Es noticia
Menú
Tensión en la lista constitucionalista para Cataluña: Cs no contempla no liderarla
  1. España
EL PP RECELA AHORA DEL POSIBLE ACUERDO

Tensión en la lista constitucionalista para Cataluña: Cs no contempla no liderarla

El posible acuerdo de Cs y PP para las elecciones catalanas no pasa por su mejor momento. Los populares recelan del pacto. Y Arrimadas no cederá en el liderazgo

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de Cs, Inés Arrimadas. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de Cs, Inés Arrimadas. (EFE)

El reloj hacia las elecciones catalanas está en marcha y avanza. Si los plazos se cumplen, el Parlament quedará disuelto el 21 de diciembre y los comicios se celebrarán el 14 de febrero. Pese a la fecha, la lista constitucionalista que pretende aglutinar a Ciudadanos, PP y otros actores de la política y la sociedad no vive precisamente un momento de enamoramiento.

Más bien lo contrario. Las tensiones no han dejado de crecer ante la nueva realidad política: los populares se han crecido frente al partido naranja, al que ven más debilitado que nunca. Ayer mismo el presidente del PP, Pablo Casado, viajó a Barcelona para arropar a su candidato, Alejandro Fernández. También Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, participó en un acto con el suyo, Carlos Carrizosa. Y si algo tiene claro Ciudadanos es que no cederá en el liderazgo porque entiende que la única vía para el acuerdo es que su formación esté al frente.

Aunque Casado fue el artífice de la propuesta de coalición 'España Suma' (con el objetivo puesto en las generales de 2019) el presidente del PPC siempre ha mostrado sus reparos al pacto en Cataluña. Ahora, y especialmente por el auge interno y externo de Casado tras la moción de censura de Vox, el entorno de Fernández entiende que el PP "vuelve a ser atractivo" en Cataluña y esa percepción, insisten, "cuenta mucho" en una negociación.

placeholder Alejandro Fernández (i) y Carlos Carrizosa (d). (EFE)
Alejandro Fernández (i) y Carlos Carrizosa (d). (EFE)

De hecho, el propio Casado reconoció en el comité ejecutivo nacional de esta semana que el partido se pondrá ya a preparar la precampaña con Fernández y el resto de compañeros, "porque son la mejor alternativa a la fractura que presentan los independentistas". No hubo ninguna referencia a posibles alianzas o a la necesidad de "sumar" frente a la amenaza del separatismo como en otras ocasiones. Sin ir más lejos, en la ejecutiva celebrada este verano después de las elecciones gallegas y vascas, el punto de vista de Casado era distinto. Incluso cuando los resultados de la coalición en Euskadi no fueron todo lo buenos que se esperaba, el líder de los populares continuó defendiendo pactos preelectorales con los naranjas.

Algunos barones territoriales como el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, respaldaron la tesis de Alejandro Fernández, que reconocía un cierto "temor" por la confusión que podría generarse en los votantes si acudían a las urnas de la mano de Ciudadanos, especialmente por la nueva estrategia de Arrimadas de llegar a acuerdos con Pedro Sánchez en el Congreso. Tanto Casado como la dirección nacional naranja reconocían entonces una sintonía total en los gobiernos autonómicos que comparten y en posibles pactos de futuro. De hecho, fue Arrimadas la que se abrió a un acuerdo cerrado para tres comunidades (Galicia, Euskadi y Cataluña). Pero ahora las cosas han cambiado y está por ver si el acuerdo será posible.

Foto: El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (EFE)


En Ciudadanos son más optimistas porque insisten en que el planteamiento de la alianza en Cataluña no atiende a otros criterios que aunar fuerzas contra el independentismo. "Y eso es lo que tiene que decidir el PP. Si comparte esta idea o no. Y tendrá que hacerlo muy pronto", reconocen desde la cúpula naranja, señalando que el acuerdo, si es que llega, deberá cerrarse en las próximas semanas. La interlocución de ambos en Cataluña es continua pero todavía no se han producido reuniones para hablar de las elecciones.

En todo caso, la línea roja para la formación de Arrimadas está clara: no contemplan en ningún caso no liderar la candidatura. Hacen hincapié en que son la primera fuerza política del Parlament con 36 escaños, frente a los 4 que cosechó el PPC en 2017. "Nadie ponía en duda que el PP liderara la coalición en el País Vasco y nadie puede pensar que Ciudadanos no la lidere en Cataluña", repiten una y otra vez. No asumen la tesis de los populares sobre las encuestas (que auguran una caída importante de los naranjas) e insisten en que los números en estos momentos son los que dejaron las elecciones de 2017 (Arrimadas las ganó) y que esos serán los que actúen como base para la negociación.

placeholder Inés Arrimadas acompañada de Carlos Carrizosa y Lorena Roldán. (EFE)
Inés Arrimadas acompañada de Carlos Carrizosa y Lorena Roldán. (EFE)

Ciudadanos, además, cambió a su candidata elegida por primarias, Lorena Roldán, por el presidente del grupo en el Parlament, Carlos Carrizosa, asegurando que era un primer "gesto" de acercamiento al PP y a otros actores para constituir una candidatura conjunta. Renunciaban a su cabeza de cartel, que además es portavoz en el Senado, para dar paso a un candidato con el que el resto de implicados pudieran sentirse más cómodos. Una cesión que Alejandro Fernández ya consideró insuficiente en su momento. "Carrizosa representa de igual manera a Ciudadanos", zanjaban en su entorno.

Tampoco cala en el partido naranja la idea de que su estrategia en el Congreso, con los estados de alarma y los próximos presupuestos, pueda influir en el acuerdo con el PP, sobre todo ahora que Casado confirma un giro al centro político en el que ellos ya estaban. Ambos votaron que no a la moción de Vox y el PP se abstuvo en la prórroga del estado de alarma para seis meses. "Ciudadanos ya estaba ahí porque nosotros estamos en el centro. Pero si el PP se acerca a este espacio, aquí estamos".

El reloj hacia las elecciones catalanas está en marcha y avanza. Si los plazos se cumplen, el Parlament quedará disuelto el 21 de diciembre y los comicios se celebrarán el 14 de febrero. Pese a la fecha, la lista constitucionalista que pretende aglutinar a Ciudadanos, PP y otros actores de la política y la sociedad no vive precisamente un momento de enamoramiento.

Pablo Casado Ciudadanos Inés Arrimadas Pedro Sánchez
El redactor recomienda