La Fiscalía del Supremo asume una nueva investigación que afecta a Juan Carlos I
  1. España
SE SUMA A LA DE LA DONACIÓN DE ARABIA SAUDÍ

La Fiscalía del Supremo asume una nueva investigación que afecta a Juan Carlos I

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha dictado este martes un decreto para que las nuevas diligencias pasen de Anticorrupción a la Fiscalía del Supremo por afectar al Rey emérito

Foto: El rey emérito Juan Carlos. (Reuters)
El rey emérito Juan Carlos. (Reuters)

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha abierto una nueva línea de investigación que afecta a Juan Carlos I. Las diligencias se suman a las pesquisas sobre "la donación" de 100 millones de dólares que el Rey emérito recibió en 2008 de Arabia Saudí y que, como adelantó El Confidencial, están a punto de llegar a su fin con la petición del Ministerio Público de archivar las mismas porque considera que por aquel entonces estaba protegido por la inviolabilidad que le otorga la Constitución. Con esta postura como telón de fondo, la Fiscalía del Supremo asume ahora otra investigación que llega desde Anticorrupción y que, una vez más, pone el foco en el padre de Felipe VI.

La propia fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha dictado este martes un decreto para que las nuevas diligencias pasen de Anticorrupción a la Fiscalía del Supremo al afectar al emérito. Así lo ha anunciado la Fiscalía General del Estado en una nota en la que sostiene que "en los hechos investigados" resulta "involucrado el hoy Rey emérito, Juan Carlos de Bordón", sin concretar en ningún momento el contenido de estas nuevas pesquisas. Pese a ello, según adelanta 'ElDiario.es', las nuevas diligencias se centrarían en los gastos de varias tarjetas de crédito que usaban tanto Juan Carlos I como la reina Sofía, entre otros miembros de la familia real.

Foto: Fotografía de archivo de Juan Carlos I. (Reuters)

El mencionado diario apunta a que Anticorrupción comenzó a indagar en el uso de estas tarjetas porque las mismas se abonaban desde una cuenta en la que ni el Rey emérito ni su familia aparecen como titulares. Los movimientos bajo sospecha se habrían producido además tras la abdicación de Juan Carlos I, entre 2016 y 2018, por lo que en principio ya no gozaría de la inviolabilidad que lo blindaba ante la anterior investigación. Más allá del Rey emérito y su mujer, 'ElDiario.es' apunta a que varios de sus nietos también habrían hecho uso de estas tarjetas, pero las diligencias en ningún caso se extenderían a Felipe VI, Letizia Ortiz, Leonor de Borbón o su hermana Sofía.

En la nota en cuestión, la Fiscalía General del Estado apunta además que el 29 de octubre se acordó incoar "diligencias de naturaleza gubernativa, en cuyo trámite se ha dado traslado a la Inspección Fiscal, a fin de comprobar las condiciones de custodia y acceso de los expedientes". Una vez más, el Ministerio Público deja en el aire el contenido de estas nuevas diligencias, que parecen apuntar a una posible filtración, pero sostiene que "con su resultado se acordará lo procedente" y que ya se ha comunicado al "delegado de Protección de Datos de la Fiscalía General del Estado a los oportunos efectos".

La primera investigación, en la recta final

Como adelantó El Confidencial el pasado 30 de octubre, la Fiscalía del Tribunal Supremo no ha terminado de redactar el informe sobre las primeras diligencias que tiene entre manos desde el pasado junio, pero la decisión ya está tomada: antes de las navidades, pedirá al alto tribunal que se archive la investigación prejudicial en torno al Rey emérito. La Fiscalía considera que la inviolabilidad que le otorga la Constitución hasta su abdicación impide interponer una querella contra él y, a la vista de este blindaje, descarta que incurriera en un delito de blanqueo o en una infracción tributaria.

Foto: El rey Juan Carlos saluda desde su coche en una imagen de 2012. (EFE)

Pese a ello, el Ministerio Público planea incluir un duro relato sobre las actividades del anterior jefe del Estado en su escrito, entre las que destaca la donación de 64,8 millones de euros que recibió en 2008 de Arabia Saudí y que se sigue investigando en Suiza, pero también los supuestos regalos que recibió del sultán de Omán, Qabus bin Said al Said, o del rey marroquí, Mohamed VI. La duda pasa ahora por el futuro de las nuevas diligencias que asume la Fiscalía del Tribunal Supremo, que en principio pondrían el foco en una etapa en la que el Rey emérito ya no estaba protegido por la inviolabilidad.

Fiscal General del Estado Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda