegura un policía nacional destinado en Canarias que prefiere permanecer en el anonimato. Este agente dice que ha visto entrar en el país estos días a migrantes que fueron expulsados hace meses por orden judicial y que ahora tienen el acceso prohibido. "No se está cumpliendo la ley", zanja el funcionario, cuyas quejas son voceadas por los sindicatos de la Policía Nacional, que piden más medios y efectivos para atajar el aluvión de pateras.

placeholder Un cayuco con 118 migrantes de origen subsahariano, entre ellos 12 posibles menores, llegó el pasado viernes al muelle de Los Cristianos, al sur de Tenerife. (EFE)
Un cayuco con 118 migrantes de origen subsahariano, entre ellos 12 posibles menores, llegó el pasado viernes al muelle de Los Cristianos, al sur de Tenerife. (EFE)

Desde Alternativa Sindical de Policía (ASP), denuncian que los inmigrantes llegan con su documentación y que la Cruz Roja, que se encarga de ellos, les emite un certificado que en la práctica les sirve para transitar por toda Europa. Añaden que los agentes obligados a permitir la circulación con este papel se quejan ante sus jefes, pero que estos les responden que están obligados a cumplir las órdenes. "Diariamente, la Cruz Roja envía a la Península más de medio centenar de inmigrantes", sostienen desde el mencionado sindicato, que también se queja de la falta de efectivos de que dispone la Policía para hacer frente a esta ola migratoria. "Hemos tenido dos policías para controlar a 50 personas", protestan desde ASP.

En la misma línea se pronuncian desde Jupol, el sindicato con más asociados del cuerpo. "Los niveles de entradas a Canarias han superado ya la crisis de los cayucos de 2006", aseguran desde la organización, que pide al Ministerio del Interior dotar "de manera urgente" a los policías de "medios materiales y humanos" para desempeñar su labor. "La situación está provocando que la plantilla se haya visto sobrepasada; quitan policías de otros destinos para dedicarlos a esto, lo que provoca una menor atención a los ciudadanos", analiza el secretario provincial de Jupol en Canarias, Aarón Tanausu. "Han aumentado los vuelos para dar salida a los inmigrantes hacia la Península", subrayan desde Jupol, que confirma así las denuncias de ASP y del Sindicato Unificado de Policía (SUP), que ha pedido a la Dirección General un refuerzo de las comisarías de las islas con motivo de la presente crisis.

placeholder Casi 600 migrantes llegaron entre la noche del sábado y las primeras horas de la mañana del domingo a Canarias a bordo de tres pateras. (EFE)
Casi 600 migrantes llegaron entre la noche del sábado y las primeras horas de la mañana del domingo a Canarias a bordo de tres pateras. (EFE)

"Este año, ya han llegado más de 12.000 personas por patera a Canarias, por las poco más de 1.000 que accedieron en todo 2019", arguyen desde el SUP. "Es una presión migratoria que impacta en las plantillas de la Jefatura Superior de Policía", concluye el sindicato, que en concreto explica que la llegada masiva de inmigrantes obliga a los altos mandos a quitar agentes de sus funciones habituales para reasignarlos en las brigadas de extranjería y seguridad ciudadana con el fin de que se hagan cargo del recibimiento a los africanos, de certificar su reseña, custodiarlos y conducirles.

"Esta situación exige un refuerzo de las plantillas bajo la figura de la atribución temporal de funciones para la realización de tareas que, por causas evidentes de sobrecarga de trabajo, no pueden ser atendidas por los funcionarios destinados allí", sostienen desde el SUP, que reclama más agentes especializados para llevar a cabo las labores que ahora tienen más demanda, pues no todos los policías están preparados y los que hay son muy escasos para asumir tanto trabajo. Un agente de Policía Científica explica a El Confidencial que está trabajando entre 10 y 12 horas al día y que cada jornada llega a hacer entre 200 y 300 reseñas de extranjeros, cuando lo normal es no hacer más de una docena.

placeholder El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en Canarias junto a la comisaria europea de Interior, Ilva Johansson, y el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. (EFE)
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en Canarias junto a la comisaria europea de Interior, Ilva Johansson, y el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. (EFE)

"Esto es una barbaridad", valoran desde Jupol, organización que ha dado prioridad al problema de la inmigración en Canarias y ha enviado estos días a su secretario general, Chema García, a las islas para ver sobre el terreno lo que pasa. Su visita ha coincidido con la del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que también se ha desplazado a Canarias junto a la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, para observar en directo cómo los policías tratan de poner orden al fenómeno. La visión de sindicatos y representantes de la Administración, sin embargo, se encuentra muy alejada.

Jupol denunció que el muelle de Arguineguin, donde durante las últimas semanas se han ido amontonando la mayor parte de inmigrantes, "se limpió" un día antes de que el ministro visitara las islas. Cinco aviones el miércoles y otros seis el jueves se llevaron a 400 de los 1.000 extranjeros que estaban apilados en la infraestructura portuaria para que Marlaska y la comisaria europea presenciaran solo una parte de la dantesca escena que ofrecía el lugar días antes. Interior niega categóricamente esta acusación. "Es mentira", zanjan desde el departamento responsable de la seguridad del Estado, que rechaza también que los policías no dispongan del material adecuado. "Los policías cuentan con los medios precisos y necesarios", trasladó el propio ministro Grande-Marlaska en rueda de prensa desde Canarias.

placeholder Algunos de los migrantes, en improvisados alojamientos. (EC)
Algunos de los migrantes, en improvisados alojamientos. (EC)

Tampoco coinciden sindicatos y administración en si hay o no efectivos suficientes para controlar la enorme masa de personas que se agolpan en el muelle. Según Interior, el dispositivo policial que vela por la seguridad allí "depende del número de migrantes que haya en cada momento". "En los picos, se refuerza y hay hasta medio centenar de policías", aseguran desde el ministerio, cuya versión dista mucho de la sindical. "Hemos llegado a estar apenas una docena de funcionarios para 1.200 inmigrantes y esto es una ratio inasumible, porque tanta gente hacinada representa un riesgo; no ha pasado nada, pero entraría dentro de lo normal que ocurriera y 12 policías no podrían hacer nada para controlar esa situación", explican desde Jupol.

"Nos sentimos muy abandonados", expresa el agente destinado en Canarias que no quiere revelar su identidad. "Necesitamos personal urgentemente", añade el funcionario ubicado en Policía Científica, unidad absolutamente sobrepasada que a duras penas logra reseñar a los cientos de inmigrantes pero que de modo alguno consigue completar el trabajo en el archivo. "No les da tiempo a terminar su trabajo, a cerrar los expedientes en la oficina, con lo que hay mucha labor que se queda sin hacer", completan desde Jupol, que demanda también equipos informáticos para agilizar el trabajo, además de personal.

Cientos de canarios se manifiestan en Arguineguin contra la situación de los inmigrantes

De momento, los cayucos están llegando a islas capitalinas, donde hay más plantilla de Policía Nacional y existe una mayor organización. Sin embargo, la cosa puede ir a peor si las pateras alcanzan otras zonas de Canarias. "Si esto pasa en Lanzarote o Fuerteventura, donde hay mucho menos personal, el colapso será total", vaticina Pablo Moscoso, representante de Jupol. "No tienen nada previsto", zanja el portavoz sindical, que no recuerda haber vivido nunca una situación así y con tan pocas expectativas de una pronta solución.

Inmigración Canarias Cruz Roja José Luis Escrivá Coronavirus Policía Nacional Ministerio del Interior Ley de Extranjería Fernando Grande-Marlaska
El redactor recomienda